miércoles, 23 de abril de 2014

Superman versus Batman (Super Hero Cookies)

  Ya tocaba, se acerca el cumple de mi peque, y no podía dejar de cumplir con mi cometido anual, preparar unas galletitas especiales para ese día tan señalado. Buffff, desde que llevamos las del año pasado mi niño ha ido diciéndome nuevas ideas casi por semana. Que si este año de Los 4 Fantásticos (y ahí comiéndome la cabeza para hacer a la mujer invisible), que si de los X-Men (y ahí ideando cómo hacer a Lobezno), que mejor de Pacman, o de yo qué sé,..., al final decidí relajarme y esperar a que se acercara la fecha, entonces ya tomaríamos la decisión, porque así no había quién se aclarase.


  Al final, tras muchas deliberaciones y algunas sugerencias de mami, los escogidos fueron éstos que veis: Batman y Superman. Antes de hacerlas parecía que Superman iba a ser la más demandada, pero una vez listas, Batman va ganando adeptos.

  A mí, si debo ser sincera al final me han gustado también más las de Batman, no sé, creo que le he quitado ese aspecto serio del super héroe y resulta muy simpático así representado.


  Y teníais que ver la cara de mi chiquitín, está encantado, con esos ojazos que lo dicen todo y esos besos que casi te sorben media cara de una sentada. Ha estado estos últimos días malito, así que como no tenía ánimos para mucho más, ha ido observando todo el proceso. Y no creáis que se conforma con cualquier cosa, es muy muy crítico, así que a cada paso le correspondía una nueva pregunta o nuevo comentario como: "Mami..., casi no se ve la capa", o "Y dónde están la "s" y el murciélago", y un sinfín más...


  El caso es que al final parece satisfecho, y está  loco por repartirlas entre sus compis, eso será el próximo viernes. Cómo lo disfruto yo también, porque como ese día podemos ir a comer con ellos, vienen un montón a dar las gracias y a decir lo buenas que estaban y lo que les han gustado.


  Este año es especial para Cisco, el mes que viene toca su Primera Comunión también, y cuando pude verlo en la tienda con su chaquetita me emocioné un poco, es otra etapa que pasa. Cuando la hizo Rafa pues mi subconsciente me decía: "Aún queda Cisco", pero conforme los acontecimientos van llegando al pequeñín te vas dando más cuenta de que el tiempo pasa y no vuelve, y ya son 9 añazos, y recuerdo con nitidez el día en el que dí a luz, como si no hubiera pasado ni un día.


  Antes de ir al Materno llevé a Rafa a la guardería, allí me encontré con una compi que no se explicaba que hacía allí aún ni cómo estaba tan tranquila, más tarde aparcamos y lo que tiene trabajar en hospitales, allí también me encontré con alguna otra compañera que pensaba que iba a monitores y que me miraba con incredulidad cuando respondía que no, que yo iba a dar a luz. Incluso la auxiliar tan simpática que nos atendió cuando le dije que se me salía el niño me decía : "Anda mujer, si tú estás todavía muy fresca", y era para ver cómo cambió su cara cuando el matrono la miró inmediatamente después y le dijo: "Anda, ve prepararando que ya está aquí".


  Y así discurrió todo, con tranquilidad y sin aspavientos, fue un parto precioso, ya mi marido y yo no éramos dos novatos nerviositos y lo disfrutamos de veras. Y lo que me tuve que reír con mi marido cuando mientras lo estaban arreglando observaba todo al detalle, y lo único que acertó a decir fue: "Yoli, tiene los huevillos negros, negros, negros".


  Y ya está hecho todo un hombrecito, se parece mucho a mí, tanto que hasta me tengo que reír a escondidas cuando lo veo con un pronto de esos que me dan a mí también. Y cómo lo disfruta todo, se entusiasma con cualquier pequeña cosita que lo haga salir de la rutina, así que imaginad cómo anda estos días en los que se acerca su cumple. 

