viernes, 7 de agosto de 2020

Vanilla Bundt Cake with Chocolate Cream Cheese Filling

 Pues por aquí andamos de nuevo, hoy muy muy cansada porque ayer las 14 horas en el hospital fueron realmente agotadoras. Apenas pudimos parar desayunar y almorzar, y con prisas. Fue uno de esos días que cuando salía iba arrastrándome hasta el coche.

  Hubo día para todo, para curar, para canalizar vías imposibles, para hacer de McGiver con un drenaje, para transfundir, medicar, consolar, escuchar, pelearme con un familiar, gastroscopia de urgencia, etc. y hasta una reanimación a última hora de la tarde. Total, un día muy muy completito.

  Cada día cuando termino el turno pienso que esto no está pagado, pero ahí volvemos a la carga en el turno siguiente dándolo todo como sino hubiera un mañana y es que no puedo evitar que  me guste lo que hago, pero a la vez te vas con una sensación de vacío horrorosa cuando hay pacientes y familiares que te reprochan que has tardado más de lo que ellos creen que debes en hacer esto o aquello mientras el sudor te cae por todos lados porque no das para más. Sin contar con ese machismo enraizado que hace que alguno que otro no sea capaz de hablarle a un compañero varón de la misma forma que lo hace contigo.


  En fin, que esto es lo que hay y seguiremos en la lucha aunque haya días en los que te entren ganas de tirar la toalla o de pegarle tres guantás al tonto de turno, que siempre hay como poco uno. Yo ya he desfogado un poquito hoy, que me hace falta de vez en cuando aunque entiendo que eso a vosotros os importe un pimiento y os dejo con este receta que es realmente espectacular.

  Ingredientes:

  Para el relleno:

* 240 gr. de queso crema a Tª ambiente.

* 1/2 taza de azúcar.

* 1 huevo grande.

* 1/4 taza de crema agria.

* 1 cucharada+ 1 cucharadita de harina para todo uso.

* 90 gr. de chocolate derretido y enfriado.

  Para el bizcocho:

* 200 gr. de mantequilla sin sal a Tª ambiente, cortada en trozos.

* 2 tazas de harina para todo uso.

* 1+1/2 cucharaditas de polvo de hornear.

* 1 cucharadita de sal.

* 4 huevos grandes a Tª ambiente.

* 1/3 taza de leche a Tª ambiente.

* 1+1/4 tazas de azúcar.

 * 1 cucharadita de pasta de vainilla.

  Para el glaseado:

* 120 gr. de chocolate picado.

* 1/2 taza de nata.

* 1 cucharadita de vainilla en pasta.

  Preparación:

  Del relleno:

- Precalentamos el horno a 180ºC. 

- En el vaso de la batidora con las varillas a velocidad media-alta batimos el queso crema y el azúcar hasta que queden bien combinados.

- Agregamos el huevo, la crema agria y la harina y volvemos a mezclar hasta que nos quede una masa suave.

- Añadimos el chocolate y batimos de nuevo hasta que nos queden todos los ingredientes bien integrados. Reservamos.

  Del bizcocho:

- Engrasamos el molde.

- En un bol tamizamos juntos la harina, el polvo de hornear y la sal.

- En otro bol batimos los huevos ligeramente junto con la leche.

- En el vaso de la batidora con la paleta batimos el azúcar y la vainilla.

- Agregamos la mezcla de harina y batimos a velocidad media-alta durante unos 30 segundos hasta que se integren los ingredientes.

- Sin dejar de batir vamos incorporando la mantequilla que teníamos cortada a trozos  poco a poco hasta que se desmorone. Eso nos llevará aproximadamente unos 3 minutos.

- Lentamente y sin dejar de batir agregamos la mitad de la leche hasta que nos quede esponjoso.

- Agregamos poco a poco la leche restante y continuamos batiendo hasta integrarla por completo.

- Vertemos la mitad de la masa en el molde y creamos un pozo alrededor del centro con el dorso de una cuchara.

- Rellenamos el centro del anillo y luego vertemos la mitad de masa restante.

- Horneamos durante 60 minutos o hasta que al insertar un palillo, este salga limpio.

- Un avez horneado, dejamos reposar en el molde durante unos 15 minutos y desmoldamos.

  Del glaseado.

