sábado, 21 de abril de 2018

Almond Amaretto Bundt Cake

  El bundt que os traigo hoy está buenísimo, buenísimo, buenísimo,...sí señor, muy rico. Y es que el otro día no tenía muy claro qué hacer para llevar al trabajo para acompañar el cafelito y tiré de esta receta y vaya acierto. Le encantó a todo el mundo, eso sí, todos preguntaban cuál era el sabor.


  Y es que cuando lo empezaron yo estaba terminando de preparar cositas en la sala de curas y las tenía a todas intrigadas...jajaja. En cuanto les dije de qué era, pues ya todas decían. "Ahhhhh...claro", pero hasta ese momento las tuve preguntandóselo.


  Esa noche fue regularcita, pero al menos nos endulzamos un poco con este bundt tan rico, y así pues esas noches se hacen un poquito menos pesadas, aunque eso sí, las ganas de acostarte cuando llegas por fin a casa note las quita nadie. y es que esto de trabajar de noche no está pagado, aunque muchos crean que nos llevamos una fortuna por ello.


  Ingredientes:

  Para el bizcocho:

* 1 taza de leche.
* 1 cucharada de vinagre blanco.
* 3 tazas de harina para todo uso.
* 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico.
* 1/2 cucharadita de sal.
* 200 gr. de mantequilla sin sal, a Tª ambiente.
* 2+3/4 tazas de azúcar super-fina ( o caster sugar).
* 4 huevos.
* 1 cucharadita de vainilla en pasta.
* 2 cucharaditas de extracto de almendras.
* 1/4 taza de amaretto.

  Para el glaseado:

* 100 gr. de mantequilla sin sal, a Tª ambiente.
* 1/2 taza de azúcar super-fina ( o caster sugar).
* 1/2 taza de light brown sugar (como os  digo normalmente, se puede conseguir ya con facilidad en grandes superficies, pero si no, pues azúcar moreno del de siempre).
* 1/3 taza de nata.
* 3 cucharadas de amaretto.


  Preparación:

  Del bizcocho:

- Pre-calentamos el horno a 170ºC y engrasamos  el molde.

- En un bol mezclamos la leche y el vinagre, reservamos.

- En otro bol tamizamos juntos la harina, el bicarbonato y la sal, Reservamos también.

- En el vaso de la batidora batimos juntas la mantequilla y el azúcar hasta que consigamos una mezcla pálida y esponjosa, a velocidad media-alta, entre 3-5 minutos.

- Ahora añadimos los huevos, unos a uno, batiendo bien entre ellos, que vayan quedando bien integrados en la masa.

- Agregamos ahora la vainilla en pasta y el extracto de almendra, volvemos a batir bien.

- Vamos incorporando la harina en 3 veces, alternando con la mezcla de leche y amaretto que teníamos reservada, comenzando y terminando con la harina.

- Vertemos la mezcla en el molde y horneamos durante unos 60-70 minutos, o hasta que al insertar un palillo, este salga limpio.

- Una vez horneado, dejamos reposar 10 minutos en el molde tras los cuales desmoldamos y dejamos sobre una rejilla.

  Del glaseado:

- En un cazo calentamos a fuego lento los azúcares y la mantequilla, revolviendo a menudo, hasta que quede suave.

- Agregamos la nata y el amaretto y continuamos cocinando a fuego lento durante unos 5 minutos revolviendo con frecuencia.

- Rociamos sobre el pastel.

  Este bundt se puede servir templadito, y si lo hacéis con el glaseado recién hecho es una delicia. Frío también está la mar de rico, así que ya como prefiráis.


  El caso es que este finde estoy de descanso y en un rato me voy de comida con algunos compis, así que me voy a despejar un ratín de las rutinas de siempre. eso sí, os dejo que antes quiero echarle un rato a un disfraz de Hermes que tiene que llevar mi hijo al insti para la semana cultural. Como veis, siempre tengo cosas para entretenerme. Muchos besotes y hasta la próxima entrada.

sábado, 14 de abril de 2018

Chocolate Tart

  Sólo os digo de la tarta que os traigo hoy que no me cundió nada, y es que desapareció en una mijita de ná. Me llevé la mitad al trabajo y la otra mitad la dejé en casa para mis chicos...un día duró...nada más. Yo no soy muy chocolatera, pero para los que les guste el chocolate esta tartaleta es una tentación difícil de resistir, hasta a mí que no soy muy fan del chocolate me pareció que estaba muy buena.


  Parece una receta muy complicada con tanto paso, pero os aseguro que en un ratillo está lista, solo lleva 20 minutos de horneado y después frío, así que en unas 3 horitas la tienes lista incluyendo sus tiempos de reposo.


  Mientras se enfría la corteza te pones con el relleno y para cuando terminas ya está fría, así que sólo queda verter el relleno y refrigerar un par de horas. Preparas tu nata montada con el cacao y las mangas con sus boquillas y sólo te queda decorar con ellas, que eso lo haces en nada.


  Ingredientes:

  Para la corteza:

* 80 gr. de harina de arroz.
* 60 gr. de harina de almendra.
* 45 gr. de cacao en polvo.
* 12 gr. de harina para todo uso.
* 50 gr. de azúcar.
* 1/2 cucharadita de sal.
* 85 gr. de mantequilla fría cortada en cubos.
* 1/4 cucharadita de sal.
* 45 gr. de chocolate con una concentración del 70%  finamente picado.

