sábado, 13 de octubre de 2018

Haunted Manor Devil´s Bundt Cake

  No podía esperar a enseñaros lo chulo que queda este molde de Nordic Ware, me encantó cuando lo vi por primera vez en la página de William Sonoma, pero cuando fui a Nueva York no tuve la suerte de encontrarlo, así que he tenido que esperar a que lo trajeran a España par hacerme con él.


  Y he disfrutado de lo lindo estrenándolo, qué bien se desmolda y qué bonito queda!!! Me pareció que lo mejor era usar esta receta para darle su primer uso, tenía pendiente mostraros este bizcocho desde hace tiempo ya que es el favorito de mi pequeño pero fijaros, hasta hoy no ha surgido, aunque ya os he enseñado alguna que otra versión anteriormente.


  En otra ocasión le hubiera puesto algún glaseado, pero es que no quería restarle ni una chispa de vista a lo bien que queda. Aunque realmente es tan jugoso que no necesita nada más, pero ya sabéis, no soy la única a la que siempre le gusta darle un toquecito, aunque en esta ocasión me he reprimido las ganas.


  Ingredientes:

* 1 taza de caco en polvo.
* 1 taza de nata agria.
* 1/4 cucharadita de sal.
* 1 cucharadita de bicarbonato sódico.
* 1 cucharadita de polvo de hornear.
* 4 huevos grandes, a Tª ambiente.
* 1+1/4 tazas de chips de chocolate.
* 1+1/2 tazas de mantequilla sin sal, a Tª ambiente.
* 1 taza de agua hirviendo.
* 3 tazas de harina para todo uso.
* 2+1/4 tazas de azúcar (yo uso azúcar fina para repostería).
* 1 cucharada de vainilla en pasta.


  Preparación:

- Precalentar el horno a 180ºC y engrasar el molde que vayamos a usar (yo lo hago siempre con spray desmoldante).

- En un bol mediano batimos el agua hervida con el cacao en polvo y una vez bien disuelto, mezclamos con la nata agria.

- En un bol grande tamizar juntos la harina, la sal, la levadura y el bicarbonato.

- En el vaso de la batidora, batimos juntos el azúcar y la mantequilla hasta que nos quede una mezcla ligera, pálida y esponjosa. Lo que nos llevará unos 3-5 minutos a velocidad media-alta.

- Añadimos los huevos ahora, como ciempre, uno a uno, batiendo bien entre ellos para que vayan quedando bien integrados.

- Es el momento de agregar la vainilla, batiendo bien después.

- Vertemos la mezcla de harina en 3 veces, alternando con la mezcla de cacao, empezando y terminando con la harina.

- Con una lengua pastelera y con movimientos envolventes añadimos ahora los chips de chocolate.

- Echamos la mezcla en el molde y horneamos durante unos 70-90 minutos o hasta que cuando insertemos un palillo, este salga limpio.

- Dejamos reposar en el molde 10 minutos y pasado ese tiempo desmoldamos y dejamos que termine de enfriar sobre una rejilla.


  Pues oficialmente queda inaugurada la temporada de Halloween en el blog, en casa ya me he dedicado a poner algunas decoraciones para ir poniendo cuerpo para ese día. No lo puedo remediar, me encanta poner un adorno e ir dándole nuevos aires a la casa según la temporada. Así que imaginad que en Navidades me vuelvo loca, pero bueno, para eso aún queda, así que vamos a disfrutar lo que toca ahora. Espero que os guste la receta y la disfrutéis, muchos besotes y hasta la próxima entrada.

domingo, 7 de octubre de 2018

Reese´s Pieces Cupcakes

  Pues la verdad es que ha sido una semana complicada, de los cuatro hemos estado malos tres, así que se ha hecho larga y dura. El pequeñajo con una gastroenteritis, Paco con un trancazo de estos de otoño y yo con una migraña horrible.


  Entre tanto, mientras discurrían estos días mi hijo mayor se iba terminando poquito a poquito estos cupcakes tan ricos que se me ocurrió hacer la semana pasada. La pena le entró cuando a mediados de semana se acabaron y no había nada nuevo porque no he estado yo para meterme mucho en la cocina, y es que el pobre anda acostumbrado a que siempre ando preparando y maquinando.


  Ya estoy mejor, no es que esté bien bien, pero ya puedo hacer vida normal, así que en estos días me toca ponerme las pilas, además con Halloween ahí al lado hay que empezar a ponernos el cuerpo, verdad?


  Ingredientes:

  Para los cupcakes:

* 1+1/2 tazas de harina para todo uso.
* 1 taza de cacao en polvo sin azúcar.
* 1 cucharadita de bicarbonato sódico.
* 1+1/2 cucharaditas de polvo de hornear.
* 1/2 cucharadita de sal.
* 4 huevos a Tª ambiente.
* 1 taza de azúcar.
* 1 taza de azúcar moreno.
* 2/3 taza de aceite vegetal (yo lo he usado de oliva).
* 1 taza de buttermilk (o suero de leche).
* 1 cucharadita de extracto de vainilla.
* 1+1/2 tazas de Reese´s Pieces.

  Para el frosting:

* 3/4 taza de mantequilla suavizada.
* 1/2 taza de mantequilla de cacahuete.
* 2 cucharaditas de extracto de vainilla.
* 2 cucharadas de leche.
* 3- 4 tazas de azúcar glas.
* Reeese´s Pieces y sirope de chocolate para decorar.


  Preparación:

  De los cupcakes:

- Precalentamos el horno a 180ºC y preparamos el molde para cupcakes con nuestros papelitos.

- En un bol mediano tamizamos juntos la harina, el cacao, el bicarbonato, el polvo de hornear y la sal. Reservamos.

- En un bol grande mezclamos los huevos, el azúcar, el azúcar moreno, el aceite, la buttermilk y el extracto de vainilla.

