lunes, 28 de noviembre de 2016

Carrot Cake

  Pues no publico con la periodicidad con la que me gustaría, pero ahí sigo, haciendo cositas. En esta ocasión se trata no sólo de un pastel de zanahoria maravilloso, sino que además es una promesa cumplida por fin.


  Sí, una promesa que hice hará ya como un año y medio, y es que después de comernos una porción de tarta de zanahoria en nuestro viaje a Londres mi marido me pidió que algún día le preparara una. Yo lo prometí entonces y no quería dejar pasar su cumple este año sin hacerla y aquí está.


  Hemos probado algunas que se venden por establecimientos aquí en Málaga y lo cierto es que no tienen nada que ver con la que probamos en Londres, muy secas y terrosas, ni siquiera se acercaban al sabor que debe tener una tarta de zanahoria. Y por fin hemos podido comer una buena tarta de zanahoria, eso sí, ha tenido que ser en casa y tras hacerla yo.


  La receta sin ser muy complicada es sencillamente estupenda, así que si no encontráis un sitio que la haga a vuestro gusto preparad ésta porque es una verdadera delicia.

  Ingredientes:

  Para el bizcocho:

* 1+1/2 tazas + 2 cucharadas de aceite vegetal.
* 1 taza de caster sugar.
* 1 taza de soft dark brown sugar.
* 6 huevos.
* 1 cucharadita de extracto de vainilla.
* 3+1/4 tazas de harina para todo uso.
* 1 cucharada de canela en polvo.
* 2 cucharaditas de bicarbonato sódico.
* 2 cucharaditas de sal.
* 1 cucharadita de levadura en polvo.
* 1/2 cucharadita de nuez moscada en polvo.
* Una pizca de clavo molido.
* 450 gr. de zanahorias ralladas.

  Para el frosting:

* 240 gr. de queso crema.
* 200 gr. de mantequilla sin sal, a Tª ambiente.
* 1 cucharada de extracto de vainilla.
* 1/2 cucharadita de sal.
* 7 tazas de azúcar glas tamizada (o más, si es necesario para que quede del espesor deseado).


  Preparación:

  Del bizcocho:

- Pre-calentamos el horno a 180ºC y engrasamos los moldes, yo en este caso he usado 3 moldes de 18 cm. y los he engrasado con spray desmoldante usando papel encerado para el fondo.

- En el vaso de la batidora juntamos el aceite, el caster sugar y el soft dark brown sugar (si no encontráis estos tipos de azúcar pues usáis azúcar blanca y azúcar morena respectivamente, las de siempre). Y batimos hasta que queden bien integrados.

- Después añadimos los huevos, uno a uno, como siempre, batiendo bien entre ellos, consiguiendo que quede una mezcla homogénea.

- Ahora es el momento del extracto de vainilla. Volver a batir bien.

- En un bol mezclamos los ingredientes secos. Recordad que hay que tamizarlos para que la masa del pastel nos quede bien fina.

- Agregamos la mezcla de ingredientes secos al vaso de la batidora y batimos a velocidad media hasta que se mezclen bien.

- Luego echamos nuestra zanahoria rallada y la incorporamos suavemente a mano con nuestra espátula.

- Vertemos la mezcla bien repartida entre los 3 moldes y horneamos durante unos 30 minutos, o hasta que al insertar un palillo, éste salga limpio.

- Una vez horneados esperamos 10 minutos antes de desmoldar. Yo en el caso de los layer cakes como éste, uso un truquillo que ya os he contado alguna vez. Cuando los desmoldo, aún muy calientes los envuelvo en film transparente y los dejo reposar durante toda la noche, y si os salido algo de copete y los ponéis boca abajo, el copete desaparecerá. El resultado al día siguiente es que quedan esponjosísimos y no necesitan ningún tipo de jarabe para aportarle humedad.

  Del frosting:

- En el vaso de la batidora batimos la crema de queso junto con la mantequilla a velocidad media durante un minuto, o hasta que esté suave y sin grumos.

