miércoles, 5 de mayo de 2021

Maria Cookies Bundt Cake

  Pues aquí vuelvo, con una receta que he repetido ya unas cuantas veces, pero para la que nunca sacaba un hueco para fotografiar y poder enseñaros el resultado. Es un bizcocho realmente delicioso, da igual las veces que lo repita, todo el mundo lo agradece. Yo creo que  mi subconsciente no me dejaba hacerle fotos para que no parara de repetirlo...jajaja



  Y a pesar de que yo ya no pueda comer estas cosas, no quiere decir que no las siga preparando para los demás. De cualquier manera yo tampoco solía comer mucho de mis propios dulces, así que eso no me cuesta demasiado, bueno, quizás con el bizcocho que os traigo hoy un poquito, pero cuando no se puede, pues no se puede.



  Y es que a raíz de todo esto no puedo comer ni grasas, ni sal, ni azúcar porque resulta que también soy diabética, esa siempre ha sido una herencia esperada. Curioso tener un blog de repostería una diabética como yo, pero bueno, cosas más raras se habrán visto...digo yo.

  Ingredientes:

* 250 gr. de mantequilla, a Tª ambiente.

* 200 gr. de azúcar (yo suelo utilizar azúcar fina de repostería o caster sugar, pero no hay problema con el azúcar normal).

* 3 huevos, a Tª ambiente.

* 1 cucharada de extracto de vainilla.

* 300 gr. de galletas María.

* 225 gr. de leche condensada.

* 1 cucharadita de polvo de hornear.

* 1 pizca de sal.

* 120 ml. de leche o suero de leche (yo ya le he puesto de todo, suero de leche, nata agria, yogurt, leche,... y con todo ha salido bien, éste en concreto lleva suero de leche).



  Preparación:

- Precalentamos el horno a 180ºC y engrasamos el molde que vayamos a utilizar.

- En un procesador de alimentos trituramos las galletas hasta convertirlas en polvo. Lo reservamos junto a la sal y la levadura.

- En un bol pequeño mezclamos la leche condensada con el suero de leche (o la leche, o lo que uséis)

- En el vaso de la batidora mezclamos la mantequilla y el azúcar a velocidad media-alta hasta que ahay blanqueado y aumentado su volumen.

- Añadimos los huevos, uno a uno, batiendo bien entre ellos para que se vayan integrando bien a la masa.

- Agregamos la vainilla y batimos de nuevo.

- Bajamos la velocidad y vamos añadiendo poco a poco los ingredientes secos, alternando con los líquidos, empezado  y terminando con los secos, hasta obtener una mezcla homogénea.

- Vertemos la masa en el molde y horneamos durante 60 minutos, o hasta que al insertar un palillo, este salga limpio. Yo, a la media hora le coloco un trozo de papel de aluminio en la parte superior del molde para que no se dore demasiado.

  Pues hasta aquí he llegado hoy, una receta nueva que os recomiendo que hagáis sí o sí y que la probéis, que está la mar de rica. Yo, a pesar de no poder comerlos, seguiré preparando cositas para los que me rodean, que ellos no tienen la culpa, así que muchos besotes y hasta la próxima entrada.

miércoles, 28 de abril de 2021

Chocolate Layer Cake

  Algunos os preguntaréis que qué ha pasado conmigo en estas semanas, otros lo sabéis ya, per en cualquier caso no he dicho nada por aquí, así que toca contar la historia y es que hace justo un mes sobre esta hora estaba ingresada en la observación de urgencias y casi camino de la UCI, había sufrido un infarto y tenían que someterme a un cateterismo para despejar algunas arterias obstruidas.



  La cosa estaba más complicada de los que parecía en principio y tuvieron que someterme a un segundo cateterismo dos días después, y parece ser que me libré de la intervención en quirófano abierta en canal porque a pesar de que es una intervención dolorosa aguanté bastante bien el tirón.