- Colocamos el chocolate en un bol.

- Calentamos la leche y la vainilla, vertemos caliente sobre el chocolate y removemos con una varilla hasta que nos quede suave y homogéneo.

- Rociamos sobre el bundt cake ya frío.

  Puede parecer complicado porque lleva algunos pasos, pero una vez que te pones a hacerlo, va saliendo como si nada, así que si os entra por el ojo no dejéis de intentarlo porque merecerá la pena ver las caras de los que lo prueban. Yo ya os dejo hoy que me tengo mucha tarea pendiente y esta noche toca ir a la batalla de nuevo, así que muchos besotes y hasta la próxima receta.

viernes, 31 de julio de 2020

Flamingo Cupcakes (Watermelon Cupcakes)

  Pues por aquí ando para despedir julio y recibir agosto con alegría, aunque no estemos en el mejor momento me apetecía dar un poco de vida y de color a este veranito tan raro y ahora mismo tan caluroso.


  Ya incorporada a la rutina del trabajo aparecí el otro día con estos cupcakes para dejar constancia de mi regreso y en un  momento todo el mundo supo que ya habían acabado mis vacaciones y que estaba ya por allí dando guerra aún si haberme visto aún, es lo que tiene ser la repostera del grupo.


  Gustaron mucho y a todo el mundo le encantaron el color y las decoraciones, y es que es eso, a veces hace falta ponerle a la vida un poco de color, así que el objetivo se consiguió con creces y yo más feliz que una perdiz.


  Ando de cabeza, así que he preparado alguna cosa más pero no he tenido tiempo ni de hacer fotos ni vídeo ni ná, pero como han gustado tanto, seguro que repetiré en breve y tendré ocasión de poneros las nuevas recetas.


  Y es que me ha dado también por decorar camisetas, y si a eso le unimos el tiempo que dedico a ayudar a mi pequeño con el inglés que tiene que recuperar en septiembre, pues apenas me queda tiempo para nada, pero ahí seguiremos en el intento de continuar con mis cosas.

  Ingredientes:

  Para la magdalena:

* 120 gr. de harina.
* 1/2 cucharadita de polvo de hornear.
* 5 yemas de huevo a Tª ambiente..
* 100 gr. de gelatina en polvo del sabor escogido, en este caso de sandía.
* 1/2 cucharadita de sal.
* 60 gr. de aceite de oliva.
* 80 gr. de leche a Tª ambiente.
* 5 claras de huevo a Tª ambiente.
* 45 gr. de azúcar.
* 1/2 cucharadita de cremor tártaro.

  Para el frosting:

* 1 taza de mantequilla sin sal a Tª ambiente.
* 4 tazas de azúcar glas tamizada.
* 2 cucharadas de nata.
* 20 gr. de gelatina en polvo.
* Unas gotas de colorante, en este caso rosa.


  Preparación:

  De la magdalena:

- Precalentamos el horno a 160ºC y preparamos el molde con las cápsulas de papel que vayamos a utilizar.

- En un bol tamizamos juntos la harina y el polvo de hornear. Reservamos.

-  En el vaso de la batidora con las varillas montamos las claras de huevo hasta que estén espumosas. Agregamos el cremor tártaro y el azúcar y seguimos batiendo a velocidad alta hasta que se formen picos firmes. reservamos.

- Ahora en el vaso de la batidora echamos las yemas, la gelatina en polvo, la sal, el aceite y la leche, y con la paleta mezcladora incorporamos bien todos los ingredientes a velocidad media-alta.

- Agregamos la mezcla de harina y batimos hasta que se incorpore.

- Con la lengua pastelera incorporamos suavemente el merengue que teníamos reservado hasta que quede todo bien mezclado.

- Repartimos en las cápsulas y horneamos durante unos 20 minutos o hasta que al insertar un palillo, este salga limpio.

- Dejamos que reposen en el molde durante unos 10 minutos y desmoldamos.

  Para el frosting:

- En el vaso de la batidora agregamos la mantequilla, el azúcar glas y la gelatina en polvo y batimos a velocidad media- alta hasta que nos quede todo bien integrado.

- Ahora agregamos la cantidad de colorante necesario para obtener el color deseado y la nata cucharada a cucharada para obtener la consistencia que más nos guste.