  Para el relleno:

* 270 grs. de nata para montar.
* 200 gr. de chocolate con una concentración del 70% picado finamente.
* 200 gr. de chocolate con leche picado finamente.
* 68 gr. de mantequilla sin sal, a Tª ambiente.

  Para el topping:

* 200 ml. de nata para montar (yo la he usado vegetal).
* Caco en polvo sin azúcar.


  Preparación:

  De la corteza:

- Pre-calentamos el horno colocando la rejilla en el centro a 180ºC.

- En el vaso de la batidora echamos todos los ingredientes y mezclamos a velocidad media-baja hasta que queden todos los ingredientes bien integrados.

- Volcamos sobre el molde y presionamos firmemente con los dedos, primero por los bordes y finalmente por la base, procurando que quede uniforme.

- Horneamos durante unos 20 minutos, sacamos del horno y dejamos enfriar.

  Del relleno:

- En un cazo a fuego medio calentamos la nata hasta que esté a punto de hervir.

- Agregamos al cazo el chocolate y la mantequilla sobre la nata caliente, cubrimos con una tapadera y dejamos reposar durante 7-8 minutos.

- Terminamos de mezclar bien todos los ingredientes, conseguiremos una ganaché suave.

- Vertemos sobre la base ya fría y refrigeramos al menos durante 2 horas.

  Del topping:

- Montamos la nata bien fría.

- Y ahora es cuestión de gustos, por eso no os pongo cantidades de cacao. Vamos apartando partes de la nata montada y la colocamos en mangas pasteleras con su boquilla. Primero la nata sin más, y vamos agregando cucharaditas de caco en polvo para que vaya adquiriendo distintas tonalidades. Yo hice 4 partes y de la última con más cacao podéis ver que son menos y más pequeñitos para compensar los sabores y que quedara lo más equilibrado posible.

- Decoramos con cacao en polvo y ya está. Listo para comer!!!


  Pues otra semanita y otra receta, espero que os guste la de hoy. Yo llevaré hoy un bizcocho al trabajo para hacer la noche más dulce, ese ya os lo enseñaré otro día. Muchos besotes y hasta la próxima entrada.

sábado, 7 de abril de 2018

Condensed Milk Pound Cake

  Bueno, pues por fin os voy a enseñar el resultado de este molde que me regaló mi marido por nuestro aniversario. En cuanto vi las novedades que iba a traer Nordic Ware me quedé prendada de él. Y cuando mi marido ve que hay alguno que me gusta mucho se frota las manos porque ya tiene resuelto el regalo para el siguiente evento que tenga lugar.


  A él le gustaría que sacaran más novedades porque así tendría regalo asegurado desde los Reyes de un año hasta los del siguiente. Con todo y con eso, me va regalando modelos que no tengo, y yo me encuentro con el mismo problema de todo el mundo ¿Dónde los meto ya?


  Cada armario de mi cocina parece un tetris donde van encajadas las piezas con precisión, sobre todo para que se pueda cerrar la puerta y cada cierto tiempo me voy replanteando el orden de los mismos y voy reagrupando como mejor puedo.


  Ingredientes:

* 400 gr. de leche condensada.
* 4 huevos.
* 120 gr. de harina para todo uso.
* 1/2 cucharada de polvo de hornear.
* 50 gr. de mantequilla derretida y luego enfriada.


  Preparación:

- Precalentamos el horno a 180ºC y engrasamos el molde.

- Colocamos todos los ingredientes en el vaso de la batidora y mezclamos hasta que queden todos bien integrados resultando una masa homogénea.

- Vertemos en el molde y horneamos durante 30-40 minutos, o hasta que al insertar un palillo, este salga limpio.

- Una vez horneado dejamos reposar 10 minutos en el molde par luego desmoldar y dejar que se enfríe sobre una rejilla.



  El caso es que me encanta comprar cacharros para cocinar y para la mesa, y no puedo evitar seguir las novedades que surgen por internet para apuntarme las que más me gustan. Ya lo sé, no tengo arreglo, así que ahí estoy, como siempre, pensando en una nueva receta, en un nuevo escenario y en cómo hacer que el montaje de las fotos quede chulo y original. Así que ahí seguiré dándole a la cabeza hasta la próxima entrada. Muchos besotes.

domingo, 1 de abril de 2018

Easter Bundt Cake

  Pues se me queda una receta de torrijas pendiente de publicar, pero es que tenía tantas ganas de hacer algún pastel de Pascua para este año que  no me podía resistir. He visto tantos en Instagram que sentía la necesidad de preparar uno y se me ocurrió que fuera así.


  Con un bundt cake, en este caso de limón. He visto muchos con mucho colorido y quería precisamente que fuera así y quería añadirle los pollitos, los huevos y los conejitos, así que he ido haciendo recopilación de decoraciones por distintos comercios para encontrar una combinación que cuadrara con la que tenía en mi cabeza.


  Y así ha quedado. Cuando lo vieron mis niños alucinaron porque nunca me habían visto hacer algo así para Pascua, había preparado otras cosas pero mucho más comedidas, como cupcakes con sus niditos, pero esto era diferente y les moló un montón. Espero que a vosotros también os guste.


