viernes, 1 de junio de 2012

White Chocolate & Halzenuts Cheesecake Pie

  Vaya nombre largo, y lo podía haber puesto más largo aún, porque el saborcito aún es más particular todavía. Por fin podía ponerme a hornear lo que me diera la realísima gana, no hay más fiestas de cumple, ni más eventos ineludibles, así que el martes recogí a los chiquis del cole, hicimos la tarea y mientras los ayudaba, echaba yo un ojo al libro de Magnolia Bakery, a ver qué me inspiraba.
















  Y lo encontré, era un cheesecake, al que yo decidí darle forma de pie. Me faltaba algún ingrediente, y con esa forma de pie también me sobraban cantidades de otros, con lo que pensé que podía prepararlo a mi manera, y desde luego que lo hice.
















  Quizás el aspecto pueda engañaros, porque no es que tenga mala pinta, pero es que el sabor ha sido...un descubrimientooo!!! Tan espectacular, que por muy bonito que se pudiera hacer jamás haría justicia a su delicioso sabor y textura.




















  Cuando el miércoles, después de comer, Paco se puso un trocito como postre alucinó tanto como yo. Y todo gracias a que decidí sustituir el  licor Fray Angelico (que no tenía),  por unas gotitas de una esencia que compré de piña colada. Si tenéis oportunidad de comprarla no lo dudéis. Se trata de unos aromas fabricados en USA que se llaman LORANN OILS, llevaba mucho tiempo viéndolos en La Casita, pero nunca me había decidido a comprarlos hasta hace unas semanas, y el martes, que ya os digo, buscaba inspiración, me dio el punto de coger éste precisamente.
















  Ya sé que no tiene nada que ver con el sabor que venía en la receta original, pero ya sabéis de mi tesón por hacer nuevos descubrimientos. También soy consciente de que podía haber provocado todo un desastre culinario, y que no están los tiempos para tirar nada, pero quien para a esta cabecita y estas manos???
















  Hay muchísimos sabores de esta marca, los botes son pequeñines pequeñines, pero con 3-5 gotas basta, así que cunden una barbaridad. Ha sido una de esas compras que haces dudando de su utilidad, pero que después resulta ser todo un hallazgo.

















   Ingredientes:

   Para la base:

* 200 gr. de crakers.
* 100 gr. de mantequilla, derretida.
* 100 gr. de avellanas tostadas.

  Para el relleno:

* 750 gr. de queso crema (tipo Philadelphia).
* 2 huevos.
* 200 gr. de azúcar.
* 90 gr. de chocolate blanco.
* Unas gotitas de esencia de piña colada.

   Para la cobertura:

* 100 gr. de chocolate blanco.
* 100 gr. de avellanas.
















 Preparación:

  La base:

- Precalentamos el horno a 200ºC y engrasamos un molde para pie.

- Yo lo hice en Thermomix, es lo más sencillo, metí todos los ingredientes en el vaso, le puse 100ºC de Tª, velocidad 5, tiempo 3 minutos. Pero bueno, ya sabéis que se puede hacer con otros medios, triturando las galletas y las avellanas, y mezclando con la mantequilla en el microondas, por ejemplo.

- Una vez hecha esta mezcla, consiste en verterla sobre el molde, y presionar bien por todo el molde para que queden cubierta tanto la base como los laterales.

- Y ya sólo nos queda hornearlas durante unos 10-15 minutos.

- Una vez horneado lo dejamos enfriar y mientras preparamos el relleno.

  El relleno:

- En el vaso de la batidora ponemos el queso y lo batimos a velocidad media durante unos 3-5 minutos, hasta que esté suave.

- Vamos agregando poco a poco el azúcar sin dejar de batir, hasta que quede todo bien integrado.

- Ahora toca agregar los huevos, como siempre, uno a uno y batiendo bien entre adiciones.

