domingo, 20 de enero de 2019

Three Flavours Marbled Cake

  Están siendo unos día fríos y tristes por Málaga, todos tenemos en la cabeza a ese niño que está tan cerquita y tan lejos a la vez. Esta semana además para mí está siendo bastante complicada por muchos motivos y he vuelto a sufrir una de esas dichosas migrañas con aura.


  Necesitaba desconectar un rato de todo y por eso preparé este bizcochito para llevarlo la otra noche al trabajo. Meterme en la cocina para estas cosas es poner mis cinco sentidos en algo diferente que no sea la comida de todos los días, ni todas las tareas pendientes, así que durante el rato que me dedico a medir ingredientes, a mezclar y a ver cómo sube la masa en mi horno me preocupo sólo de eso y me olvido durante unos minutos del resto.


  Después viene el momento de las fotos, de la edición y de hacer mi pequeño vídeo de presentación, y es otro momento de desconexión para centrarme en que quede medio bien. No soy ninguna experta en fotografía, pero me gusta y a mi manera hago lo que puedo.


  Y por último llega la elaboración de la entrada, donde me dedico a contaros algo de mi vida y os cuento cómo ha salido la receta.

  Ingredientes:

* 250 gr. de mantequilla sin sal, a Tª ambiente y cortada en cubos.
* 3 huevos grandes a Tª ambiente, ligeramente batidos.
* 80 ml. de leche a Tª ambiente.
* 2 cucharaditas de vainilla en pasta.
* 225 gr. de azúcar.
* 225 gr. de harina para todo uso.
* 6 gr. de polvo de hornear.
* 1 cucharadita de sal.
* 20 gr- de cacao en polco sin azúcar.
* 110 gr. de chocolate con leche, derretido y enfriado.


  Preparación:

- Precalentamos el horno a 180ºC y engrasamos el molde.

- En un bol batimos los huevos, la leche y la vainilla. Reservamos.

- En otro bol mezclamos el azúcar, la harina, el polvo de hornear y la sal (estos 3 últimos tamizados).

- Agregamos la mantequilla a la mezcla de ingredientes secos en el vaso de la batidora y batimos a velocidad media-alta hasta que queden bien integrados.

- Añadimos la mitad de la mezcla de leche y de nuevo batimos bien. Repetimos la operación conla otra mitad.

- En un bol grande mezclamos 2 cucharadas de caco en el chocolate derretido y después con 285 gr. de la masa y una vez que obtengamos una mezcla homogénea la vertemos sobre el molde.

- Ahora batimos la cucharada restante de cacao en polvo  con otros 285 gr. de la masa y vertemos sobre la capa de chocolate en el molde.

- Ya sólo nos queda verter el resto de la masa sobre esta última capa y con un cuchillo o pun palillo mezclamos un poco, no hace falta demasiado,ya que las distintas densidades harán casi todo el trabajo.

- Horneamos durante aproximadamente 60-90 minutos o hasta que al insertar un palillo, este salga limpio.

- Dejamos reposar en el molde unos 15 minutos tras los cuales desmoldamos y dejamos que termine de enfriar sobre una rejilla.


  No es que todo este proceso no esté lleno de interrupciones, siempre está la familia demandando algo, o sonando la alarma de que ha terminado la lavadora, o tienes que estar calentando la comida porque se te echa la hora encima, pero intento aislarme lo que me dejan durante esos pequeños ratos para relajarme un poco y hacer la vida más llevadera. En fin, que aquí sigo con mis recetas y ahí estoy con otra, la que os pondré si Dios quiere la semana que viene. Hasta entonces muchos besotes.

domingo, 13 de enero de 2019

Avocado Brownie

  Pues ya acabadas la fechas festivas no quería aparecer la primera noche en  mi trabajo sin un detallito para mis compis y entre que le tenía el ojo echado a esta receta y que tenía unos aguacates a punto de ponerse demasiado maduros, pues no había mucho que pensar, allá que fui, de cabeza.


