lunes, 7 de marzo de 2011

El super-frosting.

  Este finde, sin muchas ganas, todo hay que decirlo, y con este catarrazo he horneado un montón de cupcakes porque los compis de Sevilla de mi marido le han pedido una tanda para su visita de hoy lunes a la capital andaluza. Según dicen ha llegado allí mi fama repostera y como no me gusta que mi maridín quede mal, pues aquí va su "marida", como dice mi pequeñín y a hacer gala de mi afición reposteril.


  Como cada semana ya os preparo la magdalena correspondiente al reto semanal, pues he querido aprovechar la ocasión para presentaros al Swiss Merengue Buttercream, es un merengue con mantequilla, se puede hacer en la Thermomix y el resultado es espectacular, es mi frosting favorito, fácil de colorear, de manejar con la manga, se le pueden añadir sabores sin perder ni un ápice de su frescura y así, sin agregarle nada tiene un gusto fantástico.


  El mundo de los frostings es interminable, podemos experimentar cada día con diferentes productos y siempre sacaremos alguna conclusión postiva por muy malo que sea el resultado.
  Yo he necesitado tiempo para atreverme con ellos, he pasado varios años en los que principalmente hacía tartas con fondant, esto tenía su ventaja y su inconveniente. Voy a comentaros primero el inconveniente, y es que una tarta no se hace cada día, tratándose de alguien como yo que no se dedica a los encargos, así que las hacía y las sigo haciendo de higos a brevas, por cierto que a partir de finales de mes os presentaré alguna porque comienzan las fechas clave familiares.


  Así pues, yo disfutaba sí, pero de tanto en cuanto. Entonces un día me decidí a comenzar con las cupcakes, resultan deciliciosas y  la presentación  es impresionante. Con lo cual me puedo permitir hacerlas cada dos por tres, que si para el trabajo, que si para tener un detalle con alguien, que si para una visita,..., y cubro mis necesidades reposteriles con mucha frecuencia, aquí podéis anotar la ventaja.


  Y os diréis que muy bien, pero tiene también su parte mala, y os preguntaréis: ¿Cúal es la parte mala?, pues tampoco es muy difícil de adivinar, es que a poco que quieras las pruebas y con estos kilos de más no me conviene nada. Pero tampoco me atrevo a llevarlas a nadie sin antes probar si han salido buenas y ala, más calorías pal cuerpo, como si me hicieran falta.


  En cualquier caso, le elaboración de estos confites se ha convertido en una adicción y veo muy complicado que se me pase esta fiebre pastelera, porque disfruto con cada frosting, con cada nuevo sabor, con los sprinkles, con la elección de las capsulitas,..., vamos, que me tiene enganchada.
  Os anuncio desde ya, antes de que os decidáis a prepararlas por primera vez que tengáis estas premisas muy en cuenta, para que después no digáis que no os he avisado ehhhh???.


  Lo que puedo llegar a enrollarme hablando de estos temas, no me puedo contener, me apasiona, y precisamente cuando dedico la entrada a estas delicias se me va el santo al cielo.

  Os cuento, los ingredientes (os pongo estas cantidades, que dan para unos 12 cupcakes, pero si necesitáis más, no tenéis más que sacar las proporciones con una simple regla de tres, yo hoy he hecho un poco más, para que salga para unas 18):

*100 grs. de claras pasteurizadas, yo uso las que véis en la foto, las del mercadona, como van en crudo es preferible que sean pasteurizadas, con lo que no nos llevaremos ninguna sorpresa desagradable.


* 200 grs. de azúcar glas, aquí no hay que tamizar.
* Una cucharadita de cremor tártaro, yo uso éste del Dr. Oetker, es fantástico para conseguir que al montar las claras queden más firmes.


* Una cucharadita de esencia de vainilla.
* 300 grs. de mantequilla sin sal, aquí yo ahora uso una diferente a la convencional. La descubrí inspeccionando el Iceland, cada vez que voy a este supermercado inglés de Mijas debo parecer una cateta para los guiris, estudiando las indicaciones y los componentes de cada producto, esperando hacer el hallazgo del año...jajaja.


  Nunca he tenido la oportunidad de usar Crisco, una manteca vegetal americana, pero creo que debe asemejarse mucho a ésta, os enseño qué aspecto tiene (en cualquier caso podéis usar la normal).


  Y ahora os cuento cómo se prepara en la Thermomix:

- Una media hora antes de comenzar debemos meter el vaso de la Thm. en el frigorífico.
- Ponemos la mariposa en las cuchillas y le echamos las claras, también bien fresquitas, el cremor tártaro  y el azúcar glass. Entonces programamos 8 min., 37º C y vel. 3 y medio.


- Os encontraréis un merengue blanco y brillante pero muy poco consistente.


- Volvemos a meter el vaso en el frigo otra media hora, así evitaremos que el calor de la fricción derrita demasiado la mantequilla, lo que evitaría que se montara bien el frosting.


- Pasada ya la media hora y una vez puesto el vaso en su lugar le ponemos velocidad 1 y sin tiempo, y comenzamos a echar la manteca de poco a poco por el bocal, esperando que se vaya integrando bien.


- Esto nos llevará entre 10 ó 15 minutos, procurad que no sea más tiempo porque si no la fricción comenzará a ejercer su efecto negativo. Llegará un momento en que nos queda poca manteca y cuando veamos lo que hay dentro del vaso nos parezca que se va a cortar, no os asustéis, váis bien, echad ahora la ensencia de vainilla y terminad de añadir la manteca.


- Llegará el momento en que veáis una crema suave pero consistente como la que véis.



  Yo hoy  a una parte le he añadido un chocolate que encontré en el mismo supermercado, viene a ser como un sobre de cola-cao, pero no os engañéis, tienen mucha variedad,  esta vez me he encaprichado de uno con sabor a cereza, a mi marido le ha encantado el resultado. También le he querido agregar colorante rojo, para que quede constancia de que es de cereza.


  Os he hecho un mini-vídeo para que veáis cómo se echa el frosting, en mi casa se ha reído de lo lindo a mi costa, sobre todo con el toque final, así que si a vosotras también os hace gracia reiros a gusto (no olvidad parar la música para poder escucharlo).

video

  ¿ Qué os ha parecido el chun? jejeje...es que me ha salido así.

  Luego ha bastado con poner unos fideillos  y unas bolas de chocolate, que les vienen bien al sabor de la cupcake, que también eran de...adivinadlo...claro, chocolate.


  Las otras cupcakes eran de arándanos, y decidí darles un toque de color verde, con azúcar del mismo color para que diera algo de brillo y unas margaritas de oblea.



  ¿Qué?  ¿Os ha gustado?  a ver que me contáis, y a ver qué me cuenta mi marido cuando vuelva de Sevilla esta tarde. Besotes.

20 comentarios:

  1. IDEALLLLL!!! Yolanda, ole y ole!!
    Qué suerte encontrar esa manteca vegetal. La apariencia es igual a la Crisco. Yo tengo que encontrar algo así por aquí, porque con la mantequilla sabe muy bueno, pero en verano no aguanta el frosting. En cambio con la Crisco sí. Supongo que también con la dinosauria esa que has encontrado también.

