martes, 7 de julio de 2020

Glazed Chocolates Angel Food Cake

  La receta de esta semana es un bizcocho ligerito ligerito para que acompañar nuestro cafelito en estos días de calor sea un verdadero placer. Un bizcocho hecho a base de claras pero con el toque del chocolate que hará que los más golosos lo disfruten de lo lindo.


  Y es que encontrarnos con este verano diferente y que a algunos se nos hayan truncado un poquito o un muchito nuestros planes no quiere decir que tengamos que estar tristes y cabizbajos. Yo, a pesar de que incluso la salud no me acompaña porque tengo una celulitis que me tiene el ojo izquierdo hinchado y que hace que parezca Quasimodo estoy intentando tomármelo con filosofía.


  Estoy de vacaciones, así que aunque no pueda hacer uno de esos viajes que tanto me gustan y que en cualquier momento puede aparecer un rebrote que haga que volvamos al comienzo y que obligue a que los sanitarios tengamos que volver al frente de batalla, voy a intentar disfrutar lo que pueda de estos días de desconexión, aunque sea tomando antibióticos y antiinflamatorios cada 6 horas.

  Quiero retomar la lectura, y es que pesar del confinamiento no fui capaz de concentrarme y leerme algún libro, quiero pasar tiempo con mi familia, aunque no nos hayamos separado con esto del confinamiento, quiero disfrutar del aire libre, quiero pensar en otras cosas que no sean las de todos los días y quiero seguir haciendo mis pasteles y haciendo disfrutar a los míos, ahora sin estar pendiente del día o de la hora porque me tengo que ir a trabajar.


  Así que centraré estos días de descanso en esas cosas y soñaré también con nuestro próximo viaje, que algún día tendrá que ser digo yo. De momento os dejo con la receta y ya pensaré con cuál os acompaño la semana que viene.

  Ingredientes:

  Para el bizcocho:

* 1+1/2 tazas de claras de huevo ( vienen a ser unas 10), a Tª ambiente.
* 1 taza de harina.
* 2 tazas de azúcar, dividida.
* 1/2 taza de cacao en polvo sin azúcar.
* 1 cucharadita de cremor tártaro.
* 1 cucharadita de vainilla en pasta.
* 1/4 cucharadita de sal.

  Para el glaseado:

* 1/2 taza de chocolate al 50% de cacao.
* 3 cucharadas de natal.
* 1/2 taza de chocolate blanco.
* 3 cucharadas de nata.


  Preparación:

  Del bizcocho:

- Precalentamos el horno a 180ºC.

- En un bol tamizamos la harina junto con el caco y después añadimos 1 taza de azúcar y mezclamos bien. Reservamos.

- En el vaso de la batidora echamos nuestras claras y añadimos el cremor tártaro, la vainilla y la sal y batimos con las varillas a velocidad media hasta que forme picos suaves.

- Sin dejar de batir vamos agregando el azúcar poco a poco, de 2 cucharadas en 2 cucharadas, hasta que consigamos un merengue brillante y que forme picos rígidos.

-  Ahora con una legua pastelera incorporamos la mezcla de harina, de media taza en media taza y la vamos integrando con las claras con movimientos envolventes y suaves. hasta acabar con la mezcla de harina.

- Transferimos la masa a nuestro molde para Angel Food Cake y lo colocamos en la rejilla más baja del horno durante uno 50 minutos.

- Una vez horneado invertimos el molde y lo dejamos reposar durante una hora boca abajo.

- Pasada la hora pasamos un cuchillo por los lados del molde y desmoldamos.

  Del glaseado:

- Derretimos el chocolate con las 3 cucharadas de nata, bien en microondas, bien al Baño María y movemos hasta que quede todo bien integrado.

- Derretimos el chocolate blanco con las 3 cucharadas de nata, bien en microondas, bien al Baño María y movemos hasta que quede todo bien integrado.

- Rociamos sobre el pastel ambos glaseados y...ya está.