- Agregamos el extracto de vainilla y la sal y continuamos batiendo hasta que quede todo bien integrado.

- Bajamos la velocidad a media-baja y añadimos poco a poco el azúcar glas tamizado.

- Aumentamos la velocidad a media-alta y batimos hasta que se mezcle todo bien.

- Si queda demasiado espeso, podemos agregar una cucharadita o dos de leche. Si es demasiado fina, podemos agregar más azúcar glas.


  Pues ahí la tenéis, ni siquiera os he dejado una del corte completo porque nos pusimos a probar y dejamos el trozo sin un buen cacho...jajaja. Al menos es una prueba de lo bueno que está. Muchos besotes para todos.

viernes, 18 de noviembre de 2016

Cider Pound Cake

  Hace unos meses os contaba que me iba de Digestivo, el servicio donde había estado durante 8 años y os enseñaba lo que les llevaba como despedida. Pues bien, ahora vuelvo a Digestivo y os enseño el bizcocho con el que me he despedido de Cirugía y con el que me he reencontrado con mis compis de Digestivo.



  Salió tan rico para la despedida de mis chicas de la sexta, que decidí repetir para el reencuentro. Además así tenía la oportunidad de hacer alguna foto para enseñároslo. La primera vez lo preparé en un molde de Nordic-Ware, pero después compré estos moldecitos tan monos y se me antojó estrenarlos. Aunque lo cierto es que da igual, en ambos casos ha salido igual de estupendo.


  La despedida resultó muy emotiva y es que a pesar de haber estado tan pocos meses en este último servicio, fui tan bien acogida que pronto empecé a sentirme muy a gusto. Y madre mía la de cosas que he aprendido, he desempolvado el capítulo curas a marchas forzadas, y es que cuando estás sin hacer algo durante mucho tiempo de forma habitual pues no queda otra que reciclarse.



  Por otro lado la alegría del reencuentro. Ver las sonrisas en las caras de compañeros al saber de mi vuelta ha sido gratificante y emocionante. Ha sido como volver de un largo viaje a casa, estar algo descolocada, pero pasado un rato pues ya parecía que nunca me había ido.


  Ingredientes:

* 3 tazas de azúcar.
* 300 gr. de mantequilla sin sal, a Tª ambiente.
* 6 huevos.
* 3 tazas de harina para todo uso.
* 1/2 cucharadita de sal.
* 1/2 cucharadita de levadura.
* 1 cucharadita de canela en polvo.
* 1/2 cucharadita de nuez moscada molida.
* 3/4 cucharadita de clavo molido.
* 1 taza de sidra de manzana.
* 1 cucharadita de extracto de vainilla.


  Preparación:

- Pre-calentamos el horno a 180ºC.

- En un bol tamizamos juntos la harina, la sal, la levadura, la canela, la nuez moscada y el clavo, reservar.

- En el bol de la batidora cremamos juntos la mantequilla y el azúcar, hasta que nos quede suave y esponjoso.

- Ahora vamos añadiendo los huevos, como siempre, de uno en uno, batiendo bien entre ellos para que queden bien integrados en la masa.

- En otro bol combinamos la sidra y el extracto de vainilla.

- Vamos añadiendo la mezcla de harina a la de mantequilla alternando con la de sidra, como suele ser habitual, la harina en 3 veces, empezando y acabando con ella.

- Vertemos la mezcla en nuestro molde, que si no es de papel como el que he usado hoy tendréis que engrasar previamente.

- Horneamos durante 80-90 minutos, o hasta que al insertar un palillo, éste salga limpio.

- Dejaremos enfriar unos diez minutos antes de desmoldar, y una vez desmoldado que se termine de enfriar sobre una rejilla.



  Lo mejor de todo esto es cómo he sentido el cariño de los compañeros, tanto de un lado como del otro. La de cosas bonitas que me han dicho cara a cara, o a través del WhatsApp, incluso por Facebook. No podéis imaginar lo afortunada que me siento al verme tan arropada.