- Mezclamos la mitad de los ingredientes secos en los húmedos. Una vez incorporados, añadimos la otra mitad y batimos de nuevo, aunque no en exceso, lo justo para que quede todo incorporado.

- Añadimos y mezclamos los Reese´s Pieces.

- Rellenamos 2/3 de los moldes y horneamos unos 18-22 minutos, o hasta que al insertar un palillo, este salga limpio.

- Una vez horneados dejamos que reposen en el molde unos cinco minutos tras los cuales desmoldamos y dejamos que terminen de enfriar sobre una rejilla.

  Del frosting:

- Para el frosting batimos la mantequilla junto con la mantequilla de cacahuete hasta obtener una mezcla esponjosa.

- Añadimos el extracto de vainilla, la leche y 2 tazas de azúcar glas.

- Batimos bien la mezcla y continuamos añadiendo azúcar glas hasta obtener la consistencia deseada.

- Cubrimos nuestros cupcakes ya fríos con el frosting, rociamos el sirope de chocolate y decoramos con nuestros Reese´s Pieces.


  Anda, pues otra receta para la saca. Hoy no me enrollo mucho que después de estos días tengo mucha tarea pendiente con la casa manga por hombro, eso sí, poquito a poquito que no me quiero estresar que no me conviene. Así que muchos besotes y hasta la próxima entrada.


domingo, 30 de septiembre de 2018

Pumpkin Bundt Cake

  Bueno, os he puesto de título que es de calabaza, aunque lleva muchas mas cosas, lo que pasa es que si os ponía todas el título iba a ser larguísimo, así que os lo he resumido un poquitín. Y es que me apetecía estrenar este último molde con una receta muy otoñal, ya sé que aún hace mucho calor en muchos sitios incluyendo Mälaga, pero es que por un lado a mí me dicen que estamos en otoño y ya se me vienen a la cabeza otros sabores, y por otro lado ya tengo que empezar a pensar en Halloween y después se me junta todo.


  En fin, que se me ocurrió que hacía mucho que no preparaba algo con calabaza y después de darle muchas vueltas y mirar muchas recetas, salió esta que es la que yo he adaptado a lo que quería. Quería apreciar bien el resultado del molde y por eso no lo quería con glaseados, así que tenía que incluir el otro sabor dentro del bizcocho y terminé poniendo este "relleno" de queso crema que lo hace espectacular.


  Tanto es así que si que me han pedido que repita de forma unánime, también es verdad que no decía que era de calabaza. Vamos no dije nada, ya sabéis..., eso de: "A mí es que de calabaza...". Lo dejé por allí sin mas y cuando lo probaban decían: "Yoli que rico!" y ya les contaba.


  A mí es que no deja de hacerme gracia ver la reticencia a probar sabores, que si no te gusta pues no te gusta, pero en ocasiones hace falta probar varias veces algo para sacarle el gustillo. A mí por ejemplo me pasó con el sushi, tuve una primera mala experiencia, pero con el tiempo ha pasado a ser uno de mis platos favoritos.

  Ingredientes:

  Del bizcocho de calabaza:

* 1+1/2 tazas de harina para todo uso.
* 1/2 cucharadita de sal.
* 1 cucharadita de bicarbonato sódico.
* 1/2 cucharadita de polvo de hornear.
* 1 cucharadita de especias de pastel de calabaza, si no lo tenéis como es mi caso, pues os cuento:
   - 3 cucharadas de canela molida.
   - 2 cucharaditas de jengibre molido.
   - 2 cucharaditas de nuez moscada.
   - 1+1/2 cucharaditas de pimienta de Jamaica.
   - 1+1/2 cucharaditas de clavo molido.
* 3/4 taza de azúcar (yo suelo utilizar azúcar fina para repostería, que ya la podéis encontrar con bastante facilidad).
* 1 plátano mediano hecho puré.
* 2 cucharadas de aceite vegetal.
* 1 taza de yogur griego.
* 230 gr. de puré de calabaza.
* 1 huevo grande.
* 1/2 cucharadita de extracto de vainilla.
* 1 taza de chips de chocolate.

  Del bizcocho de queso:

* 240 gr. de queso crema.
* 1/2 taza de azúcar.
* 1 huevo grande.
* 1 cucharadita de zumo de limón.
* 3 cucharadas de harina para todo uso.


  Preparación:

- Engrasamos el molde y pre-calentamos el horno a 180ºC.

 Del bizcocho de queso:

 Yo empecé por esta parte, me resultaba más práctico dejarlo preparado para usar al final.

- En el vaso de la batidora a velocidad media-alta batimos el queso y el azúcar, hasta que nos quede una mezcla ligera y esponjosa.

- Sin dejar de batir, agregamos el huevo, dejamos que se incorpore bien.

- Y por último añadimos el resto de ingredientes y dejamos que se incorporen bien. Reservamos.

  Del bizcocho de calabaza:

- En un bol tamizamos juntos la harina, la sal, el bicarbonato, el polvo de hornear y las especias. Reservamos.

- En el vaso de la batidora mezclamos el azúcar, el plátano, el aceite, el yogur, el puré de calabaza, el huevo y la vainilla.

- A velocidad baja, vamos incorporando poco a poco y sin dejar de batir los ingredientes secos.

- Ya obtenida la masa y con la lengua pastelera añadimos los chips de chocolate.

  Sólo nos queda verter en el molde 3/4 de la masa de bizcocho de calabaza, agregamos después la mezcla de queso y rematamos con lo que nos queda de masa de calabaza, y con un cuchillo le damos unas vueltas (aunque no demasiadas) para que se mezclen un poco ambas masas.

  Horneamos durante unos 70-80 minutos o hasta que al insertar un palillo, este salga limpio. Dejamos reposar en el molde unos 10 minutos, desmoldamos y dejamos que termine de enfriar sobre una rejilla.



