lunes, 14 de mayo de 2018

Chocolate Magic Cake

  Hoy vengo con un pastel que me tenía intrigada desde hacía mucho, lo veía y lo veía por las redes pero no me decidía o no surgía el momento. El caso es que la semana pasada quería hacer algo que no fuera un bizcocho sin más pero que a la vez fuera rápido de preparar.


  Y me acordé de este pastel mágico o inteligente (lo llaman de las dos maneras). No iba a tener tiempo de hacer fotos porque quería llevar un trozo al trabajo, pero pensé que si gustaba pues lo repetía y ya está.


  Pues tanto gustó que aquí me tenéis con la repetición, y si gustó la primera vez, más aún ha gustado la segunda ya que reduje un poco el tiempo de cocción y la capa central ha quedado más cremosa que en la primera ocasión.


  No precisa de ingredientes raros, ni de mucho tiempo de elaboración y tampoco de horneado. Y encima es el tipo de pastel que más le gusta a mi peque, de chocolate y cremosito, así que aquí os dejo la opción.


  Hay veces que me encanta experimentar con cosas nuevas, otras veces me conformo con probar recetas populares y daros mi opinión al respecto para que os decidáis o no a probarlas en vuestras casas.

  Ingredientes:

* 110 gr. de mantequilla sin sal.
* 600 ml. de leche, tibia.
* 115 gr. de harina.
* 45 gr. de cacao en polvo.
* 4 huevos grandes, separadas yemas y claras.
* 4 gotas de vinagre.
* 210 gr. de azúcar glas.
* 2 cucharaditas de café espresso, sin azúcar.
* 1 cucharadita de pasta de vainilla.


  Preparación:

- Precalentamos el horno y engrasamos el molde (en mi caso el que he usado hoy es uno cuadrado de 20x20, así os saldrá con ese grosor).

- Derretimos la mantequilla y reservamos, dejando que se enfríe.

- Calentamos la leche y reservamos también, dejando que quede tibia.

- En un bol tamizamos juntos la harina y el cacao. Reservamos también.

- En el vaso de la batidora montamos con las varillas las claras con el vinagre hasta conseguir picos firmes.  Igualmente lo dejamos apartado para su posterior uso.

- Ahora en el vaso de la batidora batimos las yemas con el azúcar a velocidad alta hasta conseguir una mezcla ligera, pálida y esponjosa.

- Añadimos la mantequilla derretida fría, el café espresso y la vainilla y batimos de nuevo unos dos minutos a velocidad alta, hasta que nos quede una mezcla homogénea.

- Agregamos la mezcla de harina y cacao y batimos a velocidad media hasta que quede bien integrada.

- En este momento vertemos la leche y batimos otra vez, empezando a velocidad baja para ir subiendo hasta velocidad media y que nos quede bien incorporada.

- Con movimientos envolventes con nuestra lengua pastelera vamos incorporando 1/3 de las claras, después otro 1/3 y finalmente el 1/3 que nos queda.

- Vertemos en nuestro molde y horneamos entre 40-50 minutos, yo para obtener el punto deseado he necesitado exactamente 45 minutos. La primera vez lo dejé los 50 minutos y la capa de en medio quedó más compacta. Al sacarlo del horno debe tambalearse al moverlo como si se tratara de una gelatina, para que os hagáis una idea.



  Pues hala, nueva semana y nueva receta. De nuevo, reto superado y es que no es fácil pensar y traeros una receta diferente cada semana, pero de momento no cejo en el intento y ahí seguiré, a pesar de que esta semana ha sido durilla con mi dolor de neuralgia que se mezcla con el de la subluxacion de mandíbula, un cóctel fabuloso como podéis imaginar. Con todo y con eso os sigo enviando muchos besotes con mi boca dolorida y espero veros por aquí la próxima entrada.

2 comentarios:

  1. Que rico se ve. Tomo nota porque en casa sonmiy de chocolate

    ResponderEliminar
  2. Qué pintaaaa!! No ha encantado esa textura!! Nos la apuntamos porque esto tenemos que probarlo!! BEsos

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...