  Ingredientes:

  Para el bizcocho:

* 1 taza de mantequilla sin sal, a Tª ambiente.
* 2 tazas de azúcar superfina (o caster sugar, ahora es realmente fácil de encontrar, bien en Lidl o Carrefour, y os la recomiendo porque se diluye mucho mejor en las mezclas).
* 4 huevos.
* 1+1/2 cucharaditas de extracto de limón.
* 1+1/2 cucharaditas de extracto de vainilla.
* 3 tazas de harina para todo uso.
* 2 cucharaditas de polvo de hornear.
* 1/2 cucharadita de sal.
* 1 taza de leche.
* 1 cucharada de ralladura de limón.

  Del glaseado:

* 1 taza de marshmallow fluff (muchas tiendas de repostería y americanas lo tienen ya a un precio razonable).
* 1/4 taza de azúcar glas tamizada.
* 2-3 cucharadas de nata o leche (o alguna más si queréis una textura menos espesa).


  Preparación:

  Del bizcocho:

- Precalentamos el horno a 180ºC y engrasamos el molde que vayamos a utilizar con spray desmoldante. Yo usé el molde Jubilee de Nordic Ware porque después me facilitaría la labor de colocar los huevos y las decoraciones por su forma con los huequecitos.

- En el vaso de la batidora mezclamos la mantequilla y el azúcar hasta que nos quede una mezcla ligera y esponjosa, a velocidad media-alta y nos llevará unos 3 minutos.

- Añadimos los huevos, ya sabéis, como siempre, sin dejar de batir y de uno en uno, batiendo bien entre ellos, es decir, que uno quede bien integrado antes de ir con el siguiente.

- Ahora agregamos los extractos y volvemos a mezclar bien.

- En un bol combinamos la harina, el polvo de hornear y la sal y los tamizamos juntos.

- Es el momento de integrar esta mezcla de harina con la anterior, lo haremos en 3 veces y alternando con la taza de leche, empezando y terminando siempre con la harina. Y recordad, igual que con los huevos, la mezcla debe quedar homogénea entre ingredientes.

- Echamos la ralladura de limón y terminamos de batir.

- Vertemos la masa en el molde y horneamos durante unos 60-70 minutos, o hasta que al insertar un palillo, este salga limpio, yo necesite de los 70 minutos para que quedara bien hecho.

- Una vez horneado, dejamos reposar en el molde unos diez minutos para después desmoldar y dejar que termine de enfriar sobre una rejilla.

  Del glaseado:

- Echamos todos los ingredientes en el vaso de la batidora y mezclamos a velocidad media-alta, ya os digo, podéis añadir algo más de leche o nata si no os gusta que resulte tan espeso.

- Repartimos el glaseado en boles pequeños, tantos como colores queráis utilizar, yo me he decantado por rosa, azul, verde (todos colores pastel) y blanco.

- Así que le dais color y rociáis sobre el bundt una vez frío y sólo os queda añadir las decoraciones de Pascua (en este caso) que más os gusten.


  Pues ya está, espero que queden claras todas las explicaciones y si no me preguntáis que aquí estoy yo. Así que ya os dejo y me pongo con la cabeza funcionando para la próxima receta. Muchos besotes y hasta la próxima entrada.

jueves, 29 de marzo de 2018

Torrijas de Crema de Turrón

  Seguro que en vuestras casa queda algún licor de las Navidades que esté rico que no pensáis gastar de momento, pues ahora es la oportunidad ideal para hacer que nuestras torrijas tengan un sabor increíble.



  En este caso se me ocurrió que este licor de crema de turrón iba a quedar estupendo, y no me equivoqué ni un poquito...qué requetericas han quedado. Hice 2 buenas fuentes de torrijas y no quedó ni una. Eso sí, ya sabéis que a mí me gusta repartir, pero todo el mundo pareció quedar contento.



  En fin, que igual que el año pasado me estoy hinchando de hacer torrijas, por un lado porque nos encantan en casa y por otro...pues porque van pidiendo mis compis, mi madre y los compis de mi marido. Y a una que no le gusta de hacerse de rogar pues se arremanga y se pone manos a la obra.



 Ingredientes:

* 2 tazas de leche.
* Cáscara de limón.
* Rama de canela.
* 1 taza de licor de crema de turrón.
* 2 huevos.
* Aceite vegetal para freír.
* Azúcar y canela para rebozar las torrijas.



  Preparación:

- Por un lado calentamos la leche con la rama de canela y la cáscara de limón hasta que hierva. Una vez infusionada la leche retiramos del fuego y dejamos enfriar.

- Una vez esté frío lo agregamos el licor de crema de turrón y mezclamos bien, que quede todo bien integrado.

- En otro bol batimos los huevos.

- Preparamos otro bol con el azúcar y la canela.

Vamos pasando las rebanadas de pan primero por la mezcla de leche y después las mojamos en el huevo y cuando el aceite esté bien caliente las freímos a fuego medio-alto hasta que estén bien doraditas.

- Las pasamos a un plato con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite y aún calentitas las pasamos por el azúcar con canela.



  Pues ahí va otra de torrijas y esta semana me adelanto porque tengo otra idea en la cabeza y si me sale tal cual me la he planteado pues quiero que me dé tiempo a ponerla en la fecha indicada, que al final me lío me lío y no saco tiempo pa ná. Muchos besotes y hasta la siguiente entrada.

sábado, 24 de marzo de 2018

Torrijas de Té Chai y Coco

   Pues esta vez  se me ocurrió darle un toque especial a mis torrijas y me pareció que si infusionábamos la leche con té podía funcionar, y vaya si funcionó. Salieron como unas 20 torrijas y desaparecieron todas.