  Lo de sustituir la mantequilla por el aguacate es una idea verdaderamente brillante porque te deja un brownie compacto pero a la vez muy muy jugoso y el sabor a chocolate es muy muy intenso. Os lo digo por si os gusta un sabor más suavito, en este caso la receta es apta para los amantes del chocolate con toda su intensidad.


  De hecho ha encantado en casa y en el trabajo, donde estoy rodeada de gente a la que le chifla el chocolate. Así que imaginad, ha durado una "mijita de ná". Por eso no me enrrollo más y os dejo que disfrutéis de esta receta.

  Ingredientes:

* 60 gr. de chocolate con una concentración del cacao al 70%.
* 2 aguacates maduros.
* 3/4 taza de soft drak brown sugar, ya la podéis encontrar en  las grandes superficies, pero si no, pues azúcar moreno del de siempre.
* 2 cucharaditas de café instantáneo.
* 2 huevos.
* 1/2 taza de cacao en polvo sin azúcar.
* 1/2 taza de harina para todo uso.
* 1/ cucharadita de sal.
* 60 gr. de chips de chocolate.


  Preparación:

- Precalentamos el  horno a 170ºC y preparamos el molde, engrasándolo y después forrándolo con papel encerado que también engrasaremos (yo siempre uso spray desmoldante).

- Derretimos el chocolate, yo siempre lo hago a Tª bajita en el microondas en tiempos cortitos, removiendo bien entre ellos. Pero también podéis hacerlo al baño María.

- En un procesador de alimentos trituraremos los aguacates, el azúcar, el café y la vainilla hasta que nos quede un puré sin grumos.

- Ahora ya en el vaso de la batidora a ese puré le agregamos el chocolate derretido y batimos hasta que queden bien integrados.

- Añadimos los huevos, como siempre de uno en uno y batiendo bien entre ellos.

- En un bol tamizamos juntos la harina, el cacao y la sal y lo vertemos sobre la mezcla anterior, batiendo hasta que nos quede una mezcla homogénea.

- Sólo nos queda agregar los chips de chocolate que integraremos a mano con nuestra espátula con movimientos envolventes.

- Vertemos en el molde y horneamos unos 30 minutos.

- Dejamos que enfríe en el molde. Yo le eché un glaseado de chocolate y rocié por encima unos petazetas de chocolate, pero como siempre, estas cosas os la dejo a vuestro gusto.



  Espero que os guste la receta y os animéis a preparar este delicioso brownie en cuanto tengáis ocasión, porque os digo ya que no os vais a arrepentir. Yo de momento sigo con mis tareas, que no son pocas y pensando en una nueva receta. Mucho besotes y hasta la próxima entrada.

sábado, 5 de enero de 2019

Roscón de Reyes de Té Chai y Sirope de Arce

  Que pensabais que me lo iba a perder? Ni hablar, aquí estoy con mi Roscón de este año, y con nuevos sabores, una masa de té Chai y un relleno de sirope de Arce. Ya sabéis que me gusta cambiar cada año y darle un nuevo "color" a mi Roscón.


  Ha vuelto a gustar mucho en casa, primero notas el sabor del sirope y al final te queda el saborcillo del té de la masa, vamos, muy muy rico. No sé si os da tiempo ya a prepararlo, pero si alguien está aún en el paso del prefermento podéis probar porque es simplemente fantástico.


  Y es que ya parece que las masas levadas y yo comenzamos a llevarnos bien, así que no puedo resistirme a intentar probar algo nuevo cada Navidad cuando se va a cercando el Día de Reyes. Podéis ver en el corte que la masa queda la mar de bien, tiernecita y esponjosa, como debe ser, así que aquí os dejo la receta para que si no este año os decidáis para el próximo.


  Ingredientes:

  Para el prefermento:

* 90 gr. de harina de fuerza.
* 50 gr. de leche.
* 5 gr. de levadura fresca de panadería.