- En este momento añadiremos el chocolate blanco derretido (ya sabéis, en el microondas por ejemplo, a Tª baja y tiempos cortos, removiendo para que quede bien derretido), y volveremos a batir para que quede bien integrado.

- Y para finalizar las gotitas de esencia, volvemos a batir de nuevo.

- Echamos la mezcla sobre la base ya fría, y de nuevo al horno durante 40 minutos.

   La Cobertura:

- Derretimos el chocolate blanco que habíamos reservado para la cobertura.

- A los 40 minutos sacamos el pastel del horno, y con una cierta rapidez untamos el chocolate blanco por toda la superficie y espolvoreamos las avellanas.

- Metemos de nuevo en el horno inmediatamente y los dejamos otros 20 minutos.

- Pasado este tiempo, abrimos una rendijilla la puerta del horno ya apagado, y lo dejamos allí durante una hora.

- A la hora lo sacamos y metemos en el frigorífico al menos, durante unas 12 horas.

- Sacar de la nevera unos 10-15 minutos antes de servir.


  Y ya lo tenéis, como os he dicho, gustó mucho, tanto en casa como en el trabajo, que me llevé la mitad esa noche. Hay una compi que es experta en tartas de queso, y ésta le encantó, así que ahí os la dejo, a ver si os animáis, que ahora con estos calores apetecen más estas cositas dulces, pero algo más refrescantes. Besotes y buen finde.



16 comentarios:

  1. Una receta estupenda y los detalles de las fotos encantadores...muy bien encuadradas. Bss Acaramelada

    ResponderEliminar
  2. Mmm se ve súper rica y tentadora!
    Me encanta la calidad que tienen tus fotos!

    Un beso!

    Macarena

    ResponderEliminar
  3. ufffff Lo tengo que hacer si o si!!!
    Amo los cheesecakes y este es sumamente original.
    Un beso
    Mer

    ResponderEliminar
  4. Se ve alucinante tu postre, que rica tiene que estar esta tarta y además la multitud de sabores que contiene tiene que ser una fiesta en la boca.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Que corte ^.^ Es realmente estupenda me comía un pedacito para la merienda umh Me gusta la combinación.. Besos

    ResponderEliminar
  6. Si que podría haber sido un desastre pero desde luego atinaste y a lo grande.
    El aspecto es fantástico.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  7. Sí, tienes toda la razón, la foto te ha quedado muy bonita y apetece comérsela entera! Pero viendo la foto no imaginas un sabor tropical a piña colada, no me extraña que alucinaseis con el sabor, piña, coco, queso y chocolate blanco! Suena a paraísoooooooooooo

    ResponderEliminar
  8. Ummmm que rica te ha quedado, tiene una pinta estupenda!! me la paunto, que seguro que en casa triunfa!!
    Un besete!!

    ResponderEliminar
  9. Una tarta estupenda!!y eso de la esencia de piña tiene que darle un toque perfecto,las cucharillas una maravilla,son preciosas,besos

    ResponderEliminar
  10. Hay algunas tartas más fotogénicas que otras igual que nos pasa a nosotros, pero solo con leer lo que lleva ya se que me va a gustar seguro.

    Besitossssss

    ResponderEliminar
  11. tiene una pinta de babear, y la descripción de la receta de más hambre aún, me ha encantado
    A Vista de Mo

    ResponderEliminar
  12. Hola, una pergunta de alguién que aún lle custa mucho la cocina...las crackers son las galletas saladas???
    Gracias mi xico lle encanta este tipo de tartas..y será una buena supresa se consigo hacer algo parecido(no aspiro a hacer algo tan precioso..pero se queda comestivel a mi me vale jejejeje)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sonia, exactamente, se trata de ese tipo de galletas. Seguro que te queda genial, ya nos contarás, y tu chico se quedará sorprendidísimo, ya verás ya.

      Eliminar
  13. Como me gustan!!!! este también me lo llevo, suelo prbar casi todos, se ve delicioso!!! Bss

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...