  Pues queda inaugurada la temporada de otoño con este recetón. Ya dándole vueltas a Halloween que lo tenemos a la vuelta de la esquina, y es que esto del blog siempre exige estar al día, aunque a mí me gusta y lo disfruto. Claro que cuando lleve algo al trabajo alguien soltará eso de: "Si queda mucho para Halloween", sin entender que el blog requiere de planificación, hay que hacer las cosas con tiempo: Las recetas, las fotos, la edición, la redacción,..., en resumidas cuentas, un trabajo que lleva tiempo. Así que os dejo y me pongo en marcha. Muchos besotes y hasta la próxima receta.

domingo, 23 de septiembre de 2018

Blueberry Muffins

  Siempre que pienso en muffins ya sean de arándanos o con chispas de chocolate no puedo evitar acordarme de ese sofá en la cafetería "Central Perk" y ese grupo de amigos sentados en un sofá tomando un café hablando sobre todo lo que se puede hablar, y claro muchas de esas veces comiendo un muffin.


  Es una de mis series favoritas, lo sigue siendo a pesar del tiempo que hace que terminó, y no solo eso, sino que toda la familia podemos pasar una tarde viendo un capítulo detrás de otro sin cansarnos, y es que nos encanta.


  Además ahora mis chicos no paran de reír cuando me comparo yo misma con Monica, porque es así, es el personaje con el que no solo yo mas me identifico, sino que ellos también. Maniática con mantener la casa ordenada y limpia (aunque yo no diría que eso es una manía), amante de la cocina, siempre dispuesta a poner una mesa bonita para compartirla con todos, super-organizada, muy competitiva, etc..., ahhh... y claro, siempre tengo la razón...jajaja


  A cada uno nos gusta asignarnos un rol, y pensamos cuál es el personaje que mas encaja con nuestra forma de ser, pero al que no podremos parecernos nunca y que sin duda es mi favorito es Phoebe. Cómo se puede estar tan loca y a la vez ser tan lista???

  No podía faltar en esta entrada la Chemex, esa cafetera que sale en muchísimos capítulos en el apartamento de Monica. Os dejo con la receta que os aseguro que no tiene desperdicio, como la serie:

  Ingredientes:

  Para la masa:

* 1+1/2 tazas de harina para todo uso.
* 3/4 tazas de azúcar.
* 1/2 cucharadita de sal.
* 2 cucharaditas de polvo de hornear.
* 1/3 taza de aceite vegetal (yo he usado de oliva).
* 5 cucharadas de crema de coco (ya la podéis comprar en el hipermercado más popular sin problemas).
* 2 cucharaditas de vainilla en pasta.
* 1 huevo grande.
* 3/4 taza de nata agria.
* 1+1/4 tazas de arándanos, frescos, en conserva o congelados (yo los he usado en conserva).

  Para el streusel:

* 1/4 taza de azúcar.
* 2 cucharadas de harina.
* 1 cucharada de mantequilla fría.


  Preparación:

- Precalentamos el horno a 180ºC y preparamos nuestros molde con los papelitos que vayamos a usar.

-  Mezclamos los ingredientes secos en un bol grande, sin olvidarnos de tamizarlos todos menos el azúcar. Reservamos.

- En otro bol mezclamos los ingredientes húmedos y los agregamos a los secos.

- Con una espátula mezclamos ambos hasta que se incorporen, sin batir en exceso.

- Añadimos los arándanos, batiendo de nuevo, pero no demasiado.

- Rellenamos los moldes 3/4 de su capacidad.

- Preparamos nuestro streusel rallando la mantequilla fría sobre la harina y el azúcar y trabajamos la mezcla con los dedos hasta que alcance el aspecto de arena mojada.

- Cubrimos cada muffin con una cucharada de streusel.

- Horneamos durante unos 20 minutos o hasta que al insertar un palillo, este salga limpio.

- Los dejamos reposar 5 minutos en la bandeja, los desmoldamos para terminen de enfriar sobre una rejilla.


  Pues ya tenéis la receta que hoy homenajea a esta serie tan maravillosa, tenía que ser estupenda y os aseguro que está a la altura. Muchos besotes y hasta la siguiente entrada.

domingo, 16 de septiembre de 2018

Oreo Brownie Oreo

  Hoy os traigo un Brownie de Oreo, pero no uno cualquiera, sino uno hecho con Oreos con sabor a brownie. Tranquilos, son fáciles de encontrar en el hipermercado más popular. Así que si se os ocurre repetir esta hazaña pues ya sabéis dónde ir a comprarlas.


  Ya encontrar diferentes ingredientes, moldes , sprinkles, etc. resulta mucho más sencillo que hace ya unos años, cuando yo empezaba con esto de la repostería. Siempre hay alguno que se resiste, pero siempre se puede recurrir a las tiendas americanas que podemos encontrar incluso on line. Eso sí, a veces hay que preparar el bolsillo para algún capricho que otro, pero en fin, alguno de vez en cuando tampoco nos va a arruinar..


  Han desaparecido la mayoría de tiendas especializadas en repostería creativa, quedando casi las que más tienen. Pero eso es normal, en algunas de ellas era imposible encontrar algunas cosillas, otras se han venido abajo porque el gran boom pasó, y otras por otros motivos. Pero como os digo, con todo y con eso, no es complicado encontrar detallitos aquí y allá sin recurrir a las compras on line.


  Ingredientes:

* 3/4 taza de aceite vegetal (yo  lo he usado de oliva).
* 1+1/2 tazas de azúcar.
* 3 huevos grandes.
* 1 cucharadita de extracto de vainilla.
* 3/4 taza de cacao en polvo.
* 1/4 taza de harina.
* 1/4 cucharadita de sal.
* Galletas Oreo.


