viernes, 21 de julio de 2017

Fromage & Salted Caramel Bundt Cake

  Es verdad, no me he podido resistir a comprar este molde tan bonito de Nordic Ware. Hace ya algunas semanas me lo enseñaron en el catálago y mis ojitos fueron directos hacia él. Estaba deseando que llegara para echarle la mano encima y aunque por circunstancias tardé un poco en traerlo a casa me faltó tiempo para estrenarlo.


  Es muy pequeñito, tiene la mitad de capacidad de uno clásico, aunque tiene sus ventajas. Gracias a él por fin pude llevar uno enterito al trabajo y es que siempre suelo llevar como la mitad para poder dejarle a mi hijo mayor. Pero así pues repartes igualmente la mezcla, eso sí, hay que hornear dos veces, a no ser que te compres el otro modelo nuevo preciosísimo también y ya horneas los dos a la vez.


  Yo sólo me traje éste y es que tengo algún plan en la cabecita que ya os contaré en su momento. Ya sé que son un poco caros, pero merece la pena hacerse con alguno y es que no es comparable lo bien que se hornean los bizcochos, y el momento de desmoldarlo es para mi gusto el mejor de todos, cuando lo ves ahí tan bonito, con todas sus formas perfectas.


  Pues venga, no me enrollo más y vamos con la receta que es estupenda.

  Bundt de requesón:

  Ingredientes:

* 250 gr. de requesón.
* 210 gr. de mantequilla ablandada.
* 150 gr. de azúcar superfina (o caster sugar).
* 270 gr. de harina para todo uso.
* 30 gr. de fécula de maíz.
* 1+1/2 cucharaditas de levadura.
* 5 huevos.
* Extracto de caramelo (la cantidad depende del formato que uséis, yo tengo uno concentrado y tuve bastante con unas gotitas).

  Preparación:

- Pre-calentamos el horno a 160ºC y engrasamos nuestro molde.

- En un bol tamizamos juntas la harina, la fécula de maíz y la levadura. Reservamos.

-  En en vaso de la batidora mezclamos el azúcar junto con la mantequilla y el extracto de caramelo.

- Añadimos las yemas de huevo, una a una, batiendo bien entre ellas para que queden bien incorporadas.

- Ahora agregamos el requesón y volvemos a mezclar bien.

- Es el momento de ir vertiendo poco a poco los ingredientes secos sin dejar de batir. Debe quedarnos una mezcla homogénea. Reservamos.

- En el vaso de la batidora con las varillas montamos las claras hasta que nos queden picos firmes.

- Las añadimos a la mezcla anterior con nuestra lengua pastelera con movimientos envolventes hasta que nos quede todo bien combinado.

- Vertemos la mezcla en el molde y horneamos durante unos 50 minutos.

- Ya fuera del horno los dejamos en el molde unos 10 minutos tras los cuales desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.


 Salsa de caramelo salada

  Ingredientes:

* 80 ml. de agua.
* 100 gr. de azúcar moreno.
* 150 gr. de azúcar.
* 75 gr. de mantequilla.
* 125 ml. de nata para montar.
* 1 cucharadita de extracto de vainilla.
* 1 cucharadita de sal.

  Preparación:

- Llevar el agua y el azúcar a ebullición.

- Hervir durante 3-4 minutos, hasta que adquiera un color dorado y empiece a burbujear.

- Retirar del fuego y añadir la mantequilla revolviendo con las varillas.

- Cuando esté incorporada agregar la nata y el extracto de vainilla y mezclar de nuevo hasta que nos quede bien integrada.

- Añadir la sal, mezclar y dejar enfriar.

  Ya sólo nos queda verter el caramelo sobre nuestro bizcocho y nos queda un bundt con una sabor espectacular. Os advierto que el caramelo salado vicia una barbaridad, yo tenía mis reparos la primera vez que lo preparé, pero es magnífico y lo vais a usar cada vez que tengáis ocasión como lo preparéis, para acompañar cualquier cosa. Podéis ver unos trocitos de caramelo salado que he rociado por encima, aquí no es fácil de encontrar pero podéis cambiarlo por otra cosa que le dé ese toque crujiente.


  Pues ya está, espero que os guste el estreno de este molde tan bonito. Yo ya estoy pensando en la próxima receta. Muchos besotes.

viernes, 14 de julio de 2017

Cholate Chip Cookies

  Mi pequeño hace unos días tenía antojo de galletas con trocitos de chocolate, al más puro estilo americano, para mojarlas en la leche en el desayuno y yo que me hago mucho de rogar para estas cosas pues me puse manos a la obra buscando la receta perfecta.


  Y bueno, no sé si he dado con ella, pero ricas están un rato largo. Además las hice enormes, sólo deciros que abarcaba la mano de mi marido entera, y no es precisamente pequeña, puesta así sobre su mano apenas podía doblar la última falange de los dedos para sujetarla.