  Total, que ayer, mientras celebrábamos el cumple de mi pequeño me daba cuenta de que estaba viva y por suerte, debo decirlo, me pilló trabajando, así que gracias a la intervención de mis compis todo fue rapidísimo. Así que eso, que estoy viva, al principio estaba eufórica, había salido de ese trance y todo el mundo ha sido conmigo..., bufff, no tengo palabras de agradecimiento para expresarlo. Unos días después vino el bajón, asimilar algo así es no es fácil y me encontraba agobiada, saturada y sin ganas de nada.

  Pero ayer era el cumple de mi peque y sí o sí tenía que estar a la altura, prepararle su tarta y estar a su lado, que un poco más y no estoy pa contarlo.

  Ingredientes:

  Para el bizcocho:

* 2 tazas de harina para todo uso.

* 2 tazas de azúcar.

* 3/4 taza de cacao en polvo, sin azúcar.

* 2 cucharaditas de polvo de hornear.

* 1+1/2 cucharaditas de bicarbonato sódico.

* 1 cucharadita de sal.

* 1 taza de leche.

* 1/2 taza de aceite vegetal, yo lo he usado de oliva.

* 2 huevos.

* 2 cucharaditas de vainilla en pasta.

* 1 taza de agua hirviendo.

  Para la cobertura:

* 1 taza de nata bien fría.

* 4 cucharadas de azúcar, eso a vuestro gusto.

* 3 cucharadas de cacao en polvo (tipo Cola-Cao).



  Preparación:

  Del bizcocho:

- Forramos y engrasamos tres moldes para la tarta de unos 18-20 cm. y precalentamos el horno a 180ºC.

- En un bol tamizamos juntos la harina, el caco, el polvo de hornear, el bicarbonato y la sal.

- Vamos añadiendo sin dejar de batir, la leche, el aceite, los huevos y la vainilla hasta que nos quede una mezcla suave.

- Agregamos por último el agua hirviendo y mezclamos  hasta que nos quede una mezcla homogénea.

- Repartimos la masa en los moldes y horneamos entre 25-30 minutos o hasta que al insertar un palillo, este salga limpio.

- Una vez retirados del horno los dejamos reposar en el molde unos 10 minutos tras los cuales retiramos del molde y envolvemos en film transparente, yo los suelo preparar por la tarde y los dejo así envueltos hasta el día siguiente.

  De la cobertura:

- Echamos la nata bien fría junto con el azúcar  y el cacao en el vaso de la batidora y batimos a velocidad alta con las varillas hasta que veamos nuestra mezcla bien montada

  Montaje:

- Pues colocamos nuestras capas de bizcocho alternando con las capas de nata y la recubrimos a nuestro gusto.

  Como veis es una tarta sencilla, pero según mi familia es la mejor que he hecho jamás de chocolate, así que los voy a creer. No creáis que no he preparado nada en estas semanas, es que no tenía ganas de hacer fotos y tampoco de escribir entradas con recetas pendientes que andan por ahí. Pero hoy me ha parecido un buen momento, además he querido acompañar la tarta con esa bandeja que me hizo mi peque hace ya algunos años por el Día de la Madre por eso de que está cerca también y aunque yo tenga una madre horrible debo decir que mis hijos me han hecho sentirme a mí la mejor madre del mundo. Bueno, que seguiré por aquí, contándoos mi vida y nuevas recetas, que muchos besotes y hasta la siguiente entrada.

lunes, 22 de marzo de 2021

Pestiños

  Bueno, pues hoy os traigo la receta de uno de mis dulces favoritos, y es que los pestiños con miel son una verdadera delicia. Nunca me había lanzado a prepararlos hasta el año pasado y tras probar varias recetas me quedé con ésta, la más sencilla de todas, no lleva especias, ni ralladura de limón ni nada y desde luego que se la podéis añadir si os gustan más así, pero a mí me gusta tal cual, sin más.



  Esta tarde quiero preparar otra tanda para llevarla mañana al trabajo, el año pasado gustaron mucho, así que este año no puedo dejar de llevar unos poquitos para mis compis. No está el año para ir de procesiones, aunque este año los turnos que me tocan tampoco me hubieran dejado ir a muchas, pero podemos vivir un poquito de Semana santa comiendo, por ejemplo, estos pestiños.