  Espero que disfrutéis de estas galletitas al menos una décima parte de lo que él lo está haciendo. Muchos besotes, nos vemos dentro de poquito.


viernes, 4 de abril de 2014

Angel Food Torrijas (Torrijas con un toque americano)

  Hace unos días vino mi hijo mayor diciendo que tenía que preparar un trabajo sobre la Semana Santa, más concretamente sobre la cofradía de La Esperanza de Málaga. Así que nos dispusimos a buscar información, fotos, curiosidades, etc. y usando toda nuestra imaginación ideamos el mural.


  Después dándole vueltas y pensando que el chico lo tiene que presentar en clase, se me ocurrió que sería una buena idea que lo acompañara con unas torrijas típicas de estas fechas, así seguro que la exposición es mucho más amena y relajada para sus compis y para él mismo.


  Y ahí mami se arremangó de nuevo y se puso manos a la obra. El caso, y no sé si os lo vais a creer, pero jamás las había preparado, y se me pasó por la cabeza que muchos niños son un poco especiales con esto de los dulces y me planteé hacerlas de una forma diferente.


  Ya había visto en algunas webs americanas cómo usaban el Angel Food Cake para sus tostadas francesas (que vienen a ser como nuestras torrijas), bueno y también loaf cakes y más cosas, pero como el Angel Food es una de nuestras debilidades en casa, pues era la excusa perfecta para volver a usarlo para otro invento.


  Y aquí lo tenéis, la receta del Angel Food Cake la tenéis pinchando en este link, y lo único que nos quedaría sería cortarlo en rebanadas y convertirlo en torrijas.

  Ingredientes:

* Un Angel Food Cake cortado en rebanadas de unos dos centímetros de grosor.
* 4 huevos.
* 300 ml. de nata para cocinar (imagino que se puede usar igual la de montar, pero yo usé ésta).
* Una pìzca de nuez moscada.
* Dos cucharaditas de canela en polvo.
* Una cucharadita de extracto de vainilla.
* Mantequilla para freír.
* Azúcar y canela para rebozar.


  Preparación:

- Batimos juntos los huevos, la nata, la nuez moscada, la canela y el extracto de vainilla.

- Pasamos nuestras rebanadas de bizcocho por esta mezcla, asegurándonos de que queda lo más empapado posible, no tengáis miedo a que absorba demasiado, debido a la textura del Angel Food, no lo hará.

- Y freímos nuestras torrijas en la sartén, pero en esta ocasión habiendo derretido previamente una pequeña cantidad de mantequilla en la misma. Como algo más de un minuto por cada lada, a fuego medio, hasta que se vean doraditas.

- Una vez apartadas las colocamos sobre papel de cocina para que absorba el exceso de grasa.

- Y para terminar, las rebozamos en una mezcla que habremos preparado con anterioridad con azúcar y canela. La verdad que pensé en usar un sirope de arce a modo de miel, pero mi hijo con toda la razón, me dijo que probablemente a los chicos les gustaran más con azúcar.


  Como veis, no es más complicado que unas torrijas clásicas de toda la vida, quizá un poco más trabajoso por lo de preparar el bizcocho antes, pero el resultado es alucinante. Como hice muchas, llevé unas cuantas a mis niñas al trabajo y triufaron como "los chichos", esponjositas, ligeras y nada empalagosas.

  Pues ésto es todo por hoy, espero que paséis un  buen finde, que por aquí abajo hace bueno y hay que disfrutarlo. Besotes.

sábado, 15 de marzo de 2014

Estudiando todo el día

  Pues como ya dije ayer por facebook ando un poco (o un mucho) perdida, pero últimamente parece que todo ocurre a la vez, así que parar no paro, incluso he preparado recetas (unas cuantas), no creáis, pero no he sido capaz ni de sacar el ratito necesario para hacerle una foto medio decente.


  Los peques andan muy liadillos entre tareas, exámenes y proyectos escolares, así que en las últimas semanas lo mismo hemos reproducido las capas de la atmósfera, que hecho un herbario, que recopilado y plasmado información sobre Málaga en la época romana, o fabricado una maqueta que explicara muy muy bien cómo es el ciclo del agua.