  Pues receta contada, yo sigo con mis cosas y espero que preparéis y disfrutéis esta receta como lo hemos hecho nosotros. Muchos besotes y hasta la próxima receta.

martes, 30 de junio de 2020

Nutella Swirl Muffins

  Esta semana os traigo una receta rica rica y que a parte de llevar unos ingredientes muy sencillos tampoco necesita de mucho tiempo de preparación y para colmo estas muffins están deliciosas, os aseguro que desaparecerán en un pispás. Al menos eso fue lo que ocurrió con las que llevé al trabajao y con las que dejé en casa.


  No lo puedo negar, me encanta buscar una receta, probar a ver qué sale y cuando todo sale perfecto a la primera, llega el mejor momento, que es ver la cara de los que la prueban. La cara que espero con más ansia y que me hace más gracia es la de mi hijo mayor, él suele ser el primero en probarla, paro mi sesión de fotos y lo llamo y entonces da un bocado, no hace falta que diga nada, me basta con verle los ojos, ya sé si la receta es estupenda o normalita.

  Si me apuráis creo que es lo mejor de cada nueva receta, esa carita lo vale todo para mí y es que disfruto viendo esos ojitos abiertos de par en par buscando otro bocado, eso lo dice todo, no hace falta más. Llevo haciendo esto mismo durante años, él ya es muchacho y no me canso de verlo cada vez. Tan sólo eso ya merece la pena.


  Después vienen los cumplidos de los compis y demás, y no es que no me guste, pero ese momento de ver a mi niño probando es lo mejor del mundo. Creo que por eso nunca termino de dejar esto de hacer pasteles y aunque me pase largas temporadas menos activa nunca lo dejo del todo.

  Ingredientes:

* 1+1/2 taza de harina para todo uso.
* 3/4 taza de azúcar.
* 1/2 cucharadita de sal.
* 2 cucharaditas de polvo de hornear.
* 1/3 taza de aceite de oliva.
* 1 huevo.
* 1/3 taza de leche.
 * 1 taza de Nutella.


  Preparación:

- Precalentamos el horno a 220ºC y preparamos nuestro molde rellenándolo con las cápsulas que escojamos.

- En un bol tamizamos la harina, la sal y el polvo de hornear y lo mezclamos bien con el azúcar.

- En otro bol combinamos los ingredientes húmedos, es decir, el aciete de oliva, el huevo y la leche.

- Mezclamos los ingredientes secos con los húmedos, los justo, que quede bien integrado pero sin mezclar en exceso.

- Repartimos la masa en los moldes y sobre la masa echamos una cucharada de Nutella que removemos con un palillo.

- Horneamos a 220ºC durante 5 minutos y después unos 14 minutos a 175ºC.

- Una vez horneados los dejamos reposar en el molde durante unos 5 minutos, tras los cuales desmoldamos y dejamos que terminen de enfriar sobre una rejilla.


  Pues otra semana más y otra recetita más. Después de un confinamiento donde las recetas fluían por las redes sociales parece que todo se ha calmado un poco y nos quedamos los de siempre, esperemos que todo continúe así y seamos los mismos locos los que sigamos con nuestra pasión por la cocina, total, no es que seamos pocos...jajaja. En fin, muchos besotes y hasta la próxima entrada.

martes, 23 de junio de 2020

Lemon Curd Bundt Cake

  Pues hola a todos desde "la nueva normalidad" en la que ya podemos desplazarnos por España, llenar las terrazas de los bares y llevar la mascarilla como nos salga de las narices, nunca mejor dicho. En fin, que con mucha prudencia, podemos hacer una vida medio-normal.


  Yo entretanto vengo a seguir con la misma vida, mis turnos en el hospi y llevando la casa palante como siempre, eso sí, mi marido sigue con tele-trabajo en casa y los chicos ya empiezan sus vacaciones. Me encanta tenerlos por aquí, aunque eso sí, a veces me apetecería tener una de mis mañanas sola en casa, aunque haciendo mis cosas, pero con esa soledad a veces tan necesaria.