  Preparación:

- Precalentamos el horno a 180ºC y engrasamos y forramos el molde con papel encerado.

- En un bol grande mezclamos el aceite con el azúcar.

- Agregamos los huevos y el extracto de vainilla.

- Añadimos el cacao en polvo, la harina y la sal (todos tamizados).

- Colocamos la mitad de la mezcla en el molde.

- Ponemos una capa de galletas Oreo presionando ligeramente hacia abajo.

- Vertemos el resto de la masa por encima.

- Partimos el resto de galletas Oreo  en trozos y espolvoreamos por encima.

- Horneamos durante 28-32 minutos, o hasta que la parte superior deje de estar brillante.

- Dejamos que se enfríe, desmoldamos y cortamos en trozos.


  Sólo deciros que tanto en casa como en el trabajo volaron esos trocitos de brownie y no quedó nada de nada. Si algo me deja tranquila es que no se me estropea nada..., no da tiempo, y eso es siempre buena señal. Así que ya os dejo a vuestra elección el prepararlos o no. Muchos besotes y hasta la próxima receta.

domingo, 9 de septiembre de 2018

Banana Pudding Cake

  Pensaba publicar el sábado, pero el finde ha sido muy ajetreado. Así que ahora tras salir de trabajar he pensado que era un buen momento para escribir y publicar la entrada, antes de ponerme a rematar unas cuantas cosas que me quedan por ordenar.


  Y es que siempre, antes de que empiece el curso me da por organizar armarios o cambiar algún mueble,..., cosas así. El caso es que por estas fechas siempre ando liada, eso sí, mis cositas de menaje están quedando la mar de bien y la ropa de los chicos organizadísima.


  Así es una alegría cuando toca comenzar con la rutina, te lo encuentras todo muy ordenado y en su lugar y facilita el tener que empezar a hacer lo de siempre.


  Ya empiezan a acortarse las tardes y en una semanita mis chicos comienzan en el instituto. Si os soy sincera no me apetece nada de nada, porque eso de madrugar lo llevo regular, y como siempre me toca algún tuno en el fin de semana, al final madrugo todos los días, y el día que no madrugo es porque he trabajado de noche, vamos, que no he dormido. En fin, gajes del oficio, qué le vamos a hacer.


  Ingredientes:

* 1/4 taza de mantequilla sin sal, a  Tª ambiente.
* 1+1/2 tazas de azúcar.
* Un sobre de pudding de plátano (de unos 100 gr.).
* 4 huevos grandes.
* 1+1/4 tazas de leche.
* 1/3 taza de aceite de oliva.
* 1 cucharada de extracto de vainilla.
* 1+3/4 tazas de harina para todo uso.
* 3 cucharadas de harina de maíz.
* 4 cucharaditas de polvo de hornear.
* 1 cucharadita de sal.


  Preparación:

- Precalentamos el horno a 180ºC y engrasamos un molde.

- En un bol tamizamos juntos la harina, la harina de maíz, el polvo de hornear y la sal.

- Ahora en el vaso de la batidora a velocidad media-alta batimos juntos la mantequilla y el azúcar, hasta que nos quede una mezcla pálida, suave y esponjosa.

- Agregamos la mezcla de pudding y batimos bien.

- Añadimos los huevos uno a uno, batiendo bien entre ellos para que queden bien incorporados.

- En un bol combinamos la leche, el aceite y el extracto de vainilla.

- Alternamos los ingredientes secos con los húmedos, en tres veces, empezando y terminando siempre con los ingredientes secos.

- Vertemos la masa en el molde y horneamos unos 50-60 minutos o hasta que al insertar un palillo, este salga limpio.

- Una vez horneado, dejamos reposar en el molde unos 10 minutos tras los cuales desmoldamos y dejamos que se termine de enfriar sobre una rejilla.

- Yo le he añadido un glaseado de chocolate con leche, pero como siempre, eso ya a vuestro gusto. Y para rematar unos trocitos de chocolate.



  Pues por hoy ya está. Ahora toca pensar qué es lo próximo que se me ocurre preparar para romper un poco con el aburrimiento de los quehaceres diarios. Deciros que este bizcocho casi duró el tiempo de hacerlo, se acabó en nada. Ni que decir tiene que podéis usar el sabor que queráis, si os apetece algún sabor fuera de la vainilla y el chocolate podréis encontrar con facilidad pudding de otros sabores en las tiendas inglesas o americanas. Hasta la próxima entrada y como siempre, muchos besotes.

sábado, 1 de septiembre de 2018

Strawberry Milkshake Cupcakes

  "Procrastibaking", yo no sé vosotras, pero yo no tenía ni idea de lo que era esto hasta que el otro día echando un ojo al periódico lo encontré por casualidad. Para las que no lo sepáis tampoco, es un movimiento que se extiende por las redes sociales como la pólvora y que consiste en dejar tus obligaciones a un lado para concentrarte en hornear. Lo demás ya se hará.


  Y eso precisamente hice yo el otro día para preparar estos cupcakes, lo dejé todo postergado para hacerlos. Ya después me encargué de la lavadora, la cocina y esas cosas que forman parte de nuestra rutina diaria.


  Así que cuando estaba descubriendo este nuevo término mientras precisamente se estaban horneando me di cuenta de cuántas veces he hecho proscrastibaking sin saberlo. A veces sí que planeo lo que voy a hacer y cuándo, pero otras me viene algo a la cabeza y "pun", me voy derecha a la cocina sin pensar.


  Uno de los requisitos es que no tengas necesidad de ir a por ningún ingrediente y que te apañes con lo que tienes en casa, lo que en mi caso, es bastante sencillo, porque siempre que voy a la compra me abastezco bien.