  En fin, que tanto unos como otros agradecieron mucho este bizcocho, así que os lo recomiendo del todo. Y como siempre muchos besotes para todos, pero hoy me vais a permitir que vayan especialmente dirigidos a mis compañeros, a todos.

lunes, 31 de octubre de 2016

Butter Beer & Butter Beer Cupcakes

 ¿Pensábais que iba a dejar escapar Halloween sin preparar nada especial? Bueno, quienes me conocen bien saben que no podía ser, y aunque este año me he hecho de rogar aquí estamos y con doble receta.


  Me hubiera encantado como otros años hacer muchas cosas, de hecho, ideas tengo un montón pero de tiempo ando muy muy regular. Y es que ahora mismo me es imposible llegar a todo lo que me gustaría. Eso sí, me reservo esas ideas en la memoria y otro año será.


  Lo que no ha faltado es la decoración en la casa y mañana saldremos un rato a ver qué se cuece por ahí. Incluso hay alguna sorpresilla de miedo reservada para los chicos, pero es un secreto, no se lo vayáis a decir ehhh???


  Pues las recetas en esta ocasión tienen unos ingredientes que no sé si os van a ser fáciles de encontrar, aunque yo creo que tan difícil tampoco es. Las dos están basadas en el Universo Harry Potter, y es que mi hijo mayor es fan, así que este año me he centrado en esta receta de cerveza de mantequilla que tenía pendiente desde hace mucho y ya para rematar pues también unos cupcakes con el mismo sabor. Espero que os gusten.


  Butter Beer Cupcakes:

  Ingredientes:

* 2 tazas de harina.
* 1+1/2 cucharaditas de polvo de hornear.
* 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico.
* 1/4 cucharadita de sal.
* 1/2 taza de mantequilla sin sal, a Tª ambiente.
* 1/2 taza de Caster Sugar.
* 1/2 taza de Dark Brown Sugar.
* 3 huevos grandes.
* 1+1/2 cucharaditas de extracto de vainilla.
* 1 cucharadita de saborizante de Butterscotch.
* 1/2 taza de buttermilk o suero de leche.
* 1/2 taza de Cream Soda o refresco de vainilla.
* Nata para montar y sirope Butterscoth.

  Preparación:

- Precalentamos el horno a 180ºC y preparamos nuestro molde forrándolo con los papelitos escogidos.

- En un bol pequeño tamizamos juntos la harina, el polvo de hornear, el bicarbonato sódico y la sal. Reservamos.

- En el vaso de la batidora cremamos la mantequilla hasta que esté suave y esponjosa.

- Añadimos los dos tipos de azúcar y batimos de nuevo hasta que se mezclen bien.

- Agregamos los huevos, de uno en uno, batiendo bien después de cada uno, que nos quede todo bien integrado.

- Echamos el extracto de vainilla y el saborizante de mantequilla.

- Ahora vertemos la mitad el suero de leche, 1/3 de la harina, la mitad de la soda, otro 1/3 de harina, la otra mitad de la soda, el último 1/3 de harina y la mitad que nos queda del suero de leche. Es decir, vamos alternando los ingredientes en ese orden y en esas proporciones y no debemos olvidar mezclar bien entre las diferentes adiciones para que nos quede una masa homogénea.

- Una vez lista la masa la repartimos en nuestros moldecitos y horneamos durante unos 20 minutos.

- Entre tanto preparamos el frosting que no es más que nata montada con saborizante de mantequilla, el mismo que hemos usado antes. Procurad que os quede bien firme.

- Una vez horneados, los desmoldamos y los dejamos en una rejilla hasta que se terminen de enfriar.

- Ya fríos, los descorazonamos, los rellenamos con sirope de Butterscoth y lo volvemos a coronar con el trocito de bizcocho que habíamos sacado, colocamos el frosting por encima, con una manga como en este caso o como más os guste y vertemos un poco de sirope sabor Butterscoth por encima.