 Aún tengo pan para torrijas, así que algunas más caerán también. Al menos así se nos hace un poquito más ameno el trabajo y es que los últimos turnos están siendo regulares, con  mucha tarea y parece que en medio de esta pandemia la gente está mucho más exigente y demandante y con ganas de pelea, lo que hace aún más duros los turnos. Hace poco nos dijeron un piropo precioso: "Sois unas revorcás" fue, que bien sirve para decirnos que somos unas pu..., como que somos unas guarras y unas puercas, y todo eso mientras se saltaba el horario de visita como siempre, total, que así da gusto trabajar.

   Ingredientes:

* 100 ml. de vino dulce, yo he usado uno de Málaga.

* 100 ml. de aceite de oliva.

* Una pizca de sal.

* 300 gr. de harina.

* Aceite para freír.

* 200 ml. de miel.

* 50 ml. de agua.



  Preparación:

- Echamos el vino blanco y el aceite en la Thermomix  y programamos durante 10 segundos a velocidad 3.

- Ponemos la Thermomix a velocidad 1 y vamos agregando la harina poco a poco, a cucharadas, una vez terminamos de añadir la harina programamos 1 minuto a velocidad espiga.

- Hacemos una bola, estiramos bien la masa, que nos quede finita y con un cortador le damos la forma que  prefiramos, bien cuadrados que después uniremos por dos de las esquinas, o círculos a los que también les daremos la forma de pestiños uniendo dos extremos.

- Ponemos a calentar el aceite en una sartén y en un cazo la miel con el agua, cuando el aceite esté en su punto, ni frío ni muy caliente porque si no se quedarán crudos nuestros pestiños comenzamos a freírlos y ya dorados los pasamos directamente por la mezcla de miel y agua, donde los mantendremos sumergidos durante unos 20 segundos.

- Una vez hayamos hecho los dos pasos los pasamos a una fuente y listo.

  Pues si os gustan los pestiños, no dejéis de probar esta receta que os traigo hoy porque os va a encantar, quedan con la textura perfecta y bañados en la miel son simplemente perfectos. A ver si esta semana me da tiempo a traeros una nueva entrada, así que hasta la próxima receta y muchos besotes.

martes, 16 de marzo de 2021

Torrijas de Baileys de fresas

  Claro que no podía dejar pasar estas fechas sin preparar unas torrijas, mira que me gustan y me encanta probar con unos sabores y otros. En esta ocasión he probado con un Baileys de fresas que compré en Navidad y que estaba sin abrir y es que en casa no bebemos nada, pero siempre procuro tener estas cosillas por ahí para cuando llegan momentos como estos pues darle un toque distinto a mis recetas.



  La verdad es que el sabor es diferente pero rico rico, no te esperas ese regustillos que le da la fresa y sorprende desde el primer bocado. En el trabajo todos decían que estaban buenísimas pero que qué llevaban y es que a veces lo cuento de primeras, pero otras me lío con los timbres o a preparar la medicación y se me olvida por completo, así que tengo intrigados a mis compis un ratillo.


  Total, que es una receta de torrijas diferente pero que no deberíais dejar escapar para no perderos una delicia. Os dejo con ella, no varía mucho del modo tradicional de prepararlas, quiero decir que el funcionamiento siempre es el mismo, pueden cambiar un poco las proporciones, pero para eso os la pongo por aquí, para que vayáis sabiendo cuánto tenéis que poner de cada cosa.

  Ingredientes:

*Pan de torrijas.

* 2 tazas de leche.

* Cáscara de limón.

* Rama de canela.

* 1 taza de Baileys de fresas.

* 2 huevos.

* Aceite vegetal para freír.

* 200gr. de miel.

* 50 ml. de agua.