  Aunque a este paso creo que falta bastante para eso, así que si quiero un ratito de soledad me parece que me voy a tener que conformar con irme al baño un rato...jajaja.


  Así que mis ratitos en la cocina, preparando mis pasteles son mi pequeña parcela, aunque vayan apareciendo todos por la cocina preguntando que qué estoy haciendo o que qué hay para comer, por eso, a pesar de los calores sigo haciendo cositas y de paso, pues llevo algo para mis compis que siempre lo agradecen.

  Ingredientes:

* 250 gr. de mantequilla sin sal, a Tª ambiente.
* 125 gr. de azúcar blanco.
* 125 gr. de azúcar moreno.
* 4 huevos grandes, a Tª ambiente.
* 200 ml. de crema agria.
* 400 gr. de harina.
* 200 gr. de lemon curd.
* El zumo y la ralladura de un limón.
* 3/4 cucharadita de bicarbonato sódico.
* 1 cucharadita de polvo de hornear.


  Preparación:

- Precalentamos el horno a 170ºC y engrasamos el molde.

- En un bol mezclamos el zumo del limón junto con la ralladura. Reservamos.

- En otro bol tamizamos juntos la harina, el bicarbonato sódico y el polvo de hornear.

- En el vaso de la batidora  a velocidad medio-alta batimos la mantequilla con el azúcar hasta obtener un mezcla pálida y esponjosa.

- Añadimos los huevos uno a uno, sin dejar de batir, batiendo entre ellos para que queden bien integrados en la mezcla.

- Agregamos la crema agria y batimos de nuevo, como unos 3 minutos.

- Incorporamos la mitad de la mezcla de harina, mezclamos, añadimos el zumo de limón con la ralladura y después la otra mitad de la harina. Batiendo hasta que nos quede una masa homogénea.

- Vertemos en el molde engrasado y horneamos durante unos 50-60 minutos o hasta que alinsertar un palillo, este salga limpio.


  Pues aquí tenéis la receta de esta semana, deciros que está rica rica y que gustó mucho, el lemon curd le da un toque diferente a otros bizcochos de limón. Yo de moemnto os dejo para pasar uno de esos ratitos en la cocina. Muchos besotes y hasta la próxima entrada.

martes, 16 de junio de 2020

"Everything will be fine" Cupcakes


  Vosotros diréis que qué le ha dado ahora a esta loca que le llama a unos cupcakes "todo irá bien". Bueno, os lo voy a explicar, quizás un  poco loca sí que esté, pero necesitaba algo que me animara y hoy precisamente más, es mi cumple y seguro que todos habéis tenido una de esas temporadas en las que nada os salía a la primera, pues yo estoy en una de esas rachas, pero una de esas que ya van durando años.


  El caso es que los arcoiris se han puesto muy de moda con todo esto de la pandemia, y en mi curro las compis están en modo unicornio, con gorritos con unicornios y arcoiris, si hasta el hule de la mesa del office que han  puesto es así. En fin, que me pareció una buena idea plasmarlo en forma de cupcakes y como encima esta tarde me toca ir de curso al hospi (me encanta celebrar mi cumple pasando 4 horas aprendiendo sobre el manejo de la nutrición enteral, todo sea por mis pacientes), pues he decidido llevarles hoy una docenita para que disfruten un poquito.


  Ya sé que no se arregla nada por hacer unos cupcakes así o asao, pero quiero pensar que hoy es el día de inflexión, el día en que mi actitud positiva va a hacer que las cosas empiecen a salir un poco mejor al menos. Es el día perfecto para pedir deseos no?, pues ese es el mío.