   Ingredientes:

  Para el cupcake:

* 1+1/2 tazas de harina para todo uso.
* 1+1/2 cucharaditas de polvo de hornear.
* 1 taza de mantequilla sin sal, a Tª ambiente.
* 1/2 taza de caster sugar, o azúcar ultrafina.
* 3 huevos, a Tª ambiente.
* 9 cucharadas de leche.
* 6 cucharadas de mezcla para batido de fresa (yo he utilizado una mezcla para milkshake de fresa que venden en Tiger).
* Una pizca de sal.
* Colorante rosa (opcional).

  Para el frosting:

* 150 gr. de mantequilla sin sal, suavizada.
* 4 tazas de azúcar glas tamizada.
* 6 cucharadas de mezcla para batido de fresa (yo he utilizado una mezcla para milkshake de fresa que venden en Tiger).
* 2-3 cucharadas de nata.


  Preparación:

- Precalentamos el horno a 180ºC y preparamos nuestro molde con los papelitos que vayamos a utilizar.

- En un bol tamizamos la harina, la levadura y la sal. Reservamos.

- En el vaso de la batidora batimos juntos la mantequilla y azúcar a velocidad media-alta hasta que obtengamos una mezcla pálida y esponjosa.

- Agregamos los huevos uno a unos, batiendo bien entre ellos para que queden bien integrados.

- Seguimos ahora con el preparado de batido y volvemos a mezclar bien.

- Después agregamos la mezcla de harina y batimos hasta que quede bien integrada.

- Por último, añadimos la leche y mezclamos hasta que nos quede una masa homogénea (podemos añadir colorante rosa si nos apetece, yo lo hice).

- Repartimos la mezcla en los moldes y horneamos durante unos 20 minutos, o hasta que al insertar un palillo, éste salga limpio.

- Una vez horneados los dejamos reposar en el molde unos 5 minutos y ya los colocamos sobre una rejilla para que se enfríen.

- Mientras se enfrían preparamos nuestro frosting que es bien sencillos, tan solo tenemos que añadir todos los ingredientes en el vaso de la batidora y batir a velocidad media-alta con las varillas. Ya dependiendo de la consistencia que prefiramos podemos añadir más o menos azúcar glas o nata. Y en este caso, el colorante también es opcional.

- Echamos nuestro frosting en la manga con la boquilla que elijamos, cubrimos nuestros cupcakes ya fríos y decoramos como más nos guste.

  A mí me vino la idea de usar estos moldes que compré hace mucho y que tenía por estrenar, pero lógicamente podéis usar los que tengáis en casa, yo de hecho tengo nada más que estos dos moldecitos, el resto de cupcakes los hice en moldes de papel.


  Bueno qué?, os apuntáis a esta nueva moda del procrastibaking o lleváis tiempo haciéndolo sin saberlo? Sea como fuere, espero que os animéis y probéis esta receta, es sencilla y con casi nada de decoración quedan ideales.

  Pues así he despertado de mi letargo veraniego, nos vemos en la próxima entrada, muchos besotes.

martes, 31 de julio de 2018

Apfelkreppel

  Pues hoy por fin aparezco de nuevo por aquí, quienes sigáis Desirvientadas por Facebook o Instagram os habréis dado cuenta de que hemos estado de viaje. Un viaje precioso recorriendo La Ruta de los Cuentos de Hadas empezando por Frankfurt y terminando en Hamburgo, visitando unos pueblos preciosos la mar de pintorescos de donde provienen muchas de las leyendas y cuentos que conocemos, aunque sea un poco maquillados para eliminar las partes más crueles.


  Tenía esta ruta en mente desde hace años, pero por una cosa u otra siempre la dejábamos aparcada y por fin este año nos decidimos. Es una ruta que no está muy explotada y queda sobre todo para los pocos turistas alemanes que visitan algunos de esos pueblos, así que hemos disfrutado de esa otra Alemania que no conocíamos.


  Ha sido una pasada poder visitar la casa de Blacanieves, o el castillo de Cenicienta, o la Torre donde Rapunzel estaba secuestrada. Debo decir que nos ha encantado hacer un viaje tan diferente a los de otros años por esas carreteras que atravesaban bosques inmensos y tupidos.

  Ya para rematar, se nos ocurrió pasar un par de días en Amsterdam, mira que Hamburgo tiene canales, pero el encanto de los de Amsterdam es único, disfrutamos un montón también.


  Y en Frankfurt probé esta receta que os traigo hoy, que vienen a ser unos donuts con manzanas, pero con un toque especial propiciado por ese relleno que no es otra cosa que una pasta choux menos consistente que se extiende sobre la masa y al freírlos le da una esponjosidad y un sabor maravillosos. Ahí os dejo con la receta.

  Ingredientes:

  Para la masa:

* 250 ml. de leche.
* 75 gr. de mantequilla.
* 500 gr. de harina.
* 25 gr. de levadura fresca de panadería o 15 gr. de levadura seca activa.
* 75 gr. de azúcar.
* 1 pizca de sal.
* 1 huevo grande.

  Para el relleno:

* 125 ml. de agua.
* 25 gr. de mantequilla.
* 1 pizca de sal.
* 1 cucharada de azúcar.
* 75 gr. de harina.
* 15 gr. de fécula de maíz.
* 3 huevos grandes.
* 600 gr. de manzanas.

* Aceite para freír.
* Azúcar y canela para rebozar.


  Preparación:

  De la masa:

- Calentamos la leche (que nos quede templada) y derretimos la mantequilla.

- Ponemos la harina en un bol junto con la levadura y añadimos los ingredientes restantes y la mezcla de leche y mantequilla.

- Colocamos en el vaso de la batidora y amasamos con el gancho, comenzando a velocidad baja y aumentando progresivamente al máximo, mantendremos así unos 5 minutos.

- Cubrimos la masa y la dejamos reposar en un lugar cálido hasta que doble su volumen.