  Preparación:

- Por un lado calentamos la leche con la rama de canela y la cáscara de limón hasta que hierva. Una vez infusionada la leche retiramos del fuego y dejamos enfriar.

- Una vez esté frío lo agregamos el Baileys de fresas y mezclamos bien, que quede todo bien integrado.

- En otro bol batimos los huevos.

Vamos pasando las rebanadas de pan primero por la mezcla de leche y después las mojamos en el huevo y cuando el aceite esté bien caliente las freímos a fuego medio-alto hasta que estén bien doraditas.

- Las pasamos a un plato con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite y vamos preparando el almíbar de miel.

- Ponemos los ingredientes en un cazo y dejamos que hiervan durante un buen rato, la mezcla debe burbujear bastante.

- Vamos pasando nuestras torrijas por la miel, dándoles la vuelta para que se empapen bien de la miel y ya está.


  Últimamente me cuesta mucho sentarme a publicar, también es verdad que he estado liada preparando un detallito para una amiga que va a dar a luz en nada y eso me ha tenido ocupada, ya os iré enseñando por el Facebook, ya cuando lo vea ella, que digo yo que el paquetito le llegará pronto. Bueno, que muchos besotes y hasta la próxima receta, como siempre.

sábado, 6 de marzo de 2021

Spéculoos Bundt Cake

  Sí, hace ya unos días que no publicaba, y no será por recetas, porque he preparado un montón y aún sin hacer fotos de todo, tengo 6 recetas con fotos ahí guardadas y pendientes de publicación. Hoy quería traeros algo sencillo y fácil de hacer, pero que hará las delicias de todos en casa... o donde sea.



  No he estado tan agotada como para no preparar cosas, ya os digo, hasta alguna foto he hecho, aunque tengo que decir que tengo que repetir un montón de recetas porque han salido de escándalo pero iba siempre apurada y no tenía mucho tiempo para hacer fotos. Y ya ganas de publicar, pocas, de verdad que hay que tener mucha fuerza de voluntad para hacerlo todo, hasta para esto del blog, así que me he tomado unos días en los que he decidido frenar un poco y aunque no paraba mucho, al menos esto del blog me lo he tomado con más calma.

  Ya nuestro servicio ha vuelto a ser nuestro servicio, arrancamos este martes y se nos veía a todos contentos por recuperar algo de nuestra normalidad, y nuestros médicos también se mostraban satisfechos por volver a trabajar con nosotros y es que algunos llevamos ya muchos años en Digestivo y son pacientes que controlamos muy muy bien, lo que a ellos les supone una gran tranquilidad.

  Ingredientes:

* 420 gr. de harina.

* 1 cucharadita de polvo de hornear.

* 1 cucharadita de sal.

* 500 gr. de azúcar.

* 200 gr. de mantequilla sin sal, a Tª  ambiente.

* 200 gr. de crema de spéculoos.

* 4 huevos, a Tª ambiente.

* 1 cucharadita de extracto de vainilla.

* 120 ml. de leche.



  Preparación:

- Precalentamos el horno a 180ºC y engrasamos el molde que vayamos a utilizar.

- En un bol tamizamos juntos la harina, el polvo de hornear y la sal.

- En el vaso de la batidora con la paleta batimos la mantequilla, la crema de spéculoos y el azúcar.

- Agregamos los huevos, de uno en uno, batiendo bien entre ellos, para que queden bien incorporados.

- Añadimos ahora la vainilla y volvemos a batir.

- Incorporamos la harina ahora poco a poco, alternando con la leche.

- Vertemos en el molde y horneamos durante unos 55-60 minutos o hasta que al insertar un palillo, éste salga limpio.

- Una vez horneado dejamos reposar en el molde 10 minutos, tras los cuales desmoldamos y dejamos que termine de enfriar sobre una rejilla.