  Para el resto de la masa:

* 120 gr. de azúcar glas.
* 80 gr. de leche+5 bolsitas de té Chai.
* 60 gr. de mantequilla sin sal, a Tª ambiente.
* 2 huevos medianos.
* 20 gr. de levadura fresca de panadería.
* 1 cucharada de vainilla en pasta.
* 340 gr. de harina de fuerza.
* Una pizca de sal.
* El prefermento.

  Para el relleno:

* 1+1/2 taza de nata.
* 3-4 cucharadas de sirope de Arce.


  Preparación:

  Del prefermento:

- Diluimos la levadura en la leche templada (unos 37ºC) y después añadimos la harina.

- Amasamos bien y formamos una bola que dejamos tapada en un bol tapado con film transparente para que repose y leve, aunque lo hará muy poquito. En teoría debe estar unas 3 horas, pero yo lo hice por la mañana temprano y lo dejé hasta última hora de la tarde.

  De la masa:

- En un cazo infusionamos a fuego lento los 80 gr. de leche con el té Chai, hay que tener en cuenta que reducirá un poco, así que cuando vayamos a agregarlo con el resto de los ingredientes pesamos, y completamos hasta los 80 gr. de nuevo, esto también nos ayudará a que temple, y una vez templada diluimos en esa leche los 20 gr. de levadura fresca de panadería.

- En el vaso de la batidora amasadora agregamos el resto de los ingredientes, incluyendo el prefermento y por último esa leche infusionada con la levadura diluida.

- Con el gancho amasamos, empezamos a una velocidad baja y vamos subiendo progresivamente hasta la velocidad máxima hasta conseguir una masa elástica y pegajosa, entre 10-15 minutos.

- Llevamos la masa a un bol grande engrasado y lo dejamos reposar de nuevo para que leve. La receta dice que de una a dos horas, pero yo lo dejé desde última hora de la tarde hasta por la mañana, nada que ver, subió muchísimo más.

- Sobre una superficie enharinada o engrasada (yo soy más partidaria de engrasarla con spray desmoldante) amasamos un poquito para desgasificar. Yo he dividido la masa por la mitad, pero ya depende de lo grande que queráis hacer el roscón.

- Sobre una bandeja de horno forrada con papel encerado le damos la forma de roscón y pintamos con huevo batido. Yo tengo la costumbre de colocar en el centro un molde metálico de flan pata que se mantenga mejor el agujero del centro.

- Cepillamos con huevo batido y lo dejamos reposar de nuevo, en teoría de nuevo 2 horas, pero yo lo dejé desde media mañana hasta media tarde.

- Pincelamos de nuevo con huevo batido y decoramos con una mezcla de azúcar y canela humedecida.

- Horneamos con el horno precalentado a 200ºC con calor arriba y abajo durante unos 15-20 minutos, que nos quede doradito.

 Del relleno:

- Montar con las varillas la nata bien fría con el sirope, que quede bien firme.


  A mí al principio esto del Roscón me parecía complicadísimo, pero poco a poco le he ido cogiendo el punto y con paciencia al final todo termina saliendo, y resulta que ahora lo disfruto un montón, sobre todo cuando le veo la cara a mi marido y a mis hijos después del primer bocado...jajaja. 

  Yo ya os dejo para ver con mis hijos una peli y así aplacar los nervios por la emoción de qué traerán los Reyes esta noche, da igual lo mayores que seamos, esta es una noche de celebración y nervios ¿verdad?. Os deseo que los Reyes os traigan muchas cositas y que paséis una feliz noche, muchos besotes y hasta la próxima receta.
.

lunes, 31 de diciembre de 2018

Milhojas de Turrón

  No quería terminar el año sin desearos lo mejor para el próximo, así que aquí estoy, dándome una vuelta por aquí antes de comenzar con los preparativos de la cena. Imagino que todos andáis igual, liados en vuestras cocinas.