  Ingredientes:

  Para el cupcake:

* 1+1/2 taza de harina para todo uso.
* 1/4 taza de harina fina de maíz.
* 1 cucharadita de polvo de hornear.
* 1/4  cucharadita de bicarbonato sódico.
* 1/4 cucharadita de sal.
* 1/2 taza de mantequilla sin sal, a Tª ambiente.
* 1 taza de azúcar.
* 3 claras de huevo a Tª ambiente.
* 3 cucharaditas de extracto de vainilla.
* 1/2 cucharadita de extracto de almendras.
* 1/2 taza de crema agria, a Tª ambiente.
* 1/2 taza de leche, a Tª ambiente.

  Para el frosting:

* 230 gr. de mantequilla, a Tª ambiente.
* 240 gr. de azúcar glas tamizado.
* 170 gr. de chocolate blanco derretido y enfriado.
* 1/4 cucharadita de sal.


 
  Preparación:

  Del cupcake:

- Precalentamos el horno a 180ºC y preparamos el molde con las cápsulas de papel que hayamos escogido.

- En un bol tamizamos juntos la harina, el polvo de hornear, el bicarbonato sódico y la sal. Reservamos.

- En el vaso de la batidora batimos la mantequilla a velocidad alta durante aproximadamente 1 minuto para suavizarla.

- Agregamos el azúcar y batimos durante otros 2 minutos, hasta que nos quede una mezcla suave, pálida y esponjosa.

- Incorporamos las claras de los huevo y los extractos y batimos a velocidad media hasta que estén bien integrados.

- Añadimos la crema agria y volvemos a batir.

- Es el momento de verter los ingredientes secos que teníamos reservados, a velocidad baja, hasta que todo quede bien combinado.

- Por último echamos la leche y batimos lo justo hasta obtener una mezcla homogénea.

- Repartimos la masa en los moldes rellenando 3/4 de los mismos y horneamos durante 19-22 minutos, o hasta que al insertar un palillo, este salga limpio.

- Una vez horneados dejamos que enfríen antes de glasear.

  Del frosting:

- Batimos la mantequilla con las varilla a velocidad media-alta hasta que esté suave y cremosa.

- Añadimos el azúcar glas y continuamos batiendo a velocidad-medio-baja hasta que se integre bien todo.

- Agregamos el chocolate blanco y la sal y batimos de nuevo, a hora a velocidad medio-alta hasta que nos quede un frosting homogéneo.


  El cupcake es de un sabor sencillo, de vainilla, pero no dejéis de preparar esta receta porque es absolutamente fantástica y me decanté por ella porque cualquier sabor que le pongas al frosting le queda bien. El frosting es de chocolate blanco, pero el toque de sal hace que no quede demasiado empalagoso, sino suave y delicioso.

  Yo os dejo ya porque ya que voy a tener una tarde ocupada y fuera de casa quiero disfrutar de un desayuno especial con mi familia. Aquí os dejo con estos cupcakes y mis recién cumplidos 46 años, ahí es nada. Muchos besotes y hasta la próxima entrada.

martes, 9 de junio de 2020

Apple Cake

  Hoy os traigo este pastel de manzana fácil fácil de hacer y que ahora fresquito es un postre estupendo con estos calores que ya nos acompañan. Lo preparé dos veces, primero lo hice en casa un día para nosotros y me pareció tan bueno que me decidí a prepararlo  para el trabajo, así nos alegrábamos las 14 horas de rigor que se hacen tan tan largas.


  Normalmente comemos siempre tarde y con prisas porque siempre suenan tropecientos timbres, a veces justificados, a veces no, pero es lo que hay. Y muchas veces con ese familiar cotilla al que se le va a descolgar el cuello por el mostrador para ver lo que estamos comiendo. Es raro que nos sentemos antes de las tres y pico y sobre las cuatro ya nos llega el carro con la medicación de la tarde que hay que comprobar y preparar. Así que como os digo, siempre vamos con prisas porque durante ese rato nos habremos levantado unas cuantas veces cada uno para atender a las demandas de los pacientes o sus cuidadores o familiares.

