viernes, 15 de septiembre de 2017

Scottish Pancakes

  Pues no es la entrada que tenía prevista para hoy, pensaba poneros la receta de otro bundt ya que había estrenado otro de esos moldes tan estupendos que os enseñé, pero cuando me he levantado el cuerpo me pedía hacer algo sencillo que le levantara a los chicos el ánimo ya que empiezan las clases.


  Comenzamos nueva etapa por fin, ya que el pequeño pasa al instituto y dejaremos a un lado ese colegio horrible que nos ha acompañado durante demasiados años. Pasamos página todos y dejamos atrás a esa gentuza que va de fina y educada, sólo hace falta rascar un poco para darse cuenta de lo que realmente son.

  Quienes seguís este blog desde hace tiempo sabéis que es como una terapia para mí, y hoy precisamente necesito desfogar y gritar a los cuatro vientos que mis hijos sufrieron acoso en su colegio y que el centro pasó olímpicamente de nosotros a pesar de nuestras denuncias, pero claro, es difícil combatir el bullying cuando los acosadores son los hijos del tipo de familias que ellos quieren en el colegio, asemejando las virtudes de estos niños con éxito y carisma, cuando en realidad son acosadores.


  Hicimos todo lo posible por caer bien, para que tuvieran en estima a nuestros hijos. A pesar de todo lo que veíamos tragábamos saliva y hacíamos hasta la pelota, pero tampoco sirvió de nada, allí si no tienes posición o no haces donaciones generosas no eres nadie. Y eso terminaron pagándolo nuestros pequeños.

  Pero todos callan, si hasta denunciando en Facebook y Twitter la gente no responde, no se indigna. Así que optamos por un cambio de centro y ha sido lo mejor. Rafa cambió por completo, ya no iba a clase cabreado y con desgana. Pasó a querer ir hasta los días de huelga, fijaos qué diferencia.


  Pues eso esperamos para nuestro pequeño también. Por eso he puesto ese cartelito junto a las tortitas: Goals (metas). Tenemos nuevas metas para este curso, acabar con el pasado ya por fin y olvidar lo sufrido. Pero necesitaba este último desahogo.

  Ingredientes:

* 200 gr. de harina.
* 1 cucharada de polvo de hornear.
* 1 pizca de sal.
* 1 cucharada de azúcar.
* 1 cucharadita de canela en polvo.
* 2 huevos.
* 300 ml. de leche.
* Mantequilla para engrasar la sartén.


  Preparación:

- En un bol combinamos la harina, la levadura, la sal, el azúcar y la canela.

- En el vaso de la batidora mezclamos los huevos y la leche a velocidad media-alta, hasta que estén espumosos.

- Agregamos los ingredientes secos en los húmedos y batimos hasta que quede todo bien mezclado.

- Dejamos reposar la masa unos 15 minutos.

- Engrasamos la sartén con la mantequilla, vertemos la masa dejando que crezca y comience a burbujear y cuando veamos que los filos de las tortitas comienzan a cuajar están listas para darles la vuelta.

- Unos segundos más por el otro lado, hasta que estén doradas y listo. Ya tenemos nuestras tortitas.


  Perdonad, quizás esperabais otro tipo de entrada para animar el finde, pero es lo que me sale hoy. Pero no os confundáis, es una entrada llena de nuevas esperanzas y con la alegría de un nuevo comienzo.

  No os he dicho nada de estas tortitas, pero creo que las imágenes dan muestra de lo esponjosas que son y ese toque de canela es lo mejor para mi gusto, además no necesita ingredientes raros que no podáis tener en vuestras despensas cualquier día. No dejéis de prepararlas ehhhh? Muchos besotes y hasta la próxima receta.

6 comentarios:

  1. ohhhh que maravilla de pancakes ¡¡¡ me encanta tus fotos ¡¡¡ un besote guapísima

    ResponderEliminar
  2. Qué buenas las tortitas! Super grandes y esponjosas!
    Una lástima que los acosadores se queden en los centros mientras las víctimas tienen que buscarse la vida.. pero bueno, como dices ya pasó, ahora a concentrarse en lo nuevo :D
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Hola! Nos alegramos mucho de que el cambio haya sido fantástico, lo importante es que sean felices aunque tenga que cambiar de cole, así que mucho ánimo! Y estos pancakes se ven deliciosos! Besis

    ResponderEliminar
  4. Tengo 57 años y una hija de 32, cuado ella tenia 16 sufrió lo que ahora se llama bulling (entonces ni se sabía de la palabra pero sucedía)
    También iba a un colegio de señoritos y lo único que conseguí del colegio es que "mi hija era tímida y necesitaba un psicólogo"
    Le hicieron pasar tantas cosas malas (dos acosadores y por ende el vacío de toda la clase)que perdío dos cursos.
    Ahora es una persona felíz (y de tímida nada de nada), es maravillosa.
    El colegio: Institución La Miranda de Esplugas-San Just de Barcelona...por si alguien se le ocurre...no vaya!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento que vosotros también pasarais por ese calvario. En nuestro caso hablaban de sobreprotección, Rafa lleva ya un curso completo en el instituto y nadie nos ha acusado de eso, en fin, siempre hay que buscar una excusa para no actuar como se debe. Me alegro de que tu hija ahora sea una chica feliz y estupenda. En nuestro caso el colegio está en Málaga, El Romeral, por si a alguien le interesa. Un beso.

      Eliminar
  5. I like your site and content. thanks for sharing the information keep updating, looking forward for more posts. Thanks
    ,ผลบอลเมื่อคืน

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...