  Del relleno:

- Hervimos el agua, la mantequilla, la sal y el azúcar en un cazo. Retiramos del fuego.

- Mezclamos la harina con la fécula de maíz y lo agregamos al líquido. Nos quedará una bola de masa suave, calentamos ahora durante 1 minuto.

- Añadimos los huevos uno a uno, batiendo bien para que nos queden bien integrados.

- Lavamos y pelamos las manzanas y las cortamos en cubitos pequeños.

  Montaje:

- Amasamos la masa sobre una superficie enharinada y la extendemos con forma de rectángulo.

- Extendemos el relleno sobre la masa y rociamos las manzanas cortadas.

- Enrollamos desde el lado largo y cortamos rebanadas de aproximadamente 3 cm. de ancho y las colocamos sobre papel encerado.

- Las dejamos reposar durante unos 15 minutos.

- Los freímos en aceite, que no esté excesivamente caliente o se nos dorarán mucho por fuera quedando crudos por dentro. Doramos bien por ambos lados.

- Escurrimos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite y aún calientes los rebozamos en una mezcla de azúcar y canela.

  Puede parecer una receta complicada, pero no, requiere un poco más de tiempo para preparar el relleno, pero como la masa tiene que levar nos deja tiempo de sobra para hacerlo.Y con el ingrediente estrella que guió nuestro viaje, las manzanas. A pesar de haber tantas leyendas por la zona, Blancanieves parece captar más atención que ninguna otra princesa.



  Pues por hoy ya está, os dejo tiempo para que hagáis estos Apfelkreppel mientras yo voy pensando en alguna nueva receta y me mentalizo en que pronto hay que volver al trabajo. Muchos besos y hasta la próxima entrada.

martes, 17 de julio de 2018

Condensed Milk & White Chocolate Bundt Cake

  Pues vengo a veros de nuevo con este bundt tan estupendo. Una textura y sabor maravillosos. Podía haberle puesto algún glaseado, pero me pareció que había quedado tan bien, así tal cual, que decidí que solo espolvorearía algo de azúcar glas y listo.


  Da igual que haga este calor, he pasado tantas semanas sin hornear que ahora me apetece muchísimo y como la cocina es uno de los lugares más fresquitos de la casa pues no da tanta pereza. Así que aquí me tenéis, dándole un poquito de caña a mi horno.


  Mira que me gusta preparar bundts, los moldes son tan bonitos...y si la receta no es complicada, enseguida tienes un bizcocho precioso y delicioso. Y yo soy de las que siempre tiene una excusa: Que si me lo llevo al trabajo, que si mi chico mayor tiene ganas de algo dulce para desayunar, que si no hay nada para acompañar el cafelito,...y es que cuando algo te gusta, sacas las ganas y el tiempo.


  Ingredientes:

* 300 gr. de harina.
* 15 gr. de polvo de hornear.
* 150 gr. de chocolate blanco para fundir.
* 150 gr. de mantequilla sin sal.
* 6 huevos.
* 125 gr. de buttermilk (o suero de leche).
* 6 cucharadas de leche condensada.
* 90 gr. de azúcar.
* Azúcar glas para espolvorear.


  Preparación:

- Precalentamos el horno a 170 ºC y engrasamos el molde que vayamos a utilizar,

- Derretimos el chocolate blanco y la mantequilla, en el microondas mismo, a baja temperatura y tiempos cortos, removiendo bien tras cada toque de microondas.

- En un bol tamizamos juntos la harina y el polvo de hornear. Reservamos.

- Ponemos la mezcla de leche condensada y chocolate en el vaso de la batidora, y vamos añadiendo los huevos uno a uno, sin dejar de batir, a velocidad media baja, mezclando bien entre ellos, así van quedando bien integrados en la mezcla.

-  Ahora agregamos el azúcar y la leche condensada, y volvemos a batir a velocidad medio alta, hasta que nos quede una mezcla homogénea.

- Añadimos la buttermilk, batimos bien.

- Y poco a poco vamos echando la mezcla de harina y polvo de hornear, a velocidad media alta, hasta que nos quede todo bien mezclado.

- Vertemos la masa en el molde y horneamos unos 50-60 minutos, o hasta que al insertar un palillo, este salga limpio.

- Tamizamos un poco de azúcar glas por encima y...listo!!!



  Pues hoy no me enrollo más, que tengo muchas cosas pendientes. Espero que alguien se decida a preparar esta dulzura a pesar de los calores y que lo disfrute de lo lindo. Así que muchos besotes y hasta la próxima receta.

miércoles, 11 de julio de 2018

Turrón Ice Cream Cupcakes

  Pues por aquí estoy de nuevo, he tardado un poquito en publicar porque he andado de médicos, y parece que por fin el dolor está controlado y puedo empezar a hacer una vida normal sin tener que tomarme al día una media de 10- 12 pastillas diarias. Ya sé que parece una barbaridad, pero es lo que necesitaba, no para funcionar, sino para no pasar aún más dolor.


  Así que ya puedo gritar ese "Yay" (hurra) que os pongo en las fotos, casi no me lo creo ni yo, pero por fin llegó ese momento. Ya me atrevo a salir sola a la calle, que con los efectos secundarios del tratamiento ni podía, y otra cosita,... ya tengo ánimos para hornear!!!


  El día que me puse a hacer estos cupcakes ya me dijo mi marido: "Estás mejor", y estaba en lo cierto. Publicar cada entrada no es fácil, lleva su tiempo escoger la receta, prepararla, montar un pequeño escenario para hacer sus fotos y esos pequeños vídeos que a mí me gusta hacer. Y para eso hay que estar bien.


  Ahora toca cuidarse y disfrutar un poquito porque han sido unos meses duros y difíciles. Hasta mis hijos lo pasaban regular viéndome así, y eso que delante de ellos intentaba disimular al máximo, pero claro, cuando estás así de mal resulta complicado.