  Quería dejar preparado el postre esta mañana para poder pasar la tarde un poco más tranquila mientras dejo que la paletilla de cordero se vaya asando tranquilamente a lo largo de la tarde y poder tener un poco de tiempo para estar con la familia.


  Se me ocurrió que esta sencilla idea quedaría bien y les gustaría a todos, y es que en casa todo lo que suene a turrón se acaba en un pis-pas. Así que aquí os dejo con la receta que es facilísima y se deja lista en un ratito. Ahí va.


  Ingredientes:

* 6 hojas de pasta filo.
* Mantequilla derretida.
* 160 gr. de queso mascarpone.
* 100 gr. de turrón de Jijona.
* 130 gr. de nata para montar.


  Preparación:

- Empezamos con el relleno calentando la nata con el turrón hasta que se deshaga y tengamos una crema homogénea. Dejamos que enfríe.

- Batimos la crema de turrón junto con el queso mascarpone y dejamos que se enfríe mientras preparamos el hojaldre.

- Extendemos una hoja de pasta filo y con una brocha la pintamos bien con mantequilla derretida. Volvemos a colocar otra hoja sobre la primera y repetimos la operación, y lo mismo hacemos con una tercera hoja.

- Cortamos con la forma deseada y colocamos sobre la bandeja del horno para hornear a 180ªC unos 15 minutos, que queden doradas.

- Ya sólo nos queda el montaje que es tan simple como colocar uno de nuestros circulitos o la forma que hayamos escogido para la pasta filo, ponemos una buena cucharada de crema de turrón, otra capa de pasta filo, otra capa de turrón y por último otra capa de pasta filo.

- Yo he espolvoreado un poco de azúcar glas y algunos sprinkles y...listo!!!



  Pues ya la tenéis, a mí sólo me queda desearos que el nuevo año venga llena de alegrías para todos. Yo pido para mí un poquito de salud, que han habido unos meses malillos y ahora mismo necesito estar fuerte para afrontar alguna cosilla que otra. Así que Feliz Año Nuevo, muchos besotes y hasta la próxima entrada.

viernes, 28 de diciembre de 2018

Red Velvet Panna Cotta

  Aquí os traigo la receta de nuestro postre de Noche Buena, iba a hacer una tarta, pero ya sabéis que estos día se come y de bebe demasiado, así que la familia me pidió de manera unánime que hiciera algo más ligerito.


  No tenía muy claro cuál iba a set el postre, pero de pronto se me ocurrió que estos moldes estaban sin estrenar y que a mi gente le encanta el chocolate y se me pasó por la cabeza recurrir a una receta ya conocida pero dándole el toque de Red Velvet que me gusta tanto para estas fechas y que nunca falla.


  Es así, cada Navidad recurro en alguna ocasión al Red Velvet, hasta para el Roscón de Reyes una vez. Y es que el color resulta tan apropiado para estas fechas y además el sabor nunca decepciona. Es como una apuesta segura.

  Ingredientes:

* 1+1/2 tazas de nata (para montar).
* 1/2 taza de soft light brown sugar (lo de siempre, si no la encontráis pues azúcar moreno).
* 4 hojas de gelatina.
* 2 tazas de buttermilk (ya sabéis que si no tenéis la oportunidad de comprarla, se puede hacer de forma casera. hay montones de recetas por la red, yo la compro en Aldi, por si os viene bien saberlo).
* 1+1/4 tazas de cacao en polvo.
* Colorante rojo ( yo os aconsejo el rojo extra de Sugarfly para conseguir el color sin tener que echar medio bote).


  Preparación:

- En un bol pequeño hidratamos las hojas de gelatina.

- En una cacerola mediana, combinamos la nata, el azúcar y el cacao tamizado y lo cocinamos a fuego medio hasta que esté caliente. Retiramos del fuego.