  Las hice con un fin, era el santo de mi madre y de un compi de trabajo al que le encantan los dulces. Mi  madre, que es de las que no les gusta recibir regalos porque dice que tiene de todo y que no tiene espacio disfrutó como una enana, porque los dulces, sobre todo si se trata de cositas clásicas son su perdición. Y bueno, con el compañero, lo voy a obviar, de desagradecidos está el mundo lleno (total si a él le pareció mejor traer una botella de sidra el gaitero para 20 para celebrarlo, pues ya está, para él la perra gorda..., total, pa una vez que trae algo).


  Al resto de mis compis de trabajo les encantaron porque dejan un regustillo diferente y no quedaron nada empalagosas con el cambio de sirope de caña de azúcar en vez de miel. Así que ahí os dejo la receta por si os apetece probar algo nuevo.


  Ingredientes:

* 2 tazas de leche.
* 4 bolsitas de té Chai.
* Cáscara de limón.
* Rama de canela.
* 1 taza de crema de coco.
* 2 huevos.
* Aceite vegetal para freír.
* Sirope de azúcar de caña, para rociar.



  Preparación:

- Por un lado calentamos la leche con las bolsitas de té Chai, la rama de canela y la cáscara de limón hasta que hierva. Una vez infusionada la leche retiramos del fuego y dejamos enfriar.

- Una vez esté frío  agregamos la crema de coco y mezclamos bien, que quede todo bien integrado.

- En otro bol batimos los huevos.

Vamos pasando las rebanadas de pan primero por la mezcla de leche y crema de coco y después las mojamos en el huevo y cuando el aceite esté bien caliente las freímos a fuego medio-alto hasta que estén bien doraditas.

- Las pasamos a un plato con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite y aún calentitas las rociamos con el sirope de azúcar de caña.

 


  Y ya tenemos nuestras super torrijas, deliciosas y con un toque diferente. ¿Qué? ¿Os decidís? Si es así, ya me contáis que os han parecido. Muchos besotes y hasta la róxima receta que ya anda rondando por ahí.

sábado, 17 de marzo de 2018

Leche Frita

  La Semana Santa se nos echa encima y el otro día me acordé de que a mi mami le encanta la leche frita y que hacía un montón de tiempo que no se la preparaba, y esas cosas que pasan, que precisamente esos días andaba ella acordándose y con un poquito de antojo.


  Así que sin saberlo preparé una buena fuente, le llevé a ella, otra buena tanda la llevé al trabajo y dejé unas poquitas en casa. Estaba encantada, tanto, que se lo contó a mi tía, que justo iba a venir a verla y le estuvo contando que ella lo había intentado y al final se la comió como unas natillas porque no le había cuajado.


  Así que no se me ocurrió otra cosa que preparar de nuevo otra buena tanda para que una parte se la llevara mi tía, y otra para que la comieran ese día de postre. Quedaron también algunas para casa. ¿Y sabéis qué? Pues que no quedó ni una mijita y que a todo el mundo le encantó. Así que os dejo la receta por si estos días os viene a vosotros también el antojo, para que no os quedéis con las ganas.


  Ingredientes:

* 1 litro de leche.
* Piel de limón.
* 1 palo de canela.
* 200 gr. de azúcar.
* 100 gr. de maicena.
* 1/2 cucharadita de canela molida.
* 1 pellizco de sal.
* 4 yemas de huevo.
* 100 gr. de harina para todo uso (para rebozar).
* 2 huevos batidos (para rebozar).
* Aceite vegetal para freír.
* Azúcar y canela para rebozar al final.


  Preparación (en Thermomix):

-  Ponemos en el vaso la leche, la piel de limón y el palo de canela y programamos 7 minutos, Tª:100ºC y velocidad 1. Colamos y reservamos.

-  Sin lavar el vaso echamos el azúcar, la maicena, la canela molida, la saly las yemas. Programamos 8 segundos, velocidad 3.

- Añadimos la leche que teníamos  reservada. Programamos 8 segundos, velocidad 7.

- Vertemos la crema en una bandeja de horno cubierta de papel encerado (nos hará más fácil su desmoldado). Debe quedarnos un grosor de 1-2 centímetros.

- Dejamos enfriar durante un par de horas, o lo necesario para que quede bien cuajado.

- Cortamos en cudraditos, pasamos por harina y huevo, y con el aceite bien caliente freímos a fuego medio-alto por ambos lados, que nos queden doraditos.

- Apartamos sobre papel de cocina para que absorba el exceso de aceite y aún templadas las rebozamos en la mezcla de azúcar y canela.

  Yo siempre la he preparado en Thermomix, me resulta lo más cómodo y rápido y si la tenéis os la recomiendo por limpieza y rapidez. La Thermomix es de esos aparatos que aunque te plantees muy seriamente si comprarla o no porque cuestan un dinerito, cuando te decides a adquirirla pues te alegras porque terminas sacando rendimiento. La mía debe tener ya unos 10 años o más y ahí sigue dando el callo. Yo no soy de las que la usa para absolutamente para todo, pero sí que le doy bastante trabajo.