  Así que mis niños alucinaron y en el curro también, porque encima salió un buen número de galletas que dio para todos. Es verdad, no tengo remedio, a mi compi se le va a caducar una caja de galletas que tiene en la taquilla esperando que yo algún día aparezca con las manos vacías para ponerlas con el café...jajaja, yo creo que va a tener que esperar a que me coja las vacaciones.


  En fin, que aquí os dejo la receta que es estupendísima, si queréis, esperáis a que pasen un poco estos días de calor pero no dejéis de prepararla.

  Ingredientes:

* 3 + 1//2 tazas de harina para todo uso.
* 1 + 1/4 cucharaditas de bicarbonato sódico.
* 1 cucharadita de polvo de hornear.
* 3/4 cucharadita de sal.
* 1 + 1/4  tazas de azúcar moreno.
* 1 taza + 2 cucharadas de azúcar.
* 2 huevos grandes.
* 2 cucharaditas de extracto de vainilla.
* 100 gr. de chips de chocolate.


  Preparación:

- Precalentamos el horno a 175ºC.

- En un bol tamizamos juntos la harina, el bicarbonato, la levadura y la sal. Reservamos.

- Usando la paleta de la batidora amasadora batimos juntos el azúcar y la mantequilla, lo justo para queden bien mezclados.

- Añadimos a hora los huevos, uno a uno, batiendo bien entre ellos. Deben quedar bien integrados en la masa.

- Agregamos la vainilla y volvemos a batir bien.

- Ponemos la amasadora a velocidad baja y agregamos los ingredientes secos hasta que nos quede una mezcla homogénea.

- Ahora con nuestra legua pastelera vamos incorporando suavemente los chips de chocolate.

- Con la cuchara de hacer bolitas de helado vamos formando bolas de masa de galletas que colocaremos sobre papel encerado en la bandeja del horno. Podéis ver que yo las he hecho bien grandes, con una cuchara que tengo especialmente grande, pero como siempre digo, eso ya a vuestro gusto.

- Y horneamos. Yo he necesitado con el tamaño de estas galletas unos 15 minutos. Veréis que quedan doraditas, ese es el punto para retirarlas.

- Dejamos que enfríen en las bandeja 5-10 minutos y las pasamos a una rejilla donde terminaran de enfriarse.


  Pues ya está, os dejo, que hoy estoy de noche también y tengo que preparar alguna cosita. Muchos besotes y hasta la próxima receta.

viernes, 7 de julio de 2017

Cuarto Mallorquín

  Hoy os traigo una receta que ya es bastante conocida y que tenía ahí pendiente desde hacía mucho, el cuarto mallorquín. Es muy similar a los chiffon cakes americanos que tanto me gusta preparar, pero con una diferencia que aún lo hace más especial y es que es apto para todas esas personas intolerantes al gluten ya que no usa harina de trigo, sino fécula de patata.


  Siempre me han pedido recetas de este tipo y he ido echando vistazos pero cuando supe que a una amiga se lo habían diagnosticado no hacía mucho y teníamos en vista quedar para vernos la busqué con más ahínco. Y aunque por una cosa u otro no hemos podido quedar no me resistía a hacerla por fin.


  Ha gustado mucho a mi alrededor y es que siempre conocemos a alguien a quien le ocurre esto. Mi compañera y tocaya se fue encantada cuando pudo probar un trocito antes de salir del hospi, otra compi me pedía la receta para su hija y no me puedo olvidar de una de las doctoras que seguro que cuando vea esta receta se la apunta para su hijo.


  Ingredientes:

* 8 claras de huevo.
* 8 yemas de huevo.
* 165 gr. de fécula de patata.
* 235 gr. de azúcar glas.
* Azúcar glas para espolvorear.


  Preparación:

- Pre-calentamos el horno a 180ºC y engrasamos una fuente.

  - Batimos las claras con las varillas y cuando estén muy espumosas vamos añadiendo poco a poco el azúcar glas tamizada. A velocidad media-alta hasta que nos quede un merengue con picos firmes. Reservamos.

- Es el turno de las yemas, que batimos también con las varillas.

- Ahora con una lengua y con movimientos envolventes incorporamos las claras a las yemas.

- Y después hacemos lo mismo con la fécula de patata (tamizada también). hasta que quede todo bien integrado.

- Vertemos la masa en la fuente y horneamos durante unos 40-50 minutos o hasta que cuando insertemos un palillo este salga limpio.

- Esta es la parte que más gracia me hizo de la receta y es que hay que "asustarlo" según la tradición para que no se baje. Consiste en dejarlo caer desde una altura de unos dos palmos bien al suelo o a la encimera de la cocina. Creo que no hubiera pasado nada si no lo hubiera hecho pero no quise saltarme ese paso.

- Finalmente espolvoreamos con azúcar glas y ya está.


  A mí es que comparar lo de volcar el bizcocho y dejarlo enfriar así para que no baje con lo del "susto" me pareció graciosísimo, porque en un caso es como tratarlo con extrema delicadeza y en el otro precisamente todo lo contrario. El efecto, el mismo, el bizcocho no baja y está la mar de bueno. Preparadlo y ya me decís. Muchos besotes y hasta la próxima receta.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...