  Y como a mí esto de los trabajos y las manualidades me chifla, pues me implico de la misma manera que cuando elaboro una de mis recetukis y tartitas. Me encanta que preparemos algo original, diferente y a ser posible, muy didáctico.

  Así que ahí  hemos estado enredados entre todo tipo de materiales e ideas para intentar que todo quedara genial. Y lo cierto que es que no hemos salido mal parados.


  A todo esto pues mi chiquitín está intentando hacer algo de dieta, con lo cual pues tampoco he querido meterme en la cocina para hacer dulcecitos, evitar las tentaciones es siempre el mejor camino, y yo he intentado no ponérselo más difícil. Aunque ahora empezamos ya con una época más productiva porque se acerca su Primera Comunión y los cumples, y ya sabéis que a mí me gusta coronar cada ocasión con estas ideas que salen de mi coco medio chalao, así que preparaos.


  La primera ocasión que se nos ha presentado ha sido la fiesta anual de las familias que organiza el colegio anualmente, y no podíamos dejar de participar en el concurso de postres como hacemos siempre.

  Y la verdad es que pensando en otras cosas andaba un poco en dique seco en cuanto a ideas para esta tarta, al final, después de darle unas cuantas vueltas recordé que ésta me la planteé otras veces y como por una cosa o por otra al final había cambiado de opinión, pues que ya había llegado su momento, y aquí la veis, por fin la hice.


  La receta en este caso no es nueva, bizcocho de chocolate y relleno de nata, algo simple, porque es para bastantes personas y hay que intentar que guste a muchos, sobre todo a los niños que son los que más la consumen en este día.


  Con esta tarta que pesaba lo suyo nos plantamos esta mañana a primera hora en cole y hemos pasado la mañana entre pista y pista viendo a los chicos compitiendo en distintos deportes.


  Y sabéis??? Hemos vuelto a conseguir el primer premio!!! Y por 5º año consecutivo!!! Teníais que ver a mis niños..., como locos y contentísimos recogiendo el premio, porque yo ya les cedo ese honor sabiendo lo que lo disfrutan, y esas caras de felicidad valen por todas las tartas del mundo.

  Besotes para todos y disfrutad del finde.

martes, 4 de febrero de 2014

Profiteroles con fresas y chocolate (Strawberries & Chocolate Petit Choux)

  Qué me gusta la pasta choux!!! Y las fresas con chocolate,..., pues también. Y si lo combinamos todo??? Alaaaaaaa!!!

  Sí chicas, sale este pedazo de dulce que estáis viendo. Bocados pequeñitos, pero llenos de sabor y de ternura. Y es que oye, este postrecillo se me ocurrió el otro día dándole vueltas al coco, y me dije: "A por él, y sin miramientos".


  Pensé que podía ser el postre perfecto para mi maridín cuando termina de comer, después de una dura mañana de curro. Podría haberlo dejado para San Valentín, que está a la vuelta de la esquina, pero claro, así no os lo podía enseñar por si a alguna le gusta tanto como para prepararlo, y como lo nuestro es amor, pues yo sé que a él no le importa adelantarlo 10 días. Además ya caerá algo ese día...jejeje


  Requiere de varios pasos, pero en absoluto es complicado, y si yo he podido esta mañana junto con un atún encebollado, una lavadora, la recogida de la casa habitual de cada día y la sesión de fotos, cualquiera puede.

  Ingredientes:

  Para la masa:

* 250 ml. de agua.
* 100 gr. de mantequilla.
* Una pizca de sal.
* 200 gr. de harina.
* 5 huevos.

  Para el relleno:

* 250 gr. de fresas.
* 150 gr. de azúcar.
* Un chorrito de vinagre de Módena.

  Para la cobertura:

* 200 gr. del chocolate que más os guste (yo he usado para la mitad, chocolate con leche, y para la otra mitad, al 70%).



  Preparación:

  De la masa:

- En la thermomix colocamos el agua, la sal y la mantequilla, y lo programamos durante 5 minutos, Tª 100ºC y velocidad 1. Como veis esto es lo que se puede hacer en una cacerola, debe hervir un poco la mezcla, habiendo quedada derretida la mantequilla por completo, os indicaré en el momento en el que habría que pasarlo a la batidora.

