martes, 30 de octubre de 2018

Spook Cake Roll

  Y sabéis que últimamente tengo costumbre de publicar los domingos. Me gusta ponerme un día para publicar y así voy organizando el trabajo. Aunque hay semanas como la pasada en la que la organización da para llegar a hacer lo que es inexcusable y ya está, así que tareas como la de mis recetas y el blog quedan relegadas por obligación.


  La pena no es sólo que tenga muchas obligaciones, sino que encima algunas no son nada agradables y hacen que mi estrés se dispare, tanto que está repercutiendo en mi salud y en mi estado de ánimo. Pero siempre tengo mi cocina para centrar mis energías y desconectar de todo un poco, y ya de paso prepararles a mis chicos cositas tan ricas como ésta, y ver sus caras y sus sonrisas pues se convierte en la mejor medicina que nadie pueda darme.


  Yo os animo a que practiquéis esta terapia, porque además viene de perlas para fechas como la que se acerca y nos deja disfrutar un poquito más de fiestas especiales como Halloween. El pastel de hoy no es más que un brazo gitano de chocolate un poco fantasma con montones de ojos que nos espían. Os dejo con la receta.


  Ingredientes:

  Del bizcocho:

* 4 huevos.
* Una cucharadita de extracto de vainilla.
* 110 gr. de azúcar.
* 110 gr. de harina tamizada.
* 50 gr. de cacao en polvo sin azúcar, tamizado.
* Una cucharadita de polvo de hornear.
* 1/4 cucharadita de sal.
* Azúcar glas.

  Del frosting (para el relleno y el exterior):

* 150 gr. de mantequilla sin sal, suavizada.
* 4 tazas de azúcar glas tamizada.
* 6 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar, tamizado.
* 2-3 cucharadas de nata.


  Preparación:

  Del bizcocho:

- Precalentamos el horno a 180ºC  y preparamos la bandeja del horno engrasándola (yo con spray desmoldante), colocamos una lámina de papel encerado y engrasamos de nuevo.

- En un bol batimos los huevos con la vainilla a alta velocidad con la batidora eléctrica durante 5 minutos.

- Poco a poco vamos agregando el azúcar, batiendo hasta que se disuelva.

- Tamizamos juntos la harina, el cacao, el polvo de hornear y la sal y vertemos sobre la mezcla de huevo batiendo hasta que quede bien integrada.

- Extendemos la masa uniformemente sobre la bandeja.

- Horneamos a 180ºC durante 10-12 minutos o hasta que se dore.

- Enrollar en un paño de cocina humedecido y rociado con azúcar glas.

- Dejamos entonces que enfríe y cuando lo haya hecho desenrollamos y rellenamos con la buttercream de chocolate.

  Del frosting (para el relleno y el exterior):

- Nuestro frosting no es más que una buttercream de chocolate para la que tenemos que añadir todos los ingredientes en el vaso de la batidora y batir a velocidad media-alta con las varillas. Ya dependiendo de la consistencia que prefiramos podemos añadir más o menos azúcar glas o nata.


  No es tan difícil, a qué no? Y de verdad que no necesita demasiado tiempo aunque no tengáis aún mucha maña haciendo pasteles, os lo aseguro. Si tenéis dudas en cómo preparar alguna receta tenéis una ventaja enorme que hoy por hoy es fabulosa, los tutoriales que podéis encontrar por internet os pueden ayudar un montón en la tarea.

  Pues nada, os dejo con la receta y de nuevo os animo a poneros a cocinar, es de lo más gratificante y delicioso. Muchos besotes y hasta la próxima entrada.

2 comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...