  El caso es que ya estoy recuperada y llevaba tiempo queriendo estrenar estos vasitos tan monos con una receta especial, así que me decidí por estos cupcakes cuya base es el helado, yo lo escogí de turrón porque a mis niños les encanta ese sabor, pero podéis decidiros por el que más os guste, saldrán igualmente buenos.

  Ingredientes:

  Para los cupcakes:

* 600 gr. de helado.
* 210 gr. de harina.
* 15 gr. de polvo de hornear.
* 4 huevos.

  Para el frosting:

* 1+1/2 taza de helado derretido.
* 1/2 taza de mantequilla sin sal, a Tª ambiente.
* 3-5 tazas de azúcar glas.


  Preparación:

  De los cupcakes:

- Sacamos el helado del congelador más o menos 1 hora para que se derrita, pero al punto de que esté cremosito.

- Precalentamos el horno a 180ºC y preparamos nuestro molde de cupcakes, bien engrasándolo, o poniendo nuestras capsulitas. O utilizamos unos vasitos ideales, que es lo que he hecho yo.

- En un bol tamizamos juntas la harina y la levadura.

- En el vaso de la batidora ponemos el helado.

- Añadimos los huevos, uno a uno, batiendo bien entre ellos a velocidad media-alta para que queden bien integrados.

- Ahora bajamos la velocidad de la batidora y vamos agregando la mezcla de harina y polvo de hornear poco a poco, hasta que nos quede una mezcla homogénea.

- Repartimos la mezcla en los moldes y hornearmos durante unos 20 minutos, o hasta que al insertar un palillo, este salga limpio.

  Del frosting:

- En el vaso de la batidora con las varillas, batimos juntos el helado, la mantequilla y un par de tazas de azúcar glas.

- Vamos añadiendo más azúcar glas hasta obtener la consistencia deseada.



  Pues ya me tenéis por aquí de nuevo, de momento me lo voy a tomar con calma porque además quiero disfrutar un poquito del verano con la familia, bastante mal lo hemos pasado todos. Pero poco a poco iré retomando la actividad normal y me tendréis dando guerra cada dos por tres. Muchos besotes y hasta la próxima receta.

lunes, 25 de junio de 2018

Orange Sour Cream Bundt Cake

  Ya sé que suelo publicar los fines de semana, pero con estas calores y con los dolores no me ha apetecido nada de nada, así que hoy lunes me he puesto a primera hora, "con la fresquita", como se dice por aquí. Hoy por fin los chicos terminan las clases, así que aunque alguno tendrá que seguir estudiando este verano nos podremos permitir levantarnos un poquito más tarde.


  Eso si me lo permiten los dolores de mi cara, claro está. Normalmente necesito analgesia desde primera hora de la mañana. Muchos me preguntáis que cómo sigo, y la respuesta es que más o menos igual, con mucha analgesia que hace más llevadera esta situación, pero desesperada porque no le veo fin, ¿hasta cuándo tendré que seguir con una media de 10 pastillas diarias?.


  Al menos ya no tengo esa tristeza que acompañaba a este dolor, antes de comenzar con el tratamiento sólo tenía ganas de llorar y con las pastillas que me causaron tantos efectos secundarios eso ha cambiado, y es que son antidepresivos, aunque no los utilizo con ese fin, sino para paliar estos dolores (también está indicado para eso). No me atrevo a decir que estuviera deprimida, pero debo confesar que mi estado de ánimo era horrible, ya os digo, me ponía a llorar por cualquier cosa y ahora me encuentro más fuerte, con más ánimos para enfrentarme a esto que me pasa.


  La receta de hoy es de hace ya unas cuantas semanas, tenía pendiente el publicarla. Aún no me he encontrado con fuerzas para hornear, me conformo con hacer alguna publicación, pero espero en esta semana ser capaz de preparar alguna cosita.

  Ingredientes:

  Para el bizcocho:

* 250 gr. de mantequilla sin sal, a Tª ambiente.
* 1+1/4 tazas de caster sugar o azúcar ultrafina para repostería.
* 4 huevos, separados yemas y claras.
* 1 cucharadita de ralladura de naranja.
* 1 cucharadita de pasta de vainilla.
* 2 tazas de harina para todo uso.
* 1+1/2 cucharaditas de polvo de hornear.
* 1+1/2 cucharadita de bicarbonato sódico.
* 1/2 cucharadita de sal.
* 1+1/2 tazas de nata agria.

  Para el sirope:

* 1/2 taza de azúcar.
* 1/2 taza de zumo de naranja.
* 1/3 taza de licor de naranja.

  Para el glaseado:

* 3/4 taza de azúcar glas .
* 4 cucharaditas de licor de naranja.


  Preparación:

  Del bizcocho:

- Precalentamos el hornoa 160ºC y engrasamos el molde.

- Batimos las claras con las varillas con 1/2 taza de azúcar, que queden picos bien firmes. Reservamos.

- En el vaso de la batidora batimos la mantequilla con la taza de azúcar que nos queda, a velocidad media-alta hasta obtener una mezcla ligera y esponjosa.

- Añadimos las yemas, una a una, batiendo bien entre ellas, que queden bien integradas en la masa.

- En un bol tamizamos juntos, la harina, el polvo de hornear, el bicarbonato y la sal.

- La mezcla de harina la agregamos a la mezcla anterior, en 3 veces, alternando con la nata agria, empezando y acabando con la harina y mezclado bien cada vez.

- Ahora añadimos las claras que teníamos reservadas, con movimientos envolventes hasta que quede bien integrada.

- Vertemos la masa en el molde y horneamos durante aproximadamente 1 hora o hasta que al insertar un palillo, este salga limpio.

