jueves, 4 de enero de 2018

Roscón de Reyes Rollo de canela (Cinnamon Roll Three Kings Bread)

  Pues ahí como cada año, comiéndome la cabeza a ver lo que se me ocurría para hacer un Roscón especial este año. Mira que le he dado vueltas, pero nada, que no daba con la idea; hasta que por fin se iluminó la bombillita y decidí que el toque diferente de esta vez iba a ser hacerlo como un rollo de canela pero con masa de Roscón.


   La verdad es que ha aprendido a desarrollar mi paciencia hasta límites insospechados, todo gracias a mi familia, al trabajo, etc., y es que si vierais la tranquilidad con la que te tomo ahora lo de esperar los levados, vamos, no me lo creo ni yo.


  Y lo mejor de todo es que he comprobado que sin prisas sale mucho mejor, sobre todo si hablamos de este tipo de masas. Que la receta pone que hay que dejar dos horas levando, pues hala, yo lo dejo toda la noche, y así todo.


  Me he permitido el lujo de irme a la calle con todo mi papo y bueno, ya seguiría cuando volviera. Os recomiendo que os toméis así esto del Roscón, es mucho más productivo además porque sale a la primera.


  Ingredientes:

  Para el prefermento:

* 90 gr. de harina de fuerza.
* 50 gr. de leche.
* 5 gr. de levadura fresca de panadería.

  Para el resto de la masa:

* 120 gr. de azúcar glas.
* 80 gr. de leche+1palo de canela.
* 60 gr. de mantequilla sin sal, a Tª ambiente.
* 2 huevos medianos.
* 20 gr. de levadura fresca de panadería.
* 1 cucharada de vainilla en pasta.
* 340 gr. de harina de fuerza.
* Una pizca de sal.
* El prefermento.

  Para el relleno:

* 1 taza de nata.
* 3-4 cucharadas de azúcar.
* 250 gr. de queso crema.


  Preparación:

  Del prefermento:

- Diluimos la levadura en la leche templada (unos 37ºC) y después añadimos la harina.

- Amasamos bien y formamos una bola que dejamos tapada en un bol tapado con film transparente para que repose y leve, aunque lo hará muy poquito. En teoría debe estar unas 3 horas, pero yo lo hice por la mañana temprano y lo dejé hasta última hora de la tarde.

  De la masa:

- En un cazo infusionamos a fuego lento los 80 gr. de leche con el palo de canela, hay que tener en cuenta que reducirá un poco, así que cuando vayamos a agregarlo con el resto de los ingredientes pesamos, y completamos hasta los 80 gr. de nuevo, esto también nos ayudará a que temple, y una vez templada diluimos en esa leche los 20 gr. de levadura fresca de panadería.

- En el vaso de la batidora amasadora agregamos el resto de los ingredientes, incluyendo el prefermento y por último esa leche infusionada con la levadura diluida.

- Con el gancho amasamos, empezamos a una velocidad baja y vamos subiendo progresivamente hasta la velocidad máxima hasta conseguir una masa elástica y pegajosa. Yo no conté el tiempo, pero debió llevarme como entre 10-15 minutos.

- Llevamos la masa a un bol grande engrasado y lo dejamos reposar de nuevo para que leve. La receta dice que de una a dos horas, pero yo lo dejé desde última hora de la tarde hasta por la mañana, nada que ver, subió muchísimo más.

- Sobre una superficie enharinada o engrasada (yo soy más partidaria de engrasarla con spray desmoldante) amasamos un poquito para desgasificar. Yo he dividido la masa por la mitad, pero ya depende de lo grande que queráis hacer el roscón.

- En un bol preparamos una mezcla con 1 taza de azúcar y 2 cucharadas de canela en polvo.

- Estiramos la masa con un rodillo, rociamos con la mezcla de azúcar y canela y enrollamos.

- Sobre una bandeja de horno forrada con papel encerado le damos la forma de roscón. Yo tengo la costumbre de colocar en el centro un molde metálico de flan pata que se mantenga mejor el agujero del centro.

- Cepillamos con huevo batido y lo dejamos reposar de nuevo, en teoría de nuevo 2 horas, pero yo lo dejé desde media mañana hasta media tarde.

- Pincelamos de nuevo con huevo batido y decoramos con una mezcla de azúcar y canela humedecida.

- Horneamos con el horno precalentado a 200ºC con calor arriba y abajo durante unos 15-20 minutos, que nos quede doradito.

  Del relleno:

- Montar con las varillas la nata bien fría con el azúcar, que quede bien firme.

- Añadir el queso crema y seguir batiendo hasta que quede todo bien incorporado.

  Con estas cantidades han salido dos roscones como el que veis, uno no lo he rellenado porque si se piensa bien no es necesario con el relleno de azúcar y canela, ya así sin más está rico rico. Pero siempre me gusta hacer uno de cada y el relleno de queso crema le viene genial.


  Os pongo foto del corte del que no está relleno para que veáis también lo bien que queda, no os lo enseño entero porque a mi familia le faltó tiempo para cortarlo y probarlo, y debo decir que gustó muchísimo. Bueno, pues os dejo ya, sólo me queda deciros que espero que los Reyes Magos os traigan todo aquello que deseéis. Muchos besotes y hasta la próxima entrada.

4 comentarios:

  1. Madre mía!!!! me acabas de crear una necesidad urgente de hacerlo!!!!!! Tiene que estar de vicio!!!!

    ResponderEliminar
  2. Vaya dilema tengo ahora!!!, jajaja...esta noche iba a empezar a preparar el clásico Roscón de Reyes y ahora al ver el tuyo ya no se qué hacer!!!!. Lo echaré a suertes!!!, jajaja...Feliz Noche de Reyes!!!

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado tu roscón. El corte se ve "divino" y diferente.
    Tienes razón hay que tener muuuucha paciencia en cuestión de masas. Yo pendiente de la mía, a ver como queda. Mañana lo sabré.
    Feliz día de Reyes.
    Sil

    ResponderEliminar
  4. Very nice your blog and article. I like this blog thank for sharing.

    หนังชีวประวัติ

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...