viernes, 14 de octubre de 2011

Peaches and cream Cupcakes.

  Resulta que esta semana los deberes consistían en hacer las magdalenas de limón con semillas de amapola que ya preparé hace un tiempo, y esperar otra semana para hacer algunas, iba a ser mucho esperar, como ya le dije a las niñas del grupo del facebook.
















  Lo cierto es que llevo también unos días un poco plof, ya sabéis por lo típico, por alguien que te termina decepcionando, la historia que se repite a lo largo de la historia de la vida de cualquier persona. No quiero, bueno, más bien no me apetece dar detalles porque es como revivirlo una y otra vez, y ya bastante mal rato me he llevado.
















  El caso, es que como ya sabéis, la cocina y este blog son mi terapia y esta crisis aguda necesitaba tratamiento urgente. Así que agarré una de mis últimas adquisiciones, el libro de la Humingbird Bakery, y me dispuse a preparar estas cupcakes, a las que ya les había echado el ojo.
















  Cuando visitamos esta bakery en Portobello, en Londres, no sabíamos de la existencia de este libro, así que cuando lo localicé a un precio razonable me lo agencié, sobre todo porque mi marido alucinó con sus Red Velvet  Cupcakes, la verdad, deliciosas, con lo que aunque ya las he preparado con anterioridad tengo pendiente probar la receta que propone esta bakery.
















  La mejor sorpresa que me deparaba este libro es su forma de elaborar la cupcake, no es la típica, quiero decir que no consiste en primero el azúcar y la mantequilla, y después la adición de una forma u otra de ingredientes secos e ingredientes húmedos. Aquí empezamos con todos los ingredientes secos del tirón con la mantequilla.
















  También me dejó un poco descolocada la textura de la masa que resulta, muy líquida. Pero el resultado es...perfecto, sí, no puedo describirlo de otra forma, a pesar de tantas recetas probadas no había conseguido que fuera tan extremadamente tierna, vamos, fuera de lo normal, de verdad, y además jugosa jugosa, con los trocitos de melocotón, ummmmmmm...podéis pensar que soy muy exagerada, pero no me invento nada.
















  Los jueces oficiales emitieron su veredicto, mi marido dijo que si no era la mejor, desde luego era de las mejores que había probado, y mi hijo mayor respondió directamente a mi pregunta (la de siempre, ¿cariño cómo están?) dando saltos por el salón, y cuando digo dando saltos es literal ehhhh??? jejeje

  Está bien, voy a dejar de daros pistas y os cuento la receta, se necesitan:

*120 grs. de harina (tamizada).
* 140 grs. de caster sugar.
* Una cucharadita y 1/2 de levadura.
* Una pizca de sal.
* 40 grs. de mantequilla sin sal, a Tª ambiente.
* 120 ml. de leche entera.
* Un huevo.
* 1/4 de cucharadita de extracto de vainilla.
* 400 grs. de melocotones enlatados, cortados en trocitos.

  Vamos con la preparación:

- Pre-calentamos el horno a 170ºC.

- En un bol ponemos la harina, el azúcar, la levadura, la sal y la mantequilla y mezclamos,  a velocidad baja, hasta que obtengamos una mezcla arenosa y con todos los ingredientes bien combinados.


- Gradualmente vertemos la mitad de la leche y batimos hasta que quede bien integrada.


- En otro bol, batimos el huevo, añadimos la otra mitad de la leche y el extracto de vainilla. Agregamos a la mezcla anterior y batimos hasta que la textura sea esponjosa.


- Ahora repartimos los trocitos de melocotón entre las cápsulas.


- Ya sólo nos queda terminar de rellenar las cápsulas con la masa, ya sabéis, como siempre dos terceras partes.


- Y al horno, unos 20-25 minutos, yo la verdad, eh necesitado 30.

  Después les he puesto el frosting de vainilla que aparecía en el libro, aunque realmente su receta de buttercream no difiere de las demás. Y para decorar he seguido su recomendación y las he coronado con soft light brown sugar. ¿Qué os parecen?

9 comentarios:

  1. Que buenos!!!!!!!!!! La jugosidad que aporta la fruta es fantástica!!!!!!!!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. ¡Buenísimas! Tengo que probar esta técnica!

    ResponderEliminar
  3. Tienen buena pinta... Nada apuntado. Besos

    ResponderEliminar
  4. Que bueno!!

    Me encantó el detalle del melocotón mmm!!!

    Y lo otro, linda a subir el ánimo que la vida es bella si tu quieres que así sea, hay que desearlo mucho y a veces aceptar que las personas son seres humanos con defectos y con virtudes.

    Un besito

    ResponderEliminar
  5. Ummmm ¡Cómo siempre... exquisitos!
    Un beso. Vivi

    ResponderEliminar
  6. Muy buena pinta, de verdad!! No hay mayor satisfacción que la de ver que a los tuyos les gusta tanto lo que preparas!! Quiero hacerme con ese libro YA!!!

    Un besito!!! :)

    ResponderEliminar
  7. No sabes cómo te entiendo; aunque no es lo mismo, desde que falleció mi hermana en junio, lo único que me hace -medio- feliz es meterme en la cocina... Por eso mismo también me he mudado a wordpress, tengo un blog nuevo súper bonito y lejos de blogspot!!! Que ya estaba harta... Así que mevuelvo a hacer seguidora tuya, que con la mudanza os he perdido la vista a todos.

    Gracias por compartir la receta, se ven riquísimos!! Quiero ese libro!! Besitos.

    www.llanetes.com

    ResponderEliminar
  8. Me siento menos rara viendo que somos varias las que nos distraemos entre huevos y harina! Llevo días buscando "La Receta" y al leer esta ya lo tengo claro. Me suena rarísima esta textura tan líquida pero me fío de tu experiencia, ya te contaré mi resultado

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...