  En fin, que es solo un consejo, que yo ni las vendo ni nada...jajaja, pero si podéis, pues deciros que eso, que es una buena inversión. Yo os dejo ya mientras le doy vueltas a cómo voy a preparar las torrijas este año, que ya sabéis que me gusta darles algún toque especial, como a otros dulces típicos, sobre todo, si puede ser, para mejorarlos. Así que muchos besotes y hasta la próxima receta.

domingo, 11 de marzo de 2018

Maple Espresso Bundt Cake

  Ya sé que estrené este molde no hace mucho, pero como ahora los señores de Nordic Ware se lo han traído para España pues no he podido resitirme a preparar otro bizcocho con él, y es que no me canso de mirarlo.


  Sí, sí, se empeñan en ponernos fotos con imágenes muy limpias para que se aprecie muy bien esa forma tan bonita, pero yo soy de las que creen que no pierde ni un ápice de bellaza por añadirle un frosting, y no vamos a negarle lo que gana en sabor,


  En fin, que aquí lo tenéis otra vez con una receta que es capaz de resucitar no digo a un muerto, pero sí a un grupo de enfermeras a las que les toca trabajar de noche y que necesitan mucha energía para afrontar las largas horas que nos esperan, con paseos interminables por esos pasillos acudiendo a las llamadas de esos timbres, a veces justificadas, a veces no...ya se sabe, gajes del oficio.


  Ingredientes:

* 2+1/2 tazas de harina para todo uso.
* 4 cucharaditas de café en gránulos.
* 2+1/2 cucharaditas de polvo de hornear.
* 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico.
* 1/2 cucharadita de sal.
* 1 taza de mantequilla, a Tª ambiente.
* 1/2 taza de azúcar moreno.
* 3/4 taza de sirope de arce.
* 1 cucharadita de pasta de vainilla.
* 3 huevos grandes.
* 1+1/4 tazas de nata agria.
* 120 gr. de chocolate blanco, derretido y enfriado.
* 3 cucharadas de café granulado.
* 3 cucharadas de sirope de arce.


  Preparación:

-  Precalentamos el horno a 180ºC y engrasamos el molde.

- En un bol tamizamos juntos la harina, el polvo de hornear, el bicarbonato, la sal y agregamos el café granulado. Reservamos.

- En el vaso de la batidora mezclamos la mantequilla y el azúcar moreno hasta que nos quede ligero y esponjoso, a velocidad media-alta durante unos 3 minutos.

- Añadimos el sirope, la vainilla y volvemos a batir para que quede bien integrado todo.

- Agregamos los huevos, como siempre, uno a uno, batiendo bien entre ellos.

- A velocidad baja vamos añadiendo la mezcla de harina en tres veces, alternando con 1 taza de nata agria, empezando y terminando siempre por la harina.

- Vertemos la masa en nuestro molde engrasado y horneamos durante 45-50 minutos, o hasta que al insertar un palillo, este salga limpio.

- Para el frosting mezclamos el chocolate con 1/2 taza de nata agria, el café y el sirope.

- Ya sólo nos queda rociar sobre el pastel, y a mí hoy me ha dado por ponerle unos trocitos de caramelo salado que le vienen genial, pero eso ya como os guste a vosotras.



  Espero y deseo que os animéis a poneros manos a la obra con esta receta. El frosting acompaña de maravilla a ese bizcocho tan esponjoso y jugoso y no os va a defraudar en absoluto. Yo os dejo que ando de saliente y necesito urgentemente pegarle unos cuantos "bocaos" a la cama. Muchos besotes y hasta la próxima entrada.

sábado, 3 de marzo de 2018

Tangz Hong Donuts

  Mira que paso horas leyendo blogs y recetarios buscando inspiración para elaborar nuevas recetas, pero hasta hace nada no sabía nada del Tangz Hong, así que no podía esperar a hacer algo con esta especie de bechamel que hace que las masas queden suaves y esponjosas.


  La humedad de esta mezcla ayuda a conseguir un efecto estupendo en bollería, así que os recomiendo que lo probéis. Estos donuts han sido una maravilla. Salieron un montón, pero entre casa y el trabajo desaparecieron en nada, fue un visto y no visto.


  Estoy segurísima de que volveré a usarla para otro menester. Mientras tanto, os dejo con la receta de hoy que no tiene desperdicio.


  Ingredientes:

  Para la masa:

* 2+1/2 tazas de harina para todo uso.
* 4 cucharadas de azúcar.
* 3 cucharadas de mantequilla ablandada.
* 1/2 cucharadita de sal.
* 1/2 taza de leche.
* 1 huevo.
* 2 cucharaditas de levadura seca activa.
* 1/2 taza de tangz hong.
* Aceite para freír.

  Para el tangz hong:

* 1/3 taza de harina para todo uso.
* 1 taza de agua.

  Para el glaseado:

* 3 tazas de azúcar glas (tamizadas).
* 1/2 taza de agua.
* 2 cucharaditas de vainilla en pasta.


  Preparación:

- Comenzamos preparando el tangz hong mezclando 1/3 de taza de harina y una taza de agua en una cacerola pequeña a fuego medio hasta que se espese y al pasar la cuchara se queden marcadas las líneas. Reservamos y dejamos enfriar.

- Una vez frío lo añadimos junto con el resto de ingredientes (menos el aceite) al vaso de la batidora y con el accesorio de gancho masaremos durante 15 minutos.

- Dejamos reposar hasta que doble su volumen.

- Golpeamos para sacar el aire y dejamos levar una segunda vez hasta que doble de nuevo su volumen.