  Solo nos queda aplicar nuestro frosting con la manga pastelera y la boquilla que más nos guste y las decoraciones y sprinkles que nos apetezcan yyyyy.....LISTO!!!


  Pues ya tenéis nueva receta esta semana, espero que os guste y que nos animéis a hacer algo alegre también, yo al menos mientras los preparaba me sentía a gusto y contenta. Yo os dejo ya para seguir haciendo mis cosillas, así que muchos besotes y hasta la próxima entrada.

martes, 21 de julio de 2020

Cherry Beer Bundt Cake

  Hoy os traigo un bundt muy muy veraniego con sabor a cerezas y para añadirle el toque especial lo he preparado con cerveza de cerezas. Esta cerveza la probé hace y aunos años cuando viajamos a Berlín y me pareció absolutamente deliciosa.


  No sé, este verano me ha dado por recordar viajes que hemos hecho, debe ser porque no podía preocuparme por el que íbamos a hacer este año ya que se ha venido todo al traste, así que mi cabeza se ha dedicado a recordar paisajes y sabores de otros lugares y aquí me tenéis, con este bundt que es una verdadera maravilla.


  Por desgracia tengo la horrible sensación de que todo esto va a durar mucho tiempo y vivimos en una incertidumbre que no nos permite hacer demasiados planes a largo plazo, ojalá el año que viene  por estas fechas nos veamos liberados de esta pesadilla y podamos hacer una vida verdaderamente normal. Entre tanto hoy os dejo con esta receta, ahí va.


 Ingredientes:

* 3/4 taza de cerezas sin hueso.
* 2 tazas de harina.
* 2 cucharaditas de polvo de hornear.
* 1/4 cucharadita de sal.
* 4 huevos grandes.
* 2 tazas de azúcar.
* 2 cucharaditas de vainilla.
* Unas gotas de colorante rojo.
* 2 cucharadas de mantequilla.
* 1 taza + 2 cucharadas de cerveza de cerezas.
* 1 taza de azúcar glas.


  Preparación:

- Calentar una taza de cerveza de cerezas hasta que las burbujas comiencen a crecer alrededor del borde del cazo. Agregar entonces la mantequilla y revolver hasta que se disuelva la mantequilla. reservar.

- Precalentamos el horno a 180ºC y engrasamos el molde.

- Colocamos las cerezas deshuesadas en el fondo y en los lados del molde.

- En un bol tamizamos la harina, el polvo de hornear y la sal. reservamos.

- En el vaso de la batidora con las varillas y a velocidad alta batimos los huevos hasta que estén gruesos y de color claro, eso nos llevará unos 3-5 minutos.

- Añadimos el azúcar, 1/4 de taza cada vez hasta que quede bien combinado todo. Ahora agregamos la vainilla. y unas gotas de colorante rojo.

- Ahora con la lengua pastelera añadimos la mezcla de harina y la vamos incorporando con movimientos envolventes.

- Por último añadimos la mezcla de cerveza con mantequilla que teníamos reservada aún templada y terminamos de integrarla en la masa continuando con movimientos envolventes.

- Vertemos la masa en el molde y horneamos durante 40 minutos o hasta que al insertar un palillo, este salga limpio.

- Dejamos reposar en el molde 10 minutos y desmoldamos para que termine de enfriar sobre una rejilla.

- Mientras se enfría preparamos el glaseado. Batimos el azúcar glas tamizado y 2 cucharadas de cerveza  con las varilla en el vaso de la batidora hasta que esté suave. Rociamos sobre el pastel.


  Pues ya está, nueva receta publicada. Y a vosotros qué tal os va el verano? Yo en nada me incorporo de nuevo al trabajo en el hospi y ya andaré como las locas de nuevo pensando en días, horarios, comidas para dejar listas y sinfín de tareas que siempre tengo pendientes. De momento voy a disfrutar los poquitos días que me quedan y voy a despedirme de vosotros como siempre, con muchos besotes y esperándoos en la siguiente entrada.

martes, 14 de julio de 2020

Canellés Bordelais

  Hoy vamos a hacer otro viaje a través de los sabores, hoy toca Francia, y para ello he preparado estos Canellés de Burdeos. No, no he tenido la oportunidad de visitar esa bonita ciudad, pero sí otras, y debo reconocer que ese aroma y ese sabor a mantequilla de estos pastelitos sí que te invita a recordar paisajes franceses.