- Agregamos la harina y  programamos 20-30 segundos, velocidad 5. Para hacerlo a mano nos bastaría con remover bien con una cuchara de palo, hasta conseguir que quede bien mezclado y sin grumos, formando una bola al final. Antes del paso siguiente debemos dejar que enfríe un poco, que os quede templado.

- Ahora sí os hace falta pasar a la batidora, para poder añadir los huevos, como siempre uno a uno, batiendo bien entre adiciones, en la thermomix a velocidad 4, unos 10 segundos entre huevo y huevo.

- Transferimos la masa a una manga y con una boquilla medianamente ancha (yo los he preparado con las boquillas que uso para los frostings de los cupcakes), sobre la fuente de horno forrada con papel encerado formamos una especie de churros anchos, de unos 10-12 cm. de largo.

- Horneamos unos 12-14 minutos con el horno precalentado a 200ºC,  tienen que quedar doraditos.

- Los dejamos dentro del horno apagado unos 5 minutos , los sacamos y dejamos que terminen de enfriar.

  Del relleno:

- Vertemos en la sartén las fresas, el azúcar y el vinagre, y cocinamos a fuego medio hasta que el líquido de haya evaporado y las fresas queden tiernas.

  De la cobertura:

- Mientras nuestros profiteroles se hacen en el horno, derretiremos nuestro chocolate en el microondas, y recordad que se ha de hacer en tiempos cortos con temperaturas bajas.

  Montaje:

- Una vez nuestros profiteroles se hayan enfriado, y la cobertura de chocolate templado, sumergimos cada petit choux en el chocolate, más o menos hasta la mitad.

- Dejamos que endurezca el chocolate, y entonces con un cuchillo con buen filo partimos cada profiterol por la mitad en la parte que sumergimos antes en chocolate.

- Rellenamos con la compota de fresas y ya están listos.



 La verdad es que ha quedado la mar de rico, a ver quién se anima a probarlos. Besotes. 

lunes, 27 de enero de 2014

Arroz con leche chocolateado (Rice pudding with chocolate)

  He tardado unos días en publicar esta recetita, pero es que ya sabéis los que me seguís a través de Facebook que mi muchachote ha andado por casa estos días malito, y ahora somos papá y mamá los que vamos arrastrando con sus consecuencias, los dos tosiendo y esturnudando como dos tontos, y yo con fiebre y sin voz.


  Cómo podía no prepararle uno de sus postres favoritos??? Le chifla el arroz con leche, y en eso ha salido a su madre. Es curioso, a veces la genética te sorprende, Rafa es clavaito a su padre, que por cierto aborrece el arroz con leche y en cambio a él le encanta. Sin embargo, el peque es una calcomanía mía y no quiere ni olerlo, en eso no se parece a mí. Y es que al fin y al cabo son hijos de los dos, y digo yo que es normal que salgan cositas de ambos por alguna parte no???



  Ya he visto por la red alguno preparado con el chocolate, pero me llamó mucho la atención uno que me encontré con este plátano por encima, la preparación del arroz era diferente, pero me apunté en mi cabecita la idea porque ya sabemos que el plátano y el chocolate son una combinación deliciosa.


  Desde que tengo mi Thermomix desde hace unos añitos preparo ahí mi arroz con leche, y desde entonces también le añado este toque de la nata que veréis en la receta, lo hace aún más cremosito y la textura resulta espectacular.


  A mí me sigue gustando más el tradicional, pero a mi marido que como ya os he dicho no le hace mucha gracia, éste le ha gustado mucho. Mi peque, con la cabezonería que lo caracteriza no quiso ni probarlo, pero en fin, todo se andará.

  Ingredientes:

* 225 gr. de arroz.
* 1.300 ml. de leche.
* 200 ml de nata para montar.
* 150 gr. de azúcar.
* Una ramita de canela.
* La cáscara de un limón.
* Un pellizco de sal.
* Canela molida.
* 150 gr. de chocolate con leche.
* Un plátano mediano.
* Azúcar.


  Preparación:

- Colocamos la mariposa en las cuchillas.

- Vertemos la leche y la nata, la canela, la cáscara de limón y la sal, y programamos 10 minutos, con una Tª de 100ºC, a velocidad 1.

- Durante este tiempo agregamos el arroz a través del bocal poco a poco, y no poner el cubilete.

- Una vez hecho este paso, ahora programaremos 30 minutos, a una Tª de 90ºC y a velocidad 1, continuamos sin el cubilete.

- Añadimos el azúcar, 2 minutos, Tª de 90ºC, a velocidad 1.

- En este punto yo repartía la mitad del arroz entre los cuenquitos, y entonces me dispuse a darle el toque de chocolate, así que recordad que la cantidad de chocolate es para la mitad de estas cantidades de arroz.

- Añadimos el chocolate derretido y templado previamente, y volvemos a programar durante 2 minutos, Tª de 90ºC, a velocidad 1.

- Sólo nos queda espolvorear canela sobre el arroz con leche sin chocolate.

- Para el de chocolate le añadí el plátano caramelizado que se hace en un pis-pas, cómo, pues sencillamente espolvoreamos azúcar sobre rodajas de plátano finamente cortadas y con el soplete aplicamos calor sobre las misma hasta que adquiera ese tono dorado tostadito tan apetecible. Una vez frías las colocamos sobre el arroz con leche chocolateado.


  Desde luego que se puede hacer de forma tradicional y añadirle el mismo toque de chocolate, cada cual tiene su versión en casa según sus gustos verdad??? Pues por hoy ya está, espero que os guste y os animéis a prepararlo. Besotes.

lunes, 20 de enero de 2014

Red Wine, Chocolate & Cherry Bundt Cake

  Aquí sigo sí, no es que haya estado sin hacer nada, que parar no he parado. Además mi peque ha pasado unos días difíciles, tiene profe nuevo y la adaptación le está llevando un tiempo, así que ha necesitado que le prestemos un poco más de atención de lo habitual.


  He preparado cositas muy ricas para merendar últimamente, aunque no he dispuesto de mucho tiempo para hacer las fotos de rigor. Pero no os preocupéis, que como han gustado volveré a preparar las recetillas, y los míos se alegrarán un montón, porque siempre se quejan de que nunca repito...jejeje

  Esa es una de las desventajas para ellos de esto del blog, a mí en cambio me viene de maravilla, porque siempre tengo la excusa para poder experimentar con nuevos ingredientes y elaboraciones.


  Hace unos días me encontré con una receta para preparar este bundt, lo malo es que cerré la pestaña sin querer, y a pesar de revisar el historial una y otra vez, no he vuelto a dar con ella. Así que me decidí a hacer mi propia versión con lo que recordaba.


  Ingredientes:

  Para el bizcocho:

* 100 gr. de chocolate amargo (yo lo utilicé al 70%).
* 200 ml. de vino tinto (usad uno medio bueno, al menos que no sea de brick...jajaja).
* 100 ml. de leche entera.
* 250 gr. de azúcar.
* 140 gr. de mantequilla sin sal, a Tª ambiente.
* 250 gr. de harina.
* 3 huevos grandes, batidos.
* Un sobre de gelatina de cerezas.
* 30 gr. de cacao en polvo sin azúcar.
* 2 cucharaditas de polvo de hornear.
* 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico.
* 1/2 cucharadita de sal.
* 150 gr. de cerezas deshuesadas.

  Para el glaseado:

* 40 gr. de mantequilla sin sal, a Tª ambiente.
* 100 ml. de vino tinto.
* 200 gr. de azúcar glas.
* 1/2 cucharadita de extracto de vainilla.


  Preparación:

  Del bizcocho:

- Precalentamos el horno a 180ºC y engrasamos nuestro molde para bundt.

- Derretimos el chocolate, podemos hacerlo al baño María, o bien como lo he hecho yo, en el microondas, a Tª baja  y tiempos cortos. Una vez, hecho, dejamos que enfríe.

- En un bol grande combinaremos la harina, la gelatina, el cacao, el polvo de hornear, la sal y el bicarbonato sódico, reservamos.

- En un bol pequeño mezclamos la leche y el vino, reservamos.

- En el vaso de la batidora mezclamos el azúcar y la mantequilla a velocidad media, hasta que nos quede una textura suave y esponjosa.

- Agregamos los huevos y batimos durante 2 minutos a velocidad media.

- Ahora añadimos el chocolate y batimos hasta que quede bien incorporado.

- Vertemos la mezcla de harina junto con la de vino y batimos a velocidad baja durante un minuto.

- Aumentamos la velocidad de la batidora a media  y continuamos durante otros dos minutos.

- Sólo nos queda revolver las cerezas en la masa con movimientos envolventes.

- Echamos la mezcla en el molde y horneamos durante unos 60 minutos o hasta que al insertar un palillo, éste salga limpio.

- Dejamos 15 minutos en el molde, antes de desmoldar sobre una rejilla para dejar que termine de enfriarse.

  Del glaseado:

- Combinamos la mantequilla, el azúcar y el azúcar en un cazo  mediano.

- Llevamos a ebullición removiendo de vez en cuando, a fuego medio-alto.

- Retiramos del fuego y agregamos el extracto de vainilla.

- Espolvoreamos el bundt con azúcar glas y rociamos con el glaseado en el momento de servir.


  El bundt es extremadamente húmedo y esponjoso, además de delicioso. Si os apetece sorprender a los vuestros con algo verdaderamente especial no os perdáis esta receta porque os aseguro que quedarán encantados. Muchos besotes y feliz semana.

lunes, 30 de diciembre de 2013

Cava Cake Pops

  Pues no podía dejar de despedir el año desde aquí, alguna vez se me pasa, pero me gusta desearos lo mejor para el nuevo año que comienza. Ya sabemos todos que no estamos viviendo los mejores momentos, pero eso no debe restarnos ilusiones, por difícil que pueda parecer.


  Porque si perdemos la esperanza también desaparece la confianza en nosotros mismos, y eso nunca, ehhh??? Yo sólo voy a desear eso de..."Virgencita que me quede como estoy", que no es poco.


  Por eso también quería preparar algo especial para Noche Vieja, para celebrarla a mi manera, horneando. No lo tenía muy claro, que ya estaba empachada de la cantidad de cupcakes que preparé, así que eso no, pero entonces???..., una tarta???, tampoco me apetecía, y entonces vi algo por Pinterest y me dije..."eso, eso!!!"


  Y aquí lo tenéis, estos cake pops. Así los peques también podrán brindar de una manera muy dulce mañana por la noche. El relleno es un Victoria Sponge desmigado y mezclado con queso crema. Todo envuelto con chocolate blanco coloreado con spray dorado y rematado con unos nonpareils blancos.


Ingredientes:

* 210 grs. de harina con levadura.
* 225 grs. de caster sugar (un azúcar ultrafino que no llega a ser azúcar glas, si no dispones de él, pues la sustituyes por azúcar normal).
* 25 grs. de harina de maíz.
* Una cucharadita de polvo de hornear.
* Una cucharadita de extracto de vainilla.
* 225 grs. de mantequilla sin sal, a Tª ambiente.
* 4 huevos.
* 3 cucharadas de leche semi-desnatada.


 Preparación:

- Pre-calentamos el horno a 180ºC.

- Tamizamos la harina, la harina de maíz y el polvo de hornear, y junto con el azúcar los ponemos todo junto en el vaso de la batidora, y mezclamos bien.

- Añadimos el resto de los ingredientes y batimos de nuevo a velocidad media-alta. Sólo hasta que los ingredientes estén bien integrados, hay que evitar batir más de la cuenta, porque la mezcla resultaría mucho más pesada.

- Dejamos enfriar unos 10 minutos en el molde, entonces desmoldamos y dejamos que termine de enfriar sobre una rejilla.

- Una vez frío, envolvemos en film transparente y lo dejaremos reposar durante 24 horas.


  Pues deseando que vuestra entrada de año sea inolvidable me despido con infinidad de besotes. Feliz 2014!!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...