- Extendemos sobre una superficie enharinada y con nuestro cortador le damos forma a los donuts.

- Los vamos colocando sobre una hoja de papel encerado y los dejamos reposar de nuevo para que leven por última vez.

- Calentamos el aceite y freímos a fuego medio durante 30-45 segundos por cada lado.

- Mientras se calienta el aceite tenemos la oportunidad de preparar el glaseado mezclando todos los ingredientes en el vaso de la batidora con las varillas. Así podremos sumergir nuestros donuts cuando aún estén templados.

- Una vez hayamos rebozado los donuts en el glaseado dejamos que sequen sobre una hoja de papel encerado.


  Pues ya está, otra semana más, objetivo cumplido. No creáis que es fácil, me paso muchos de mis ratos libres buscando nuevas y mejores recetas. No siempre acierto, pero os aseguro que lo intento cada vez. Así que ahí seguiré busca que te busca. Muchos besotes y hasta la próxima entrada.

domingo, 25 de febrero de 2018

Five Flavours Pound Cake

  Mira que hace días que tenía hecha esta receta con sus fotos y todo, pero me ha costado preparar la entrada una vida. y es que me siento cansadísima últimamente. Los turnos en el hospi se me han hecho eternos con unos enfermos muy complicados que necesitaban muchísima atención y cuidados y me faltaba tiempo para llegar a todo.


  A eso le sumamos que en casa tampoco paro mucho que digamos y así el otro día cuando llegué a trabajar me decía uno de mis compis: "Jabata, vaya ojeras que tienes". Yo es que soy ojerosa, pero cuando se le añade ese color blanquecino (moreno fluorescente, lo llamo yo) pues se me queda una mala cara...


  Total, que esta semana blanca me va a venir genial, no porque tenga vacaciones, que no las tengo, pero al menos me permitirá no madrugar los días que no tenga que trabajar porque los chicos no tienen clase y así la vida durante esos días se hace más relajada.


  Ingredientes:

  Para el bizcocho:

* 3 tazas de harina para todo uso.
* 1 cucharadita de bicarbonato sódico.
* 1 cucharadita de sal.
* 1/2 taza de mantequilla sin sal, a Tª ambiente.
* 2+1/2 tazas de azúcar.
* 6 huevos grandes, a Tª ambiente.
* 1 taza de nata agria. a Tª ambiente.
* 1 cucharadita de extracto de vainilla.
* 1 cucharadita de extracto de coco.
* 1 cucharadita de extracto de limón.
* 1 cucharaditas de extracto de almendra.
* 1 cucharadita de extracto de ron.

  Para el glaseado:

* 1/2 taza de azúcar glas (tamizada).
* 1/2 cucharadita de extracto de vainilla.
* 1/2 cucharadita de extracto de coco.
* 1/2 cucharadita de extracto de limón.
* 1/2 cucharaditas de extracto de almendra.
* 1/2 cucharadita de extracto de ron.
* 2 cucharadas de leche.


  Preparación:

- Precalentamos el horno a 180ºC y engrasamos el molde que vayamos a utilizar.

- En un bol tamizamos la harina junto con el bicarbonato sódico y la sal. Reservamos.

- En el vaso de la batidora cremamos la mantequilla y el azúcar a velocidad media-alta durante unos 3 minutos, hasta que esté pálido y esponjoso.

- Añadimos los huevos, uno a uno, batiendo bien entre ellos para que queden bien integrados antes de añadir el siguiente.

- A velocidad baja añadimos la harina en 3 veces, alternando con la nata agria, empezando y terminando con la harina.

- Continuamos batiendo unos dos minutos a velocidad media para que termine de conformar una masa homogénea.

- Añadimos ahora los extractos, uno a uno, asegurándonos de que estén bien integrados antes de añadir el siguiente.

- Seguimos batiendo durante unos 4 minutos, hasta que la masa nos resulte brillante.

- Vertemos la masa en el molde y horneamos hasta que la superficie esté dorada y al insertar un palillo, este salga limpio. Mi bizcocho necesitó de hora y media.

- Una vez horneado, dejar reposar en el molde durante 10 minutos tras los cuales desmoldaremos para  que termine de enfriarse sobre una rejilla.

- Para el glaseado, combinamos todos los ingredientes en el vaso de la batidora, podemos añadir más o menos leche, según el espesor que queramos conseguir.

- Rociamos sobre el bizcocho ya frío.


  El bizcocho queda con una miga densa pero a la vez esponjosa la mar de rica. Y lo que me ha gustado estrenar este molde que tenía pendiente desde el verano, que bonito cuando lo ves ahí desmoldado con esas formas tan bonitas. A las que os gusten estos moldes ya sabréis que Nordic Ware está sacando modelos nuevos estos días, así que...al ataque!!! Bueno, yo os dejo y aprovecho para pasar el domingo con mis tres chicos, hasta la próxima receta y muchos besotes.

sábado, 17 de febrero de 2018

Honey Baklava

  Pues  no sé desde cuándo llevaba yo con esta receta en mente, pero como siempre voy con prisas pues al final me suelo decidir por algo más rápido de preparar. Esa mañana ya tenía la comida planteada para tomarme el tiempo necesario para preparar estos pastelitos de origen turco que nos encantan en casa.