  No os voy a engañar, me encanta viajar a través de la comida y en estos tiempos en los que eso de explorar nuevos lugares está complicado pues cocinar y probar es otra forma de hacerlo, aunque sea desde una modesta cocina y con la Thermomix.


  Nosotros al menos hemos tenido la suerte de disfrutar durante una semanita en una casita rural, nos ha servido para poder descansar y desconectar, vamos, hacer todas esas cosas que os dije la pasada semana que tenía tantas ganas de hacer.


  Así que aquí estamos de regreso con las pilas cargadas y dispuesta a preparar muchas más recetas y entradas. De momento os dejo con esta maravilla, con su toque crujiente por fuera y esa textura suave y deliciosa por dentro.

  Ingredientes:

* 500 ml. de leche.
* 1 cucharadita de vainilla en pasta.
* 50 gr. de mantequilla, a Tª ambiente.
* 225 gr. de azúcar.
* 125 gr. de harina.
* 1 huevo, a Tª ambiente.
* 2 yemas de huevo, a Tª ambiente.
* 50 ml. de ron.


  Preparación:

- En el vaso de la Thermomix ponemos la leche, la mitad del azúcar y la vainilla y programamos 7 minutos, a 90ºC, velocidad 2.

- Una vez terminado dejamos la mezcla en un bol y la dejamos enfriar.

- Limpiamos el vaso y echamos la harina, la mantequilla, el huevo, las yemas y el ron y programamos 10 segundos, a 30ºC, velocidad 6.

- Ahora lo ponemos a velocidad 2, sin tiempo ni temperatura y vamos agregando poco a poco la leche que teníamos reservada y que habremos colado previamente.

- Dejamos enfriar la mezcla y la guardamos en la nevera hasta el día siguiente.

- Sacamos la masa 1 hora antes de la cocción.

- Encendemos el horno a 250ºC y untamos los moldes con mantequilla.

- Repartimos la masa en los moldes, rellenando 3/4 partes.

- Los horneamos durante 10 minutos a 250ºC, después bajamos la Tª a 180ºC y seguimos horneando 1 hora, hasta que estén dorados.

- Los dejamos enfriar ligeramente entes de desmoldarlos y los servimos.


  Qué? Os ha gustado? Pues hala, a dejaros llevar y poneros manos a la obra que os van a encantar estos dulces con ese café de la sobremesa. Yo os dejo con la receta y me voy a seguir disfrutando de mis vacaciones en mi casa y en mi ciudad que tampoco es mal plan. Muchos besotes y hasta la próxima entrada.

martes, 7 de julio de 2020

Glazed Chocolate Angel Food Cake

  La receta de esta semana es un bizcocho ligerito ligerito para que acompañar nuestro cafelito en estos días de calor sea un verdadero placer. Un bizcocho hecho a base de claras pero con el toque del chocolate que hará que los más golosos lo disfruten de lo lindo.


  Y es que encontrarnos con este verano diferente y que a algunos se nos hayan truncado un poquito o un muchito nuestros planes no quiere decir que tengamos que estar tristes y cabizbajos. Yo, a pesar de que incluso la salud no me acompaña porque tengo una celulitis que me tiene el ojo izquierdo hinchado y que hace que parezca Quasimodo estoy intentando tomármelo con filosofía.


  Estoy de vacaciones, así que aunque no pueda hacer uno de esos viajes que tanto me gustan y que en cualquier momento puede aparecer un rebrote que haga que volvamos al comienzo y que obligue a que los sanitarios tengamos que volver al frente de batalla, voy a intentar disfrutar lo que pueda de estos días de desconexión, aunque sea tomando antibióticos y antiinflamatorios cada 6 horas.

  Quiero retomar la lectura, y es que pesar del confinamiento no fui capaz de concentrarme y leerme algún libro, quiero pasar tiempo con mi familia, aunque no nos hayamos separado con esto del confinamiento, quiero disfrutar del aire libre, quiero pensar en otras cosas que no sean las de todos los días y quiero seguir haciendo mis pasteles y haciendo disfrutar a los míos, ahora sin estar pendiente del día o de la hora porque me tengo que ir a trabajar.