  Butter Beer:

  Ingredientes:

* Cream Soda o refresco de vainilla.
* Sirope Butterscoth.
* Nata para montae.
* Saborizante de Butterscotch.

  Preparación:

- En nuestro vaso echamos la soda de vainilla y le agregamos un poco de sirope Butterscoth que mezclaremos bien para que el sabro y el color queden bien integrados.

- Para rematar agregamos nuestra nata montada con un toque de saborizante de Butterscotch haciendo las veces de la espuma de la cerveza.


  Pues nosotros ya estamos preparados para Halloween, y vosotros??? Pues los que no, venga, que os queda poco tiempo. Muchos besotes tenebrosos para esta noche.

lunes, 10 de octubre de 2016

Irish Chocolate Coffee Bundt Cake

  Hoy os traigo otra receta con chocolate y debo decir que se trata de otra maravilla. Bueno, creo que lo podéis ver vosotros mismos, ya dicen que una imagen vale más que mil palabras y aunque a mí me guste mucho hablar, debo reconocer que es cierto.


  Lo que no se puede transmitir a través de las fotos es el olorcito que desprende...ummm. Da igual en qué habitación lo pongas, queda totalmente impregnada con esa mezcla de crema irlandesa, chocolate y café.


  ¿Por qué otra vez chocolate? Pues porque el brownie triunfó tanto entre mis compis que reclamaban más chocolate y yo que me dejo llevar...pues eso, y así, buscando buscando encontré esta receta estupenda que yo he tuneado un poco para hacerla a mi manera.


  Y ya sé que me repito mucho, pero es que disfruto una barbaridad cuando veo a los demás saboreándolo, incluso repitiendo y regañándome porque no quieren comer cosas que engorden, y yo venga a cebar a todos...jajaja


  Ingredientes:

  Para el bizcocho:

* 240 gr. de chocolate sin azúcar, cortado en trozos.
* 2 cucharada de café soluble instantáneo.
* 3/4 taza de licor de crema irlandesa.
* 2/3 taza de cacao en polvo sin azúcar (y un poco más para rociar el molde).
* 1 taza de buttermilk (o suero de leche) a Tª ambiente.
* 1+3/4 taza de harina para todo uso.
* 1/2 cucharadita de sal.
* 1 cucharadita de bicarbonato sódico.
* 150 gr. de mantequilla sin sal, a Tª ambiente.
* 2 cucharaditas de aceite de oliva.
* 2 tazas de soft light brown sugar (si no la encontráis, pues azúcar moreno normal).
* 1 cucharada de extracto de vainilla.
* 5 huevos grandes a Tª ambiente.

  Para el glaseado:

* 60 gr. de chocolate sin azúcar, cortado en trozos.
* 1/3 taza de licor de crema irlandesa.
* 10 gr. de mantequilla sin sal, a Tª ambiente.
* 1 taza de azúcar glas.


  Preparación:

  Del bizcocho:

- Pre-calentamos el horno a 180 ºC y engrasamos nuestro molde con spray antiadherente sobre el que espolvorearemos también cacao en polvo, asegurándonos de retirar el exceso.

- En un bol apto para microondas combinamos el  chocolate, el café soluble y el licor de crema irlandesa. Vamos a derretirlo en el microondas y para evitar que el chocolate se queme lo haremos como siempre explico, a golpes de 30 segundos, al ir combinado con otros ingredientes sí que podemos dejarlo a máxima potencia, revolvemos bien y otros 30 segundos. Así hasta que consigamos que el chocolate se derrita y quede todo bien integrado.

- Añadimos el cacao en polvo a la mezcla con chocolate y batimos para que quede todo bien mezclado.Una vez enfriado añadimos la buttermilk, revolviendo bien, que nos quede homogéneo de nuevo. Reservamos.

- En otro bol tamizamos juntos la harina, el bicarbonato sódico y la sal. Reservamos también.

- En el vaso de la batidora ponemos la mantequilla, el aceite, el azúcar y la vainilla juntos a velocidad media-alta hasta que nos quede una mezcla esponjosa, esto nos llevará unos 5 minutos.