  Esa es nuestra vida en el hospi, las enfermeras siempre estamos para todo y en todo momento. Raro es el día que después de estar aguantando durante horas entras por fin al baño y justo entonces escuchas a alguien gritando tu nombre por el pasillo porque se te reclama para algo, bien porque te llaman de farmacia, o porque el médico te busca, o porque viene la ambulancia por un enfermo, etc. etc.


  Durante unas semanas recibíamos aplausos desde los balcones por el riesgo que estábamos asumiendo, pero creo que muy poca gente es consciente de los riesgos que corremos cada día, porque enfermos en aislamiento tenemos con muchísima frecuencia y normalmente cuando se ponen en aislamiento llevas tratándolos días o semanas. Nunca olvidaré trabajando en la UCI embarazada de mi hijo mayor, la rabia que me daba y el miedo que pasaba por mi bebé cuando después de estar durante días llevando un enfermo se me decía que tenía tal o cual bicho, que si un acineto, o una klebsiella o lo que fuera. Casi nadie es consciente de lo sacrificado que es nuestro trabajo y de la importancia que tiene, pero ahí seguiremos en la lucha, intentando que se haga visible.

  Ingredientes:

* 3 huevos grandes, a Tª ambiente.
* 4 manzanas golden medianas.
* 3 cucharadas de leche condensada.
* 3 cucharadas de azúcar.
* 1 cucharadita de polvo de hornear.
* 3 cucharadas de harina.
* Mermelada de melocotón o albaricoque.


  Preparación:

- Precalentamos el horno a 190ºC y preparamos el molde, primero engrasándolo (yo como siempre, con spray desmoldante), después forramos con papel encerado el fondo del molde y volvemos a engrasar.

- Pelamos y cortamos 3 manzanas en trocitos y las ponemos en el vaso de la Thermomix, añadimos los huevos, la leche condensada, el azúcar y la harina tamizada ya con la levadura.

- Trituramos todo empezando en velocidad 5 y progresamos hasta 10, hasta que nos quede una masa homogénea.

- Vertemos la masa en el molde y con la manzana que nos quedaba cortada en láminas cubrimos la parte superior.

- Horneamos durante  unos 25 minutos o hasta que al insertar un palillo éste salga limpio.

- Pincelamos con mermelada, al frigo y ya está.



  Bueno, pues hoy me he desahogado un poco contándoos un poco, solo un poco, cómo es nuestro día a día en el hospi. A veces necesita una contar cómo se siente y hoy ha tocado. Espero que os guste la receta, sólo me queda mandaros como siempre muchos besotes y despedirme hasta la próxima receta.

martes, 2 de junio de 2020

Hong Kong Paper Wrapped Sponge Cake (香港古早味纸包鸡蛋糕)

 El otro día curioseando por la red me encontré con estos llamativos pastelitos típicos de Hong Kong y no pudieron llamarme más la atención. Es que a mí este tipo de pasteles que tienen una textura así como de algodón me vuelven loca.


  Y no me quedó otro remedio que intentar prepararlos. Hubo un primer intento fallido en el que la muffin al hornearla se quedó cruda por abajo, aún habiendo salido el palillo sin rastro, un poco raro sí, pero fue lo que pasó. Aunque eso no me echó para atrás y continué en mi empeño con este segundo intento. Este sí, estos muffins han quedado espectaculares.


  Parece ser que allí en Hong Kong es  un pastel que les suelen pedir a los niños los adultos cuando salen a tomar café, debe ser porque no contiene ni muchas grasas, ni muchos hidratos, ni mucha azúcar y además está muy muy rico. Creo que es todo un acierto por parte de los papás y las mamás.


  No tenía el molde original en el que se preparan, que vienen a ser como unos moldes de flan pero acanalados, pero pude comprobar con alegría que mucha gente en su casa los preparaban así, con vasos de papel que forraban con papel encerado, así que fui al ataque.