  Pues hoy de momento os dejo ya, quiero dejar algunas cosillas rematadas, hay que ver que siempre tengo muchas cosas que hacer, y claro el día que voy de 14 horas no puedo, y después la noche, ese día aprovecho para dejar comidas preparadas y los salilntes de vela son horribles, con los años lo llevo cada vez peor, pero es lo que hay. Total, que aquí seguiré sacando tiempo y ganas de donde pueda para seguir con mis recetitas, así que, como siempre, muchos besotes y hasta la próxima entrada.

sábado, 20 de febrero de 2021

Franzbrötchen

  Pues por aquí vengo de nuevo con una receta para darle vidilla al finde, aunque yo en un rato empezaré con otra, para llevar algo al trabajo para el café, que mañana tocan 14 horas inmersa en Villa-Covid. 



  Tras los efectos adversos de la vacuna la semana pasada ya he vuelto al trabajo, a estas largas jornadas acompañadas de Epis, gafas, pantallas y mascarillas. Los turnos se hacen eternos, al contrario que los descansos, que cuando te vienes a dar cuenta ya se han pasado y toca volver a empezar.

  Y así transcurren las semanas, en una rutina asfixiante que no nos permite hacer mucho más si queremos ser cuidadosos, alguna compra, algún paseo,..., ya está. Sí, esta semana la fatiga pandémica está haciendo estragos en mí, tengo días mejores y peores e intento buscar ilusiones, pero ahí está.

  Una sigue soñando con ese día en el que todo esto pase, pero parece que no va a llegar nunca, lo que sí que llegan son noticias de nuevas variantes del virus que nos hacen la lucha aún más dura y nos acompaña una incertidumbre que lo convierte todo en  algo aún  más insoportable.

  Hoy tengo uno de esos días, no lo puedo remediar. Pero ahí seguiremos, pensando en cosas que podremos hacer algún día de nuevo y conformándome con mis recetas y mis camisetas para hacerlo todo más llevadero. Hoy os traigo unos rollitos de canela alemanes, con una masa un poco más recia que los que ya todos conocemos, pero estupendos para acompañar la sobremesa.

  Ingredientes:

  Para el bollo:

* 200 ml. de leche.

* 75 gr. de mantequilla sin sal, a Tª ambiente.

* 500 gr. de harina de fuerza.

* 7 gr. de levadura seca de panadería.

* 50 gr. de azúcar.

* 1 huevo.

* Una pizca de sal.

  Para el relleno:

* 40 gr. de mant6equilla sin sal, a Tª ambiente.

* 100 gr. de panela.

* 2 cucharaditas de canela en polvo.

  Preparación:

- Derretimos la mantequilla en el microondas ( unos 25-30 segundos más o menos) y mezclamos con la leche.

- Colocamos en el vaso de la batidora la mezcla anterior, el huevo, el azúcar, la harina y la levadura seca y con el gancho amasamos 10 minutos.

- Formamos una bola, la colocamos en un bol engrasado y dejamos levar entre 60 y 90 minutos.

- Estiramos la masa con el rodillo hasta obtener un grosor de unos 2 mm.

- Precalentamos el horno a 200ºC.

- Calentamos la mantequilla para el relleno y pintamos la masa, tras ellos, espolvoreamos la panela y la canela.

- Enrollamos la masa y hacemos unos cortes en diagonal.

- Colocamos sobre la bandeja de horno forrada con papel encerado y con la ayuda del mango de una cuchara o un tenedor hacemos una marca profunda en el centro.

- Horneamos unos 10-15 minutos, hasta que adquiera un tono dorado.

- Servir aún templados.

  Pues ya está por hoy, os dejo que tengo muchas cosas que hacer porque tengo que hacer la comida de hoy, dejar lista para la familia la de mañana, preparar un bizcochito y estampar una camiseta a la que ya le he dado el toque tye-dye. Como veis, intento mantener mi cabeza y mis manos ocupadas para no caer en la desesperación, y así llegaremos hasta la próxima entrada, hasta entonces, como siempre, muchos besotes.

domingo, 14 de febrero de 2021

Strtawberry Lamingtons for lovers

  Bueno, pues siento deciros que ésta tampoco ha sido una buena semana, parezco una penas, pero es la verdad. Me pusieron la segunda dosis de la vacuna, y aunque yo suponía que pudiera dar alguna reacción no esperaba que fuera para tanto: fiebre, inflamación de ganglios, dolor de cabeza, dolor osteo-muscular, etc., vamos, como una gripe.