- Después sin dejar de batir añadimos los huevos, uno a unos, batiendo bien entre ellos.

- Reducimos la velocidad a media-baja y agregamos la mitad de la mezcla de harina y la mezcla de chocolate enfriado.

- Echamos la harina restante y batimos bien, que nos quede todo bien combinado.

- Vertemos la mezcla en el molde y horneamos durante unos 45-50 minuto o hasta que al insertar un palillo éste salga limpio.

- Una vez horneado lo dejamos enfriar en el molde durante unos 10 minutos. Después desmoldamos y dejamos que termine de enfriar sobre una rejilla cubierta con papel encerado.

  Del glaseado:

- Como hicimos antes, en un bol apto para microondas combinamos el  chocolate, la mantequilla y el licor de crema irlandesa. Derretimos de la misma manera.

- Y ahora con nuestra varilla en mano vamos incorporando poco a poco el azúcar glas tamizada hasta que acabemos con el azúcar y nos quede bien combinada y espesa.

- Vertemos sobre el bizcocho ya frío.


  Yyyy...listooo!!! ¿Os ha gustado la receta de hoy? Bueno, si no os convence mucho no pasa nada, ahí ando pensando en nuevas recetas. Besotes y hasta la próxima entrada.

lunes, 3 de octubre de 2016

Nutella Brownie

  Otra recetita deliciosa para empezar la semana con alegría, esta vez se trata de un Brownie maravilloso, muy húmedo, tanto que se deshace en la boca.


  Lo preparé porque había sido el cumple de María, una compi muy graciosa que tengo en el hospi y no quería dejar de prepararle algo especial. Así que estuve buscando y rebuscando porque el cuerpo me pedía hacer un brownie y cuando di con esta receta supe que era la que tenía que llevarle.


  Como me gusta ver que llevo algo y les encanta, es lo mejor de todo. Cuando ves a la gente probándolo y diciéndote lo bueno que está te quedas tan a gusto. A todo el mundo le sorprendió lo húmedo que estaba, ya sé que no podéis probarlo pero creo que se puede comprobar hasta en las fotos.


  El caso es que salió la mar de bien y yo acabé contentísima con el resultado y con los comentarios de mis compis. Esta misma mañana me ha preguntado alguna que si había llevado algo...jajaja, ayer me fue imposible preparar algo para la noche, pero ahí ando maquinando a ver qué es lo siguiente.


  Ingredientes:

* 170 gr. de chocolate con leche.
* 115 gr. de chocolate sin azúcar.
* 170 gr. de mantequilla sin sal cortada en cubos.
* 150 gr. de Nutella.
* 245 gr. de azúcar.
* 3 huevos grandes+ 1 yema de huevo (también grande).
* 1 cucharadita de extracto de vainilla.
* 96 gr. de harina para todo uso.
* 25 gr. de cacao en polvo.
* 1/2 cucharadita de sal.
* 150 gr. de chips de chocolate blanco.


  Preparación:

- Pre-calentamos el horno a 180ºC y engrasamos un molde y lo forramos con papel encerado que también engrasaremos.

- En un bol apto para microondas combinamos el chocolate con leche y el chocolate sin azúcar junto con la mantequilla y derretimos a golpes cortos (de unos 30 segundos) a 800w, removiendo entre ellos, hasta que quede bien derretido.

- Agregamos la Nutella y mezclamos bien, que quede bien integrada.Reservamos.

- En el vaso de la batidora echamos los huevos y el azúcar a velocidad media-alta con las varillas hasta que la mezcla nos quede suave y espesa, esto nos llevará aproximadamente unos 3 minutos.

- Agregamos el extracto de vainilla y batimos de nuevo.

- Es el momento de añadir el chocolate que ya no estará tan caliente y volvemos a batir, que nos quede una masa homogénea.

- Vertemos sobre la mezcla la harina, el cacao y la sal (que habremos tamizado previamente), y mezclamos con movimientos envolventes con nuestra espátula hasta que quede todo bien integrado.