  No es que sea difícil, eso sí, necesitan su tiempo para ir poniendo con esmero capa tras capa. Lo mejor es que nos gustaron aún más que los que habíamos probado en la calle y salen un montón, así que merece la pena el tiempo empleado porque cunden muchísimo.


  Cuando lo haces en casa pues tienes la oportunidad de poner tus frutos secos favoritos, así que yo escogí los que más nos gustan y debí estar acertada con la combinación porque en mi trabajo triunfaron de lo lindo.


  Me llevé un buen tupper a las ocho de la mañana y para la hora del desayuno quedaban 2 que desaparecieron en un pis-pas.

  Ingredientes:

* Pasta filo ( yo he necesitado 2 paquetes donde vienen 8-10 hojas).
* 4 tazas de frutos secos. Yo he combinado nueces, almendras, avellanas y dátiles.
* 2 cucharaditas de canela en polvo.
* 1 taza de azúcar granulada.
* 3/4 taza de agua.
* 1/2 taza de miel.
* 250 gr. de mantequilla sin sal, derretida.


  Preparación:

- En un procesador de alimentos trituraremos los frutos secos junto con la canela. Reservamos.

- En un cazo combinamos el agua, el azúcar y la miel. Dejamos que hierva mientras revolvemos con frecuencia. Una vez que el azúcar se haya derretido, reducimos el fuego y cocinaremos a fuego lento durante 4 minutos. Retiramos del fuego y dejamos que enfríe por completo.

- A continuación derretiremos la mantequilla.

- Untamos una fuente o molde con mantequilla y ponemos a precalentar el horno a 170ºC.

- Humedecemos las hojas de pasta filo sobre una toalla de cocina húmeda.

- Y ya empezamos a colocar una hoja de pasta filo y la cepillamos con mantequilla, repitiendo el proceso con otras 9 hojas más de pasta filo.

- Cubrimos con 1 taza de frutos secos.

- Colocamos otra hoja de pasta filo y mantequilla y repetimos hasta que tengamos una pila de 5 capas de filo y mantequilla.

- Repetimos este paso con los frutos secos 3 veces más, es decir, tendremos 4 capas de frutos secos con sus 5 hojas de pasta filo y mantequilla encima.

- Excepto tras la última capa de frutos secos, ahí colocaremos 10 capas de filo y mantequilla.

- Cortamos el baklava con la forma deseada y horneamos durante 1 hora y 15 minutos. La superficie  debe quedar dorada.

- Retiramos del horno, colocamos sobre una rejilla y rociamos con el jarabe de miel ya frío.

- Ya sólo nos queda dejar que termine de enfriarse para separar esos trocitos ya pre-cortados y disfrutar de nuestros pastelitos.


    Espero haberme explicado bien con tanta capa. Ya os digo, no es difícil pero lleva su tiempo poner capita a capita, aunque el resultado es tan espectacular que merece la pena. Qué? Os animáis este finde? Yo estoy pensando en algo más sencillo porque me toca trabajar sábado y domingo, así que os veo en la próxima entrada. Muchos besotes.

sábado, 10 de febrero de 2018

Red Velvet Cheesecake Brownies

  Pues hoy os traigo una de esas recetas que tenía ahí pendiente desde hace mucho. Mi hijo lo probó en nuestro viaje a Londres y le encantó, así que no podía dejar de prepararla antes o después. Lo más interesante de esta receta es la textura de brownie, húmedo y jugosísimo.


  Necesitaba preparar algo que inspirara amor así, a simple vista porque llevo unos días...buffff, yo no sé si seré yo o es el resto del mundo, pero estoy harta de encontrarme personas maleducadas que encima de hacerlo mal quieren hacerte ver que te estás equivocando.


  Son pequeñas cosas, pero llegan a ponerte de mal humor. En el trabajo todos los familiares quieren que se atienda antes a su enfermo, da igual que tengas un paciente que requiera tu atención urgente, y teníais que ver el acoso al que te ves sometida.


  Y si se quedara ahí pues muy bien, sales y desconectas, pero no, te pasa en todos sitios, en las redes sociales, en la calle,..., ayer mismo en la cola de una tienda dos señoras mayores, salieron a la vez para la misma caja y como de camino se encontraron la que nos tocaba a nosotros vacía pues allí se quedó una para acabar antes. Lo peor es que encima te quieren quitar la razón cuando está cantado y lo ve cualquiera.


  Total, que cuando llego a mi límite decido tomar aire y hornear algo rico, así al menos, me dedico a pensar sólo en la receta, en este caso, la que viene a continuación.

  Ingredientes:

  Para el brownie:

* 2 huevos grandes.
* 120 gr. de mantequilla sin sal.
* 200 gr. de azúcar.
* 2 cucharaditas de vainilla en pasta.
* 30 gr. de cacao en polvo, sin azúcar.
* 1/4 cucharadita de sal.
* 1 cucharada de colorante rojo en pasta.
* 3/4 cucharadita de vinagre blanco.
* 100 gr. de harina para todo uso.


  Para el cheesecake:

* 250 gr. de queso crema.
* 50 gr. de azúcar.
* 1 huevo grande.
* 1/ cucharadita de vainilla en pasta.

  Preparación:

- Pre-calentamos el horno a 180ºC y engrasamos el molde forrándolo con papel encerado.

- En el vaso de la batidora mezclamos los dos huevos, que se monten un poquito. Reservamos.