  Ingredientes:

* 5 yemas de huevo, a Tª ambiente.
* 80 gr. de harina.
* 20 gr. de harina fina de maíz.
* 60 ml. de leche, a Tª ambiente.
* 30 gr. de azúcar.
* 50 gr. de aceite vegetal (el de girasol es el ideal para esta preparación).
* 1 cucharadita de extracto de vainilla.
* 5 claras de huevo, a Tª ambiente.
* 1/4 cucharadita de cremor tártaro.
* 60 gr. de azúcar.


  Preparación:

- Preparamos nuestros moldes con vasos de papel forrándolos con papel encerado, si lo ves necesario  puedes recortar un poco los sobrantes de papel.

- Precalentamos el horno a 170ºC.

- En el vaso de la batidora con las varillas puestas comenzamos a montar las claras junto con el cremor tártaro. Cuando formen picos pero suaves, empezamos a echar los 60 gr. de azúcar, pero poco a poco, de cucharada en cucharada hasta que nuestras claras formen picos, pero esta vez consistentes. Vamos, que nos quede un merengue bien firme. Reservamos

- Ahora en el mismo vaso de la batidora sin lavar y continuando con las varillas a velocidad medio-alta batimos las yemas con el azúcar.

- Mientras tamizamos la harina y la harina fina de maíz..

- Ahora incorporamos a la mezcla de las yemas sin dejar de batir la vainilla, la leche, el azúcar y por último la mezcla de harinas. Una cosa detrás de la otra. Hasta que todo quede bien integrado.

- Con la lengua pastelera verteremos un tercio de las claras que teníamos reservadas y con movimientos envolventes iremos incorporándolas hasta que queden bien integradas.

- Repetimos la operación hasta en 3 ocasiones terminando de incorporar las claras, hasta conseguir una mezcla homogénea.

- Repartimos la mezcla entre los moldes unos 3/4 de su capacidad y horneamos durante unos 20 minutos, tras los cuales dejaremos la puerta del horno un poco abierta, sin temperatura y nuestros muffins reposarán durante unos 15 minutos antes de sacarlos.

- Una vez fuera los sacamos de los moldes y listo. Ya tenemos nuestras muffins de Hong Kong.



  Pues ya tenéis receta nueva esta semana. Yo en una mijilla me voy a la cama un ratito que estoy "de saliente de vela" como decimos nosotros y necesito un descansito. Muchos besotes y hasta la próxima entrada.

miércoles, 27 de mayo de 2020

Red Velvet Layer Cake

  Pues el domingo pasado mi hijo mayor cumplía ni más ni menos que 17 añitos de nada. Cada año digo lo mismo : ¡Cómo pasa el tiempo!, y lo peor es que es verdad, y es que cada cumpleaños recuerdo el día de su nacimiento y me parece que fue ayer. En fin que seguiré diciéndolo cada año, supongo.


  Y en este estado de desescalada, en Málaga aún en fase 1 celebró mi niño su cumple. Él es quien más adora mis pasteles del mundo mundial, mi fan número 1, además es el que nunca me pide nada. Espera pacientemente a que se me ocurra lo que sea, siempre es el primero en probarlo y el que siempre me dice que todo está rico. Aunque yo sé cuando lo prueba lo que es verdaderamente especial, porque lo veo en sus ojitos cuando le da el primer bocado y es que es pura transparencia.


  Así que considerando todo esto tenía que prepararle algo especial. A él le encanta todo lo Red Velvet y me di cuenta de que nunca había preparado un Red Velvet Layer Cake en toda regla, había llegado el momento, y quería que fuera verdaderamente hermoso, y no sé lo que os parecerá a vosotros, sé que tiene sus defectillos, pero a él le ha encantado y con eso me doy por satisfecha.