  Así que centraré estos días de descanso en esas cosas y soñaré también con nuestro próximo viaje, que algún día tendrá que ser digo yo. De momento os dejo con la receta y ya pensaré con cuál os acompaño la semana que viene.

  Ingredientes:

  Para el bizcocho:

* 1+1/2 tazas de claras de huevo ( vienen a ser unas 10), a Tª ambiente.
* 1 taza de harina.
* 2 tazas de azúcar, dividida.
* 1/2 taza de cacao en polvo sin azúcar.
* 1 cucharadita de cremor tártaro.
* 1 cucharadita de vainilla en pasta.
* 1/4 cucharadita de sal.

  Para el glaseado:

* 1/2 taza de chocolate al 50% de cacao.
* 3 cucharadas de natal.
* 1/2 taza de chocolate blanco.
* 3 cucharadas de nata.


  Preparación:

  Del bizcocho:

- Precalentamos el horno a 180ºC.

- En un bol tamizamos la harina junto con el caco y después añadimos 1 taza de azúcar y mezclamos bien. Reservamos.

- En el vaso de la batidora echamos nuestras claras y añadimos el cremor tártaro, la vainilla y la sal y batimos con las varillas a velocidad media hasta que forme picos suaves.

- Sin dejar de batir vamos agregando el azúcar poco a poco, de 2 cucharadas en 2 cucharadas, hasta que consigamos un merengue brillante y que forme picos rígidos.

-  Ahora con una legua pastelera incorporamos la mezcla de harina, de media taza en media taza y la vamos integrando con las claras con movimientos envolventes y suaves. hasta acabar con la mezcla de harina.

- Transferimos la masa a nuestro molde para Angel Food Cake y lo colocamos en la rejilla más baja del horno durante uno 50 minutos.

- Una vez horneado invertimos el molde y lo dejamos reposar durante una hora boca abajo.

- Pasada la hora pasamos un cuchillo por los lados del molde y desmoldamos.

  Del glaseado:

- Derretimos el chocolate con las 3 cucharadas de nata, bien en microondas, bien al Baño María y movemos hasta que quede todo bien integrado.

- Derretimos el chocolate blanco con las 3 cucharadas de nata, bien en microondas, bien al Baño María y movemos hasta que quede todo bien integrado.

- Rociamos sobre el pastel ambos glaseados y...ya está.



  Pues receta contada, yo sigo con mis cosas y espero que preparéis y disfrutéis esta receta como lo hemos hecho nosotros. Muchos besotes y hasta la próxima receta.

martes, 30 de junio de 2020

Nutella Swirl Muffins

  Esta semana os traigo una receta rica rica y que a parte de llevar unos ingredientes muy sencillos tampoco necesita de mucho tiempo de preparación y para colmo estas muffins están deliciosas, os aseguro que desaparecerán en un pispás. Al menos eso fue lo que ocurrió con las que llevé al trabajao y con las que dejé en casa.


  No lo puedo negar, me encanta buscar una receta, probar a ver qué sale y cuando todo sale perfecto a la primera, llega el mejor momento, que es ver la cara de los que la prueban. La cara que espero con más ansia y que me hace más gracia es la de mi hijo mayor, él suele ser el primero en probarla, paro mi sesión de fotos y lo llamo y entonces da un bocado, no hace falta que diga nada, me basta con verle los ojos, ya sé si la receta es estupenda o normalita.

  Si me apuráis creo que es lo mejor de cada nueva receta, esa carita lo vale todo para mí y es que disfruto viendo esos ojitos abiertos de par en par buscando otro bocado, eso lo dice todo, no hace falta más. Llevo haciendo esto mismo durante años, él ya es muchacho y no me canso de verlo cada vez. Tan sólo eso ya merece la pena.


  Después vienen los cumplidos de los compis y demás, y no es que no me guste, pero ese momento de ver a mi niño probando es lo mejor del mundo. Creo que por eso nunca termino de dejar esto de hacer pasteles y aunque me pase largas temporadas menos activa nunca lo dejo del todo.

  Ingredientes:

* 1+1/2 taza de harina para todo uso.
* 3/4 taza de azúcar.
* 1/2 cucharadita de sal.
* 2 cucharaditas de polvo de hornear.
* 1/3 taza de aceite de oliva.
* 1 huevo.
* 1/3 taza de leche.
 * 1 taza de Nutella.