- Derretimos la mantequilla y la batimos junto con el azúcar en el vaso de la batidora, y vamos añadiendo, sin dejar de batir, la vainilla, el cacao en polvo, la harina, la sal (los tres tamizados), el colorante y el vinagre. Justo en ese orden.

- Agregamos los huevos batidos y batimos hasta que queden incorporados, es importante no batir de más.

- Vertemos la masa en el molde engrasado, dejando reservadas 3 o 4 cucharadas que utilizaremos después.

- En el vaso de la batidora mezclamos el queso crema, el azúcar, el huevo y la vainilla hasta que nos quede una mezcla homogénea.

- Vertemos en el molde sobre la masa del brownie, asegurándonos de  repartirla bien sobre la superficie.

- Cubrimos con las cucharadas de masa de brownie que habíamos dejado reservadas y con un cuchillo vamos revolviendo la superficie para integrarla junto con la mezcla de tarta de queso haciendo ese efecto de remolino que podéis ver.

- Horneamos alrededor de unos 30 minutos o hasta que cuando insertemos un palillo, éste salga limpio.

- Una vez horneado colocamos sobre una rejilla y dejamos que se enfríe por completo antes de desmoldar y cortar en cuadraditos.


  Pues hala, ya he desfogado otro poquito, como siempre. Espero que este brownie también os inspire amor y os ayude a desconectar de vuestras pequeñas luchas diarias. Yo mientras iré buscando otra receta que me sirva a mí, así que muchos besotes y hasta la próxima entrada.

sábado, 3 de febrero de 2018

Lemon Crumb Muffins

  Hoy vengo con una receta que os va a encantar, estas muffins son riquísimas y el topping y el glaseado le aportan un sabor muy especial e intenso a limón. Las han probado en casa, en el trabajo de mi marido y en el mío y han gustado muchísimo.


  Quería hacer una entrada con vistas a San Valentín, que ya se va acercando y desde luego bien podría ser, porque estas muffins es verdad que enamoran, y con esos papelitos de corazones quedan ideales.


  Pero hoy me gustaría dedicar esta entrada a la hermana María Luisa, una religiosa de mi colegio. Sentí muchísimo el lunes saber de su pérdida, sabía que estaba muy malita y que no tardaría, pero ya sabéis, aún sabiéndolo pues lo sientes. La recuerdo tan bien, con todo ese genio que tenía, cuando pasaba por nuestra clase en bachiller y con su anillo nos daba golpecitos en el cristal de la puerta porque estábamos armando mucho jaleo, o dando clase, siempre seria y muy metida en su papel.


 Pero también la recuerdo cuando nos llevaban de viaje y cuando con su silencio consentía que nos lleváramos una botella de cava a escondidas a la habitación del albergue para 20 chavalas con ganas de juerga. O cuando nos defendió en un campamento porque se quejaron de que armábamos mucho escándalo. Entendía que éramos muy jóvenes y que eso era normal. En esos viajes lo planificaba todo para que no nos perdiéramos nada y nos saliera lo más barato posible.

  A pesar de ser una mujer con carácter tenía un corazón enorme y cada una de sus alumnas sentíamos que estaba pendiente de nosotras porque nos llamaba a su despacho y charlábamos del problema que ella podía intuir.

  Ingredientes:

  Para el topping:

* 1/4 taza de harina para  todo uso.
* 1/4 taza de azúcar.
* 1/4 de mantequilla fría, cortada en cubos.

  Para la masa:

* 3 tazas de harina para todo uso.
* 2 tazas de azúcar.
* 3/4 cucharadita de bicarbonato sódico.
* 3/4 cucharadita de sal.
* 4 huevos grandes, a Tª ambiente.
* 1 taza de nata fresca o sour cream.
* 1 taza de mantequilla derretida.
* 3 cucharadas de ralladura de limón.
* 2 cucharadas de zumo de limón.

  Para el glaseado:

* 1/2 taza de azúcar.
* 1/3 taza de zumo de limón.


  Preparación:

  Del topping:

- En un bol mezclamos la harina y el azúcar, y le añadimos la mantequilla cortada en cubos. Amasamos con las manos hasta que nos quede una textura arenosa. Reservamos.

  De la masa:

- Precalentamos el horno a 180ºC y preparamos nuestro molde, bien con papelitos o engrasándolo.

- En un bol grande tamizamos la harina, el bicarbonato y la sal, y la combinamos con el azúcar.

- En el vaso de la batidora batimos los  huevos, la nata fresca, la mantequilla, la ralladura y el zumo de limón.

-  Agregamos los ingredientes secos a los húmedos y mezclamos lo justo para que queden integrados.

- Repartimos la masa en los moldes y rociamos con el topping que teníamos reservado.

- Horneamos durante unos 25-30 minutos, o hasta que al insertar un palillo, éste salga limpio.

- Dejamos reposar 5 minutos en el molde antes de desmoldar.

  Del glaseado:

- En un bol pequeño combinamos los ingredientes del glaseado.

- Vertemos sobre los muffins ya templados.



  En fin, que la recuerdo con mucho cariño y no puedo evitar esbozar una sonrisa cuando me vienen tantas anécdotas a la cabeza. Así que estas muffins y esta entrada van para ella que seguro que anda por el cielo junto con el resto de hermanas que se han ido yendo y que fueron un ejemplo para tantas niñas como lo fuimos nosotras entonces.  Muchos besotes y hasta la próxima entrada.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...