- Añadimos la gelatina hidratada y bien escurrida a la nata caliente y removemos hasta que se disuelva.

- Vertemos la buttermilk y removemos de nuevo hasta que quede bien integrada.

- Por último el colorante rojo, no os digo cantidades porque depende del colorante y del color que que rais obtener. Removemos otra vez.

- Repartimos en los moldes y congelamos al menos 4 horas, yo os recomiendo toda una noche, estará mucho más firme a la hora de desmoldar. Dejamos descongelar unas horas en el frigorífico y estará listo.

  Veréis que llevan un trocito de bizcocho debajo, no es imprescindible, pero os dejo aquí la receta de la plancha de bizcocho, yo es que tenía un resto en el congelador que aproveché, pero también os sirven unos bizcochos de soletilla o algunas galletas, como prefiráis. Basta con ponerlo al fondo del vasito o en mi caso, al final, tras echar la mezcla en el molde.



  Podía haberle puesto unos brillitos, pero me pareció que quedaba bonito tal cual, así que lo dejé como estaba, pero ya sabéis que estas cosas al gusto de cada cual. Yo os dejo con esta idea que si os ha gustado la podéis usar igualmente en Noche Vieja, no necesita de mucho tiempo y queda muy resultón, a mí me vino la inspiración anoche para el postre de esa fecha, a ver si sale. Muchos besotes y hasta la próxima receta.

domingo, 23 de diciembre de 2018

Turrón Bundt Cake

  No quería dejar de publicar antes de Noche Buena para poder felicitaros como es debido, así que aquí estoy con esta entrada con un Bundt estupendo que preparé el otro día para mis compis del trabajo, era mi última noche antes de mis vacaciones navideñas, así que también fue mi forma de desearles felices fiestas a ellas.


  Estas últimas semanas han sido un no parar y me temo que a pesar de estar de vacaciones tampoco voy a parar mucho, pero bueno, estos días serán para desconectar un poco y olvidar las rutinas diarias, por eso no me voy a quejar demasiado...jejeje.


  Ya tengo pensado el menú para estos días especiales, así que ahora toca ponerse manos a la obra para que todo esté listo y podamos disfrutar todos juntos alrededor de la mesa, que al final es lo importante estos días. Y eso es lo que os deseo a todos, que podáis hacer lo mismo.


  Ingredientes:

  Para el Bundt Cake:

* 220 gr. de mantequilla a Tª ambiente.
* 180 gr. de azúcar ultrafina para repostería.
* 50 gr. de miel.
* 5 huevos, a Tª ambiente.
* 250 gr. de turrón de Jijona.
* 200 ml. de suero de leche o buttermilk.
* 375 gr. de harina para todo uso.
* 1+1/2  cucharaditas de polvo de hornear.
* 1+1/2 cucharaditas de bicarbonato sódico.
* 1 cucharadita de especias de pastel de calabaza, si no lo tenéis como es mi caso, pues os cuento:
   - 3 cucharadas de canela molida.
   - 2 cucharaditas de jengibre molido.
   - 2 cucharaditas de nuez moscada.
   - 1+1/2 cucharaditas de pimienta de Jamaica.
   - 1+1/2 cucharaditas de clavo molido.

  Para el glaseado:

* 100 gr. de turrón de Jijona.
* 100 gr. de azúcar.
* 4 cucharadas de caramelo.


  Preparación:

  Del Bundt Cake:

- Precalentamos el horno a 180ºC y engrasamos el molde (yo siempre lo hago con spray desmoldante).

- En un bol tamizamos la harina, el polvo de hornear, el bicarbonato y las especias. Reservamos.

- Desmenuzamos el turrón con un tenedor y reservamos también.

- En el vaso de la batidora batimos a velocidad media-alta la mantequilla con el zúcar y la miel hasta conseguir una mezcla esponjosa.

- Agregamos los huevos, unoa uno, batiendo bien entre ellos para que queden bien integrados.

