domingo, 21 de enero de 2018

Chippy Peanut Butter & Chocolate Cookies

  Bufff, me ha costado una vida sacar unos minutos esta semana para poder escribir esta entrada, yo no sé qué es lo que ocurre, pero yo que pensaba que cuando mis hijos crecieran me irían dejando más tiempo, pues cada vez me veo con más cargas y con menos tiempo.


  Pero no sólo ocurre en casa, también en el trabajo, yo me encuentro cada vez más saturada y que llego más cansada a casa, quizás también tenga mucho que ver que voy cumpliendo años y lo acuso más, pero tampoco veo a la gente más joven que entra en el servicio que vayan sobrados.


  Tengo la sensación estas últimas semanas de que cada vez hago más y llego a menos, y lo peor no es eso, si no lo poco valorado que lo sientes. Se da por hecho que tienes ciertas obligaciones, y lo es, pero que quienes te rodean en ocasiones no se dan cuenta de todo lo que tienes que solucionar antes para poder cumplir con esa obligación, y eso implica muchas veces mucha constancia, otras creatividad, otras tener un par,..., y a veces un poco de todo.


  ¿Cómo se compensa eso? Pues en casa si soy sincera me basta con algún beso, un abrazo, un te quiero y de vez en cuando con un: "¿Qué haríamos sin ti?". Pero en lo profesional???, no sé, no lo veo, ni lo siento, ni lo escucho...y a veces encima te lo ponen más complicado aún las altas esferas, es lo que hay.

  Ingredientes:

* 1 taza de mantequilla, sin sal, a Tª ambiente.
* 1 taza de mantequilla de cacahuete (en mi caso de mantequilla de cacahuete y chocolate).
* 1 taza de azúcar fino (o caster sugar, si no, pues de la de siempre).
* 1 taza de soft light brown sugar (si no la encontráis, pues azúcar moreno y ya está).
* 2 huevos grandes.
* 1 cucharadita de vainilla en pasta.
* 2+1/4 tazas de harina para todo uso.
* 2 cucharaditas de bicarbonato sódico.
* 300 gr. de chips, mitad de chocolate y mitad de mantequilla de cacahuete.
* 1/4 cucharadita de sal.


  Preparación:

- En el vaso de la batidora, batimos la mantequilla, la mantequilla de cacahuete y los dos tipos de azúcar, hasta conseguí una mezcla ligera y esponjosa.

- Agregamos los huevos, uno a uno, batiendo bien entre ellos y añadimos después la vainilla, volviendo a batir bien, que nos quede una mezcla homogénea.

- En otro bol tamizamos juntas la harina y la sal.

- Añadir gradualmente a la mezcla de mantequilla sin dejar de batir.

- Añadimos los chips de chocolate y de mantequilla de cacahuete y los integramos con movimientos envolventes.

- Con la cuchara de hacer bolitas de helado vamos formando bolas de masa de galletas que colocaremos sobre papel encerado en la bandeja del horno.

- Horneamos a 175ºC, 12-15 minutos o hasta que estén doradas.

- Dejamos enfriar 5 minutos antes de retirar de la bandeja, para después dejar que se terminen de enfriar sobre una rejilla.


  Siento que la entrada de hoy no sea la más positiva del mundo, pero estoy viviendo una semana difícil y es lo que siento, es así, es lo que me sale. Espero que vuestra semana sea mejor, yo de momento me voy a plantear un domingo tranquilo en casa y en familia y voy a tratar de olvidarme del resto. A lo mejor hasta horneo algo esta tarde. Muchos besotes para todos y hasta la próxima receta.

sábado, 13 de enero de 2018

Coconut Bundt Cake

  Ea, pues ya se acabaron las fiestas y hemos vuelto todos a nuestra rutina, con más o menos ganas, pero ahí estamos. Yo estaba loca por estrenar mis regalos de Reyes y ahí los podéis ver, mi molde nuevo Nordic Ware, el cake stand y la cafetera, y además me ha parecido la mejor ocasión, porque tal fecha como hoy precisamente comenzó la andadura de este blog hace ya 7 años.


