lunes, 14 de enero de 2013

Wedding Cookies

  Pues aquí van otras galletas que preparé antes de Navidad y que tenía pendiente enseñaros. Fueron para el profe de mi hijo pequeño que se nos casó en el puente de La Inmaculada.


  Debo decir que fue un gustazo prepararlas, y es que estaba esperando el momento de estrenar mi Sugarveil, y me pareció perfecto para hacerle los velos a las novias. Ya sé que hay quienes piensan que donde se ponga lo manual y lo clásico que se quite lo demás. Al menos es lo que leí en el Facebook en su momento, hace ya mucho, algunas personas decían que dónde se pusiera hacerlo con un texturizador y demás..., pues que esto del Sugarveil no era lo mismo.


  Efectivamente no es lo mismo, yo diría que es mucho mejor, sobre todo para hacer estos detallitos. Voy a reconocer que a mi me alucinan todos estos avances y descubrimientos, cuanto más haya, más podremos esmerarnos y hacer cosas diferentes.


  Qué deciros??? Yo estoy completamente a favor, y es que descubrir inventos que nos abran nuevas posibilidades, nos da más opciones y amplía nuestra creatividad aún más. No digo que todo lo nuevo sea bueno, pero al menos merece una oportunidad. Y en concreto, al menos conmigo, éste producto ha aprobado con creces.


  Así que en cuanto vi que los habían traído a La Casita me hice con el preparado y uno de sus tapetes. Lo negativo, pues que los tapetes sobre todo, cuestan una pasta, aunque claro, hay que pensar que te servirán para siempre, y que también se pueden utilizar como texturizadores con el fondant, así le sacaremos mayor rendimiento.


  No es complicado de preparar, y para acelerar los tiempos de secado podemos recurrir al horno a temperaturas bajitas. Eso sí, hay que utilizarlo con cierta celeridad porque si no se secará y hará más difícil su manejo, aunque claro, todo depende del efecto que se le quiera dar, a mí para alguno de los velos me interesaba que se quedara más bien tieso.


  Yo soy de las que aprendo en casa con tutoriales que busco por la red. Desde que empecé con ésto de la repostería creativa no he hecho ni un sólo curso, no es para presumir, si pudiera permitirme un curso con los grandes grandes en otros países os aseguro que lo haría, porque me queda muchísimo por aprender, pero mis circunstancias familiares, laborales y económicas hacen que resulte imposible.


  Por eso, hasta hoy he preferido invertir en materiales y experimentar y aprender yo misma. Y procuro no centrarme sólo en el aspecto, sino también en el contenido probando recetas y recetas.


  Así que cuando me pasa lo que con la tartita que llevé al concurso de La Casita, que se llevó el tercer puesto, me siento muy orgullosa, porque me enfrento a gente que se ha preparado mucho aprendiendo en muchos cursos, y vamos a decirlo todo, porque aunque me consta que fueron un par de amigas con las que tengo mucha confianza a hacer su comprita y votar, no le pedí a nadie en particular que lo hiciera, quiero decir que no mandé a familiares y a amigos a votar, si mi marido me fue por un encarguito que le hice de nata vegetal y me dijo que le dio fatiga votarme (es el colmo, no???...jejeje).


  El caso es que estoy contentísima y agradezco a todos aquellos que votaron esta tarta con todo mi corazón, porque siempre es una alegría que reconozcan tu trabajo. Muchos besotes para todos y de nuevo, gracias.

11 comentarios:

  1. Las galletas son una pasada y el resultado con el sugarveil es impresionante. De la tarta, chica como no vas a ganar si está preciosísima. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Elena, lo del Sugarveil la verdad es que es genial, ahí estoy viendo hoy si me sale una cosa que tengo en mente con él. Besotes.

      Eliminar
  2. Nena, las galletas son una pasada, están espectaculares. Las blondas de las mantillas parecen de verdad, pero yo me quedo, sin lugar a dudas con las pelucas sesentetas de los novios, son una monada con su patilla y todo. Conseguidisimo el efecto, y me lo copio para tarta de fondan (si no te importa)
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Minimó, cómo me va a importar??? si lo que pongo aquí es para vosotras, al contrario, me encanta que cojáis ideas. Besotes.

      Eliminar
  3. Pero qué monería! son un pasada, qué manos tienes.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa, siempre sois tan amables... Besos.

      Eliminar
  4. Te han quedado genial! El detalle de la mantilla con sugarveil es chulisimo! Y las caritas de las novias monísimas, me encantan!
    Un beso!
    Montes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que sois un cielo, siempre tenéis palabras bonitas. Muchas gracias y muchos besos guapa.

      Eliminar
  5. Que maravilla de galletas y como detalle es muy genial.
    Un saludo,

    ResponderEliminar
  6. son preciosas,y las caritas una monada,¡y sin cursos ni nada que has aprendido!por cierto la figurita de los novios supongo que sera la de tu boda,me encanta,y no la mia que parece de todo a 100,pero aun asi la conservo,la tarta me ha arrancado una sonrisa,que graciosa Gaspar hablando con papa noel,es preciosa,no se como serian las otras pero esta es increible por el trabajo y lo graciosa,¡¡¡como me hubiera gustado hincarle el diente!!! un abrazo. violeta

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias Violeta, y sí, sí que es la figurita de nuestra tarta de novios, y no es que me guste mucho, tampoco me gustaba entonces, pero escogí entre las que me ofrecía el restaurante y mucha variedad no había...jejeje, desde luego mira que cuesta poco hacer figuras más monas, ahora me la hubiera preparado yo...jajaja. Muchos besos guapa.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...