- Añadimos ahora el turrón y batimos bien de nuevo.

- Ahora vamos incorporando la harina en 3 veces alternando con el suero de leche sin dejar de batir, hasta que nos quede una masa homogénea.

- Vertemos la mezcla en el molde y horneamos 50-60 minutos.

- Sacamos del horno y dejamos reposar unos 10 minutos en el molde, después desmoldamso y dejamos que termine de enfriar sobre una rejilla.

  Del glaseado:

- Troceamos el turrón en un cazo. Añadimos la nata, mezclamos y calentamos a fuego medio-bajo hasta que los ingredientes queden integrados. Como quedan algunos grumos yo les pasé la batidora para que el glaseado quede más fino.

- Le añadimos el caramelo y mezclamos de nuevo.

- Rociar sobre el Bundt Cake ya frío.


  Pues ya está, el Bundt está riquísimo, así que ahí tenéis la receta para algún cafelillo en casa con invitados, que estos días son así, de mucha reunión familiar o con amigos. Yo ya os dejo, sólo me queda desearos una muy Feliz Navidad a todos. Muchos besotes y hasta la próxima entrada.

martes, 18 de diciembre de 2018

Snowball Cookies

  Pues estaba loca por hornear y publicar una receta navideña, pero ando de cabeza últimamente. Pero por fin ando por aquí con algo que enseñaros, y además con una ricura. Estas galletitas se hacen en un rato y os aseguro que os durarán un suspiro porque están deliciosas.


  Que me gusta a mí esta época del año, no lo puedo remediar, y es que aunque me pase como estas navidades, que no empiezo muy animada, poquito a poquito me voy impregnando de Navidad y acabo estando como siempre, con muchas ganas de pasar tiempo con los míos y de celebración.


  Ya lo sé, hay muchas personas que andan tristonas por estas fechas y sin ganas de nada, pero yo recuerdo a mi padre con mucho cariño cuando llega la Navidad y pienso en esos días en que nos poníamos los dos a decorar el árbol y la casa y es lo que me apetece a mí, que el día que yo no esté con mis hijos ellos sean capaces de disfrutar de sus familias y de contar historias sobre nosotros, sus padres, con ternura y con alegría.


  Ingredientes:

* 1 taza de mantequilla sin sal, ablandada.
* 1/2 taza de azúcar glas.
* 1/4 cucharadita de sal.
* 2 cucharadas de extracto de vainilla.
* 2 cucharadas de harina fina de maíz.
* 2 tazas de harina para todo uso.
* 1/2 taza de nueces finamente picadas.
* 1 taza de azúcar glas.


  Preparación:

- Precalentamos el horno a 180ºC y forramos dos bandejas de horno con papel encerado.

- En el vaso de la batidora ablandamos la mantequilla a velocidad media-alta hasta que esté cremosa, unos 20 segundos.

- Ahora añadimos la 1/2 taza de azúcar glas y la sal.

- Agregamos la vainilla y volvemos a batir.

- Espolvoreamos la harina de maíz sobre la masa y mezclamos de nuevo.

- Sin dejar de batir agregamos poco a poco la harina hasta que quede bien integrada.

- Integramos la nueces.

- Una vez terminada la  mezcla, hacemos bolas de una cucharada y colocamos sobre la bandeja del horno.

- Horneamos durante unos 13-15 minutos, que estén ligeramente doradas.

- Retiramos las galletas del horno y rebozamos en el azúcar glas tamizado.

- Transferimos a una bandeja para que se enfríen y una vez frías las rebozamos de nuevo en el azúcar glas, presionando sobre el azúcar para que quede una capa gruesa.



  En fin, que os deseo que también os inunde este espíritu navideño que yo tengo a flor de piel y que disfrutéis con ilusión de estas fechas que son para eso. Yo os dejo con esta receta y espero veros prontito con una nueva receta, muchos besotes.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...