  Y además en este último año conseguí otro de mis propósitos, el de publicar con regularidad. Ha habido rachas en las que lo he tenido muy abandonado y decidí que quería volver a retomar esta historia, disfruto con cada receta, con cada foto, con cada entrada,...y ahora para quienes me seguís en Facebook también podéis comprobar que me he metido una mijita en el mundo de darle un poquito de vida a las fotos editándolas a modo de vídeos.


  El arreglar la cocina y ponerla cómo realmente quería ha sido básico para retomar la actividad del blog. Lo a gusto que me siento en ella desde que la reformamos, y ese horno nuevo que le pusimos me tiene encantada, el anterior, el pobre andaba cada vez más escacharrado, aunque cumplió su misión hasta el último día.


  Y es que cuando te encuentras a gusto todo va mucho mejor, más de una vez hemos comentado las compañeras lo mal que lo hemos pasado en determinados servicios y lo gratificante que es encontrarte en un sitio donde te sientes bien acogido. Incluso lo he vivido esta misma semana con el regreso a las clases de mis hijos, no es que tuvieran ganas de volver al instituto y de que se acabaran las vacaciones, pero salieron contentos incluso después de su primer día de regreso...igualito que antes...

  Ingredientes:

* 1+1/2 tazas de mantequilla sin sal, a Tª ambiente.
* 125 gr. de crema de coco (no confundir con leche de coco, ésta es más cremosa, aunque es más difícil de encontrar).
* 125 gr. de queso crema.
* 3 tazas de azúcar super-fina (o caster sugar).
* 6 huevos grandes a Tª ambiente.
* 2 cucharaditas de extracto de coco.
* 1 cucharadita de extracto de vainilla.
* 1/2 cucharadita de extracto de almendra.
* 3 tazas de harina para todo uso.
* 1 cucharadita de polvo de hornear.
* 1 cucharadita de bicarbonato sódico.
* 1/2 cucharadita de sal.
* 2 tazas de coco rallado.


  Preparación:

- Precalentamos el horno a 180ºC y engrasamos el molde.

- En el vaso de la batidora mezclamos la mantequilla, la crema de coco, el queso crema y el azúcar. aumentando de velocidad progresivamente, hasta que nuestra mezcla quede ligera y pálida.

- Añadimos los huevos uno a uno, sin dejar de batir, y esperando a que se incorporen bien antes de agregar el siguiente.

- Es el momento de añadir los extractos.

- En un bol tamizar juntos la harina, el polvo de hornear, el bicarbonato sódico y la sal.

- Incorporamos los ingredientes secos a la mezcla anterior, batiendo a velocidad media y sólo hasta que quede todo bien integrado.

- Añadimos el coco rallado y lo incorporamos bien con nuestra lengua pastelera.

- Vertemos en el molde y horneamos entre 60-70 minutos, o hasta que al insertar un palillo, éste salga limpio.

- Dejamos reposar en el molde durante 10 minutos, desmoldamos sobre una rejilla y dejamos que termine de enfriar.


  Como veis, he querido estrenar el molde con un bizcocho de coco, que hacía mucho que no hacía nada con ese sabor, o al menos me lo parece a mí. Queda rico rico y muy esponjoso, así que otra recomendación de mi parte, a parte de la de intentar sentiros a gusto donde quiera que estéis. Yo como siempre os mando muchos besotes y hasta la siguiente receta.

jueves, 4 de enero de 2018

Roscón de Reyes Rollo de canela (Cinnamon Roll Three Kings Bread)

  Pues ahí como cada año, comiéndome la cabeza a ver lo que se me ocurría para hacer un Roscón especial este año. Mira que le he dado vueltas, pero nada, que no daba con la idea; hasta que por fin se iluminó la bombillita y decidí que el toque diferente de esta vez iba a ser hacerlo como un rollo de canela pero con masa de Roscón.


   La verdad es que ha aprendido a desarrollar mi paciencia hasta límites insospechados, todo gracias a mi familia, al trabajo, etc., y es que si vierais la tranquilidad con la que te tomo ahora lo de esperar los levados, vamos, no me lo creo ni yo.


  Y lo mejor de todo es que he comprobado que sin prisas sale mucho mejor, sobre todo si hablamos de este tipo de masas. Que la receta pone que hay que dejar dos horas levando, pues hala, yo lo dejo toda la noche, y así todo.