- Una vez horneado lo dejamos reposar en el molde unos 10 minutos, para después desmoldar y dejar enfriar sobre una rejilla.

  Del sirope:

- En un cazo pequeño ponemos todos los ingredientes a fuego medio hasta que reduzca, aproximadamente unos 7 minutos.

- Dejamos enfriar unos 5 minutos y rociamos sobre el bizcocho recién desmoldado.

  Del glaseado:

- Tamizamos el azúcar glas y lo batimos junto con el licor de naranja.

- Rociamos sobre el pastel ya frío.



  Pues por hoy ya está. Ya sé que las últimas semanas las entradas no están siendo muy alegres, pero como siempre he dicho, este blog para mí siempre ha sido terapeútico, porque no es un recetario simplemente, es un blog y lo aprovecho para contar lo que me apetezca en cada momento. Así es como me siento ahora y así lo manifiesto. A ver si la semana que viene puedo estar mejor, que esta semana toca cita con el maxilo y ojalá pueda darme alguna solución. Muchos besotes y hasta la próxima entrada.

sábado, 16 de junio de 2018

Birthday Cake (Tarta de Cumple)

  Pues sí, le he puesto a este pastel "tarta de cumple" porque no sabía cómo ponerle, y ya que es mi cumple por poneros alguna, aunque sea la que hice para mi niño, yo ya me paso bastante de esos 15 añitos. Lo  primero es dar las gracias a todas esas personas que se han preocupado por mi salud ya sea por Facebook, por Instagram y por WhatsApp, de forma pública o privada y por supuesto a todos los que me han felicitado ya o lo harán a lo largo del día.


  Ahora os explico bien lo que pasó, y es que a pesar de no querer tomarme la medicación para la neuralgia al final no me quedó más remedio. Y por qué no quería tomarla??? Pues por cosas como la que me ha pasado con esta tarta, hasta que me adapto lo paso fatal, las pastillas me pasan un factura muy cara y es que me convierto en una completa inútil, torpe, incapaz de concentrarme, dando 40 vueltas para hacer cualquier chorrada. En esta ocasión, tras la primera noche, además de muchísimas pesadillas hasta tuve una alucinación (casi llamo a Íker Jiménez...es broma, pero para que os hagáis una idea, era como una historia de las de su programa). Esta vez también ha venido todo eso acompañado de muchos mareos y bochornos, y a veces quería hablar y no era capaz de dar con la palabra que quería decir y me quedaba como tartamuda.


  A pesar de todo no quería que mi niño se quedara sin su tarta, había pensado con anterioridad hacer una tarta de crepes con Nutella, como estoy harta de hacer crepes me pareció que sería capaz de hacerla, perooooo...tan idiota estaba que equivoqué la receta y usé la que normalmente uso para mis tortitas, ya me pareció raro cuando hacía la receta que tuviera tanta efervescencia, pero ya cuando la eché en la sartén de crepes me dije, algo no va bien...esto se comporta como una tortita, volví a la libreta y me di cuenta de que es que era eso precisamente. En fin, que es una receta de pancakes preparada estilo crepe. Y bufff...mientras las hacía encima con las ventanas abiertas de par en par por los sofocos.


  No tuve fuerzas ni para montarla ese día, y estaba tan torpona que me llevó toda la mañana siguiente terminarla, algo que normalmente hubiera hecho en 20-30 minutos. Pero parece que a todos finalmente terminó gustándoles, por eso os la pongo, aunque también es posible que se la comieran por no darme un disgusto los pobres. No os puedo dar mi opinión porque ni me apeteció probarla siquiera con lo malita que estaba, así que confío en ellos. Si no llega a ser porque estaba mi marido que me echó una mano, no hubiera hecho ni fotos, porque la verdad es que no tenía ni fuerzas ni ánimos...no son las mejores del mundo, pero aquí están.


  No hay mal que por bien no venga, así os paso mi receta favorita de pancakes, que fíjate, por una cosa un otra no os la había puesto. Ya vosotras hacéis lo que queráis, lo hacéis bien, como tortitas o la tontería que yo hice, que según el cumpleañero obtuvo mejor resultado.

  Ingredientes:

* 110 gr. de harina para todo uso.
* 20 gr. de polvo de hornear.
* 210 ml. de leche.
* 1 huevo grande.
* 30 gr. de mantequilla derretida.
* 1 cucharadita de vainilla en pasta.
* Mantequilla o spray desmoldante para engrasar la sartén.

  Preparación:

- Pues yo lo echo todo en la Thermomix y hala, palante. Para que salieran tantas crepetortitas multipliqué la receta por 4, por si se os ocurre hacer lo mismo que he hecho yo.

  El montaje es sencillo, sobre todo si estás sano (que no era mi caso): Capa de crepetortita y capa de Nutella, así hasta la última, ahí ya le puse un poco de nata montada, algo más de Nutella por encima y unos sprinkles.


  Bueno, deciros que ya estoy un poquito mejor, que mi médico de cabecera me ha hecho hasta un chequeo completo. Aún persisten los dolores y preciso de analgesia cada 4 horas, y a veces ni eso es efectivo pero al menos los efectos secundarios a pesar de doblar la dosis han ido a mucho menos. Ya me han visto el neurólogo y el máxilofacial y estoy a la espera de pruebas y resultados.

  Hoy he decidido que quiero volver a hacer una vida medianamente normal, por eso me he lanzado a escribir esta entrada aunque sea con mucho esfuerzo. No quiero seguir con esta sensación de enfermedad constante, necesito restablecerme y para ello debo volver poco a poco a lo que es mi vida habitual, aunque sea con dolores. Y voy a terminar con algo que se dice siempre, pero simplemente porque es verdad, cuando uno está sano no sabe lo que tiene. Muchos besotes y espero que todos estéis muy sanitos.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...