- Hacemos lo mismo con los chips de chocolate blanco.

- Vamos con la mezcla al molde y horneamos durante unos 35-40 minutos. Se trata de un brownie, así que al comprobar con nuestro pincho debe salir con migas húmedas y pegadas. Hay que tener cuidado de no sobre-hornear.

- Una vez horneado lo dejamos enfriar en el molde unos 15 minutos, desmoldamos y dejamos que termine de enfriar sobre una rejilla.


Pues esto ya está. Os veo pronto con una nueva receta. Besotes para todos.

martes, 27 de septiembre de 2016

Toasted S´mores Chocolate Chip Cookies

  Pues ya estoy por aquí con otra receta. Hacía mucho que no preparaba galletas y tenía ganas de hacer unas cookies típicas con sus chips de chocolate. Así que cuando las vi versión S´mores no me podía resistir, tenían que ser éstas y no otras.


  Nunca me ha dejado de gustar la cocina, pero ahora que veo mi cocina reformada me paso el día maquinando qué es lo próximo que voy a cocinar. Ha sido como un nuevo impulso que me ha hecho ilusionarme de nuevo.


  A pesar de que está siendo un año de muchos cambios, nuestra vida discurre con normalidad y con mucha alegría. La adaptación a cada uno de los cambios ha sido buena, y es que tenemos la suerte de estar ahí todos para apoyarnos los unos a los otros.


  Y si ya preparo algo especial, pues ahí tengo a los satélites rondando por la cocina para ver cuándo pueden hincarle el diente. Lo mejor es lo bien que me lo paso viendo esas caritas de ganas...jajaja

  Ingredientes:

* 280 gr. de harina para todo uso.
* 1 cucharadita de bicarbonato sódico.
* 1+ 1/2 cucharaditas de harina de maíz.
* 1/2 cucharadita de sal.
* 170 gr. de mantequilla sin sal, derretida.
* 135 gr. de soft light brown sugar (si no la encontráis, pues azúcar moreno de la de siempre).
* 100 gr. de azúcar.
* 1 huevo grande+1 yema de huevo, a temperatura ambiente.
* 2 cucharaditas de extracto de vainilla.
* 180 gr. de chips de chocolate.

  Para la cubierta:

* 90 gr. de chips de chocolate.
* 4 galletas crack rotas en pedacitos.
* 1/2 taza de mini-marshmallows o mini-nubes.


  Preparación:

- En un bol mezclar la harina, el bicarbonato sódico, la harina de maíz y la sal. Tamizar y reservar.

- En el vaso de la batidora mezclamos la mantequilla derretida, el soft light brown sugar y el azúcar blanco juntos, a velocidad media-alta hasta que no haya grumos.

- Añadimos el huevo y la yema de huevo y batir hasta obtener una mezcla homogénea.

- Agregamos el extracto de vainilla y batimos de nuevo.

- Vertemos ahora los ingredientes secos y mezclamos con una espátula de goma. Obtendremos una masa suave pero espesa.

- Echamos los chips de chocolate y seguimos removiendo hasta que queen bien mezclados.

- Cubrimos la masa y la dejamos enfriar en el frigorífico durante al menos 2 horas.

- Una vez fría, sacamos la masa y dejamos que se ablande un poco a temperatura ambiente durante 10 minutos.

- Pre-calentamos el horno a 160ºC y preparamos las bandejas para el horno con papel encerado.

- Formamos bolas con la masa (cada una debe tener alrededor de 3 cucharadas). Con el calor de nuestras manos quedarán bien compactas.

- Colocamos 8 bolas de masa en cada bandeja y horneamos durante 10 minutos.

- Retiramos la bandeja del horno, estarán muy blanditas, así que aprovechamos para presionar mientras colocamos los ingredientes de la cubierta: las galletas crack, los chips de chocolate y las mini-nubes.

- Volvemos a meter la bandeja en el horno y las dejamos 4 minutos más.