  Preparación:

- Precalentamos el horno a 220ºC y preparamos nuestro molde rellenándolo con las cápsulas que escojamos.

- En un bol tamizamos la harina, la sal y el polvo de hornear y lo mezclamos bien con el azúcar.

- En otro bol combinamos los ingredientes húmedos, es decir, el aciete de oliva, el huevo y la leche.

- Mezclamos los ingredientes secos con los húmedos, los justo, que quede bien integrado pero sin mezclar en exceso.

- Repartimos la masa en los moldes y sobre la masa echamos una cucharada de Nutella que removemos con un palillo.

- Horneamos a 220ºC durante 5 minutos y después unos 14 minutos a 175ºC.

- Una vez horneados los dejamos reposar en el molde durante unos 5 minutos, tras los cuales desmoldamos y dejamos que terminen de enfriar sobre una rejilla.


  Pues otra semana más y otra recetita más. Después de un confinamiento donde las recetas fluían por las redes sociales parece que todo se ha calmado un poco y nos quedamos los de siempre, esperemos que todo continúe así y seamos los mismos locos los que sigamos con nuestra pasión por la cocina, total, no es que seamos pocos...jajaja. En fin, muchos besotes y hasta la próxima entrada.

martes, 23 de junio de 2020

Lemon Curd Bundt Cake

  Pues hola a todos desde "la nueva normalidad" en la que ya podemos desplazarnos por España, llenar las terrazas de los bares y llevar la mascarilla como nos salga de las narices, nunca mejor dicho. En fin, que con mucha prudencia, podemos hacer una vida medio-normal.


  Yo entretanto vengo a seguir con la misma vida, mis turnos en el hospi y llevando la casa palante como siempre, eso sí, mi marido sigue con tele-trabajo en casa y los chicos ya empiezan sus vacaciones. Me encanta tenerlos por aquí, aunque eso sí, a veces me apetecería tener una de mis mañanas sola en casa, aunque haciendo mis cosas, pero con esa soledad a veces tan necesaria.

  Aunque a este paso creo que falta bastante para eso, así que si quiero un ratito de soledad me parece que me voy a tener que conformar con irme al baño un rato...jajaja.


  Así que mis ratitos en la cocina, preparando mis pasteles son mi pequeña parcela, aunque vayan apareciendo todos por la cocina preguntando que qué estoy haciendo o que qué hay para comer, por eso, a pesar de los calores sigo haciendo cositas y de paso, pues llevo algo para mis compis que siempre lo agradecen.

  Ingredientes:

* 250 gr. de mantequilla sin sal, a Tª ambiente.
* 125 gr. de azúcar blanco.
* 125 gr. de azúcar moreno.
* 4 huevos grandes, a Tª ambiente.
* 200 ml. de crema agria.
* 400 gr. de harina.
* 200 gr. de lemon curd.
* El zumo y la ralladura de un limón.
* 3/4 cucharadita de bicarbonato sódico.
* 1 cucharadita de polvo de hornear.


  Preparación:

- Precalentamos el horno a 170ºC y engrasamos el molde.

- En un bol mezclamos el zumo del limón junto con la ralladura. Reservamos.

- En otro bol tamizamos juntos la harina, el bicarbonato sódico y el polvo de hornear.

- En el vaso de la batidora  a velocidad medio-alta batimos la mantequilla con el azúcar hasta obtener un mezcla pálida y esponjosa.

- Añadimos los huevos uno a uno, sin dejar de batir, batiendo entre ellos para que queden bien integrados en la mezcla.

- Agregamos la crema agria y batimos de nuevo, como unos 3 minutos.

- Incorporamos la mitad de la mezcla de harina, mezclamos, añadimos el zumo de limón con la ralladura y después la otra mitad de la harina. Batiendo hasta que nos quede una masa homogénea.

- Vertemos en el molde engrasado y horneamos durante unos 50-60 minutos o hasta que alinsertar un palillo, este salga limpio.


  Pues aquí tenéis la receta de esta semana, deciros que está rica rica y que gustó mucho, el lemon curd le da un toque diferente a otros bizcochos de limón. Yo de moemnto os dejo para pasar uno de esos ratitos en la cocina. Muchos besotes y hasta la próxima entrada.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...