  Ingredientes:

  Para los bizcochos:

* 340 gr. de harina para todo uso.
* 35 gr. de harina fina de maíz.
* 20 gr. de cacao en polvo sin azúcar.
* 1 cucharadita de bicarbonato sódico.
* 3/4 cucharadita de sal.
* 115 gr. de mantequilla sin sal a Tª ambiente.
* 425 gr. de azúcar.
* 240 ml. de aceite vegetal.
* 3 huevos grandes.
* 2 cucharaditas de extracto de vainilla.
* 1+1/4 cucharaditas de vinagre blanco.
* 2-3 cucharadas de colorante rojo.
* 240 ml. de suero de leche o buttermilk.

  Para el relleno:

* 450gr. de queso crema a Tº ambiente.
* 225 gr. de mantequilla sin sal, a Tª ambiente.
* 480 gr. de azúcar glas tamizada.
* 2 cucharaditas de extracto de vainilla.
* Una pizca de sal.


  Preparación:

  De los bizcochos:

- Precalentamos elhorno a 180ºC y engrasamos los moldes que vayamos a utilizar (yo lo hago con spray desmoldante), forrando los fondos después con papel encerado y engrasándolos de nuevo.

- En un bol mediano tamizamos la harina, la harina fina de maíz,el cacao en polvo, el bicarbonato y la sal. Reservamos.

- En el vaso de la batidora de pie batimos la mantequilla y el azúcar a velocidad media.alta durante 3-4 minutos, hasta que obtengamos una mezcla esponjosa y pálida.

- Después agregamos el aceite e incorporamos bien.

- Luego los huevo, uno a uno, como siempre, batiendo bien entre ellos.

- Ahora añadimos la vainilla y el vinagre y volvemos a batir.

-  Por último, el colorante rojo y batimos hasta que nos quede una mezcla homogénea.

- A velocidad media agregamos la mitad de la harina, batimos bien, ahora el suero de leche, volvemos a batir y por fin la otra mitad de la harina, batiendo otra vez hasta que queden todos los ingredientes bien integrados.

- Repartimos de manera igualada la mezcla en los moldes y horneamos durante unos 40-50 minutos, o hasta que al insertar un  palillo, este salga limpio.

- Yo en este tipo de pasteles suelo preparar los bizcochos el día anterior para dejar que enfríen con tranquilidad, y mi truquillo es que recién horneados los desmoldo y los envuelvo en film transparente, os aseguro que con ese calor residual que queda ahí quedan más tiernos y esponjosos.

  Del relleno:

- Batimos la mantequilla y el queso crema a velocidad media durante unos 2 minutos.

- Agregamos el azúcar en 2 veces, batiendo bien entre adiciones.

- Y por fin echamos la vainilla y la sal, batiendo bien de nuevo.

  Montaje:

  Quería que quedasen unas capas altas, ya sabéis que me encantan las tartas muy altas, pero estos calores no favorecían mucho que se mantuviera un relleno frime, así que corría el risgo de que se aplastara al colocar encima las capas de bizcocho.

  Así que la estrategia fue la siguiente. Coloqué el relleno con mi manga pastelera sobre cada bizcocho, dejé enfriar bien en el frigo, como unas dos horas, y tras pasar ese tiempo monté una capa encima de la otra. De esta manera conseguí que se mantuviera la forma del relleno y  que no se viniera abajo en el montaje.

  Para rematarla, unas fresitas bañadas en chocolate, unas hojas de menta y unos pocos sprinkles por encima. Y listooooo!!!!



  Aún queda un trocito que sé que se rematará hoy. La tarta quedó realmente grande y prácticamente se la ha comido él sólo, porque el peque no ha querido y mi marido y yo hemos cogido algún pequeño trocito. Así que la está disfrutando de lo lindo. Si hasta le dije de broma que era muy grande y que me la iba a llevar al trabajo y sabéis lo que me dijo? Que de eso nada, que esa tarta era suya...jajaja.

  Bueno, espero que la preparéis y la disfrutéis tanto como en casa, yo de momento os dejo que tengo mucho que hacer y os envío muchos besotes, hasta la próxima receta.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...