  En cualquier caso mi doctora de cabecera no se ha fiado, me ha pedido una PCR y me tiene confinada hasta mañana que me den los resultados. Ya hoy estoy mejor, y estoy segura de que tan sólo han sido los efectos de la vacuna y en cierto modo lo pienso y me digo para mí misma, que menos mal que sólo ha sido eso, que no quiero pensar lo mala que me podía haber puesto de haberme infectado, me da miedo sólo de imaginarlo. En fin, he llegado hasta aquí y como me decían mis compis el otro día para darme consuelo, en unos cuantos días, cuando alcancemos la inmunidad seremos aún más inmortales...jajaja

  Para rematar la semana ha fallecido el padre de una compañera y amiga, además de una forma dramática y no poder acompañarla aunque sólo fuera un poquito en este trance me duele en el alma, aquí encerrada sin poder hacer gran cosa.


  Tampoco he podido salir a comprarle un regalo a mi maridín para celebrar este día, así que ayer que me encontraba un poquito mejor me puse a preparar estos Lamingtons para que mi chico no le falte un detalle mío. Ya sabéis que a mí me gusta celebrar etas fechas aunque tengan un tinte comercial, yo disfruto celebrando que mi marido y yo, a pesar de las dificultades, nos seguimos queriendo, y mucho.

   Ingredientes:

* 210 gr. de harina para todo uso.

* 225 gr. de azúcar fino para repostería.

* 25 gr. de harina fina de maíz.

* 2 cucharaditas de polvo de hornear.

* 1 cucharadita de extracto de vainilla.

* 225 gr. de mantequilla sin sal, a Tª ambiente.

* 4 huevos, a Tª ambiente.

* 3 cucharadas de leche semi-desnatada.

* Un bote de mermelada de fresa.

*  Un sobre para preparar gelatina de fresa.

* Coco rallado.

  Preparación:

- Pre-calentamos el horno a 180ºC.

- Tamizamos la harina, la harina de maíz y el polvo de hornear, y junto con el azúcar los ponemos todo junto en el vaso de la batidora, y mezclamos bien.

- Añadimos el resto de los ingredientes y batimos de nuevo a velocidad media-alta. Sólo hasta que los ingredientes estén bien integrados, hay que evitar batir más de la cuenta, porque la mezcla resultaría mucho más pesada.

- Para hacer los Lamingtons escogeremos un molde cuadrado o rectangular, lo engrasamos y horneamos durante 45 minutos.

- Dejamos enfriar unos 10 minutos en el molde, entonces desmoldamos y dejamos que termine de enfriar sobre una rejilla.

- Una vez frío, envolvemos en film transparente y lo dejaremos reposar durante 24 horas.

- Preparamos la gelatina según las instrucciones del fabricante, la dejamos enfriar, hasta ese punto justo donde empezaría a cuajar, y cuando esté lista cortaremos el Victoria Sponge en cudraditos o rectángulos, en este caso en corazones.

- Cortamos los corazones por la mitad y los rellenamos con mermelada.

- Pasamos los bizcochitos por la gelatina e inmediatamente después por el coco rallado, como si estuviéramos empanando unos filetes, los dejamos reposar sobre una rejilla con un papel o trapo debajo para evitar manchas, y ya los tenemos listos para servir.

  Ya sé que os la pongo un poco tarde, me hubiera encantado ponerla un par de días antes por si la queríais hacer, pero las circunstancias mandan y hasta hoy no ha podido ser, ya me encuentro mejor y estoy a la espera del resultado de la PCR y de que me den el alta para poder volver al campo de batalla, a luchar, ahora inmune. Y claro, no dejaré de preparar cositas para mis compis y de ponerlas por aquí, así que muchos besotes y hasta la próxima receta.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...