  Me he permitido el lujo de irme a la calle con todo mi papo y bueno, ya seguiría cuando volviera. Os recomiendo que os toméis así esto del Roscón, es mucho más productivo además porque sale a la primera.


  Ingredientes:

  Para el prefermento:

* 90 gr. de harina de fuerza.
* 50 gr. de leche.
* 5 gr. de levadura fresca de panadería.

  Para el resto de la masa:

* 120 gr. de azúcar glas.
* 80 gr. de leche+1palo de canela.
* 60 gr. de mantequilla sin sal, a Tª ambiente.
* 2 huevos medianos.
* 20 gr. de levadura fresca de panadería.
* 1 cucharada de vainilla en pasta.
* 340 gr. de harina de fuerza.
* Una pizca de sal.
* El prefermento.

  Para el relleno:

* 1 taza de nata.
* 3-4 cucharadas de azúcar.
* 250 gr. de queso crema.


  Preparación:

  Del prefermento:

- Diluimos la levadura en la leche templada (unos 37ºC) y después añadimos la harina.

- Amasamos bien y formamos una bola que dejamos tapada en un bol tapado con film transparente para que repose y leve, aunque lo hará muy poquito. En teoría debe estar unas 3 horas, pero yo lo hice por la mañana temprano y lo dejé hasta última hora de la tarde.

  De la masa:

- En un cazo infusionamos a fuego lento los 80 gr. de leche con el palo de canela, hay que tener en cuenta que reducirá un poco, así que cuando vayamos a agregarlo con el resto de los ingredientes pesamos, y completamos hasta los 80 gr. de nuevo, esto también nos ayudará a que temple, y una vez templada diluimos en esa leche los 20 gr. de levadura fresca de panadería.

- En el vaso de la batidora amasadora agregamos el resto de los ingredientes, incluyendo el prefermento y por último esa leche infusionada con la levadura diluida.

- Con el gancho amasamos, empezamos a una velocidad baja y vamos subiendo progresivamente hasta la velocidad máxima hasta conseguir una masa elástica y pegajosa. Yo no conté el tiempo, pero debió llevarme como entre 10-15 minutos.

- Llevamos la masa a un bol grande engrasado y lo dejamos reposar de nuevo para que leve. La receta dice que de una a dos horas, pero yo lo dejé desde última hora de la tarde hasta por la mañana, nada que ver, subió muchísimo más.

- Sobre una superficie enharinada o engrasada (yo soy más partidaria de engrasarla con spray desmoldante) amasamos un poquito para desgasificar. Yo he dividido la masa por la mitad, pero ya depende de lo grande que queráis hacer el roscón.

- En un bol preparamos una mezcla con 1 taza de azúcar y 2 cucharadas de canela en polvo.

- Estiramos la masa con un rodillo, rociamos con la mezcla de azúcar y canela y enrollamos.

- Sobre una bandeja de horno forrada con papel encerado le damos la forma de roscón. Yo tengo la costumbre de colocar en el centro un molde metálico de flan pata que se mantenga mejor el agujero del centro.

- Cepillamos con huevo batido y lo dejamos reposar de nuevo, en teoría de nuevo 2 horas, pero yo lo dejé desde media mañana hasta media tarde.

- Pincelamos de nuevo con huevo batido y decoramos con una mezcla de azúcar y canela humedecida.

- Horneamos con el horno precalentado a 200ºC con calor arriba y abajo durante unos 15-20 minutos, que nos quede doradito.

  Del relleno:

- Montar con las varillas la nata bien fría con el azúcar, que quede bien firme.

- Añadir el queso crema y seguir batiendo hasta que quede todo bien incorporado.

  Con estas cantidades han salido dos roscones como el que veis, uno no lo he rellenado porque si se piensa bien no es necesario con el relleno de azúcar y canela, ya así sin más está rico rico. Pero siempre me gusta hacer uno de cada y el relleno de queso crema le viene genial.


  Os pongo foto del corte del que no está relleno para que veáis también lo bien que queda, no os lo enseño entero porque a mi familia le faltó tiempo para cortarlo y probarlo, y debo decir que gustó muchísimo. Bueno, pues os dejo ya, sólo me queda deciros que espero que los Reyes Magos os traigan todo aquello que deseéis. Muchos besotes y hasta la próxima entrada.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...