- Y ya para rematar ponemos el horno en modo grill durante unos segundos para que nos queden las nubes bien tostaditas.

- Sacamos del horno y dejamos en la bandeja durante 10 minutos, tras los cuales pasaremos las galletas a una rejilla para que se terminen de enfriar.



  Ala, ahí tenéis otra receta para triunfar. Os veo en la próxima entrada. Muchos besotes.

domingo, 18 de septiembre de 2016

Chocolate Bread Pudding

  Estaba loca por estrenar el horno como es debido y ya que ha bajado un poco la temperatura había que aprovechar la ocasión. Todos en casa estaban expectantes, querían saber qué es lo que iba a hacer después de tanto tiempo y tras barajar muchas opciones me decidí por este pudin de pan con chocolate.


  Además ha sido una semana bastante dura con el comienzo de las clases, sobre todo para Rafa que cambiaba de centro este curso y era un manojo de nervios. Así que había que compensar con algo rico el fin de semana, y me pareció que una buena ración de chocolate paliaría todo el cansancio acumulado.


  El resultado es el que veis. La descripción de los distintos miembros del jurado ha sido unánime: "Es chocolate chocolate", y lo dijeron en diferentes momentos, así que debe ser cierto porque no miento, utilizaron las mismas palabras.


  Lo podéis servir tibio o frío, eso ya según gustos, Y yo he utilizado yogur griego, pero también lo han probado con yogur de vainilla y aunque ganó el primero, el de vainilla tampoco estuvo mal.


  Ingredientes:

* 1 taza de suero de leche.
* 2/3 taza de chips de chocolate.
* 1/2 taza+ 2 cucharadas de azúcar.
* 3 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar.
* 4 claras de huevos grandes.
* 2 huevos grandes.
* 7 rebanadas de pan de molde blanco (que sean rebanadas anchas).
* 6 cucharadas de arándanos secos.


  Preparación:

- Cortamos el pan de molde en cubos y preparamos el molde que vayamos a utilizar, yo en mi caso, uno rectangular de los pequeños. Lo haremos con spray desmoldante y con papel encerado, cubriendo bien el fondo y los laterales del molde.

- En una cacerola ponemos el suero de leche, los chips de chocolate, la 1/2 taza de azúcar y el cacao en polvo y calentamos a fuego medio bajo revolviendo ocasionalmente hasta que el chocolate y el azúcar se hayan derretido y la mezcla esté bien combinada. En ese momento retiramos del fuego y reservamos.

- Llenamos un recipiente grande con cubitos de hielo y agua.

- En un bol más pequeño, usando la batidora de mano batiremos las claras de huevo y los huevos hasta que esté ligeramente espumoso.

- Sin dejar de batir espolvoreamos la dos cucharadas de azúcar y continuamos hasta que la mezcla se vea suave y esponjosa.

- Ajustamos el bol en el recipiente con hielo que habíamos preparado. Continuamos batiendo y a la vez agregamos lentamente la mezcla de chocolate, hasta que nos quede todo bien integrado.

- Vamos pre-calentando el horno a 180 ºC y preparamos un recipiente con agua caliente que nos sirva para introducir nuestro molde, ya que lo vamos a cocinar al baño María.

- Cubrimos el fondo del molde ya preparado con la mitad del pan de molde cortado en cubos, espolvoreamos con los arándanos y cubrimos con la otra mitad del pan.

- Ahora vertemos nuestra mezcla de chocolate y dejamos reposar mientras el horno alcanza la temperatura deseada.

- Metemos en el horno al baño María durante 20 minutos.

- Una vez pasado el tiempo retiramos con cuidado y dejamos enfriar sobre una rejilla.

- Cuando podamos manipular el molde desmoldamos y ya solo nos queda espolvorear con azúcar glas y un poquito de yogur griego.


  Pues ya está, a ver quién se atreve, que tan complicado no es y en casa os lo van a agradecen un montón. Besotes para tod@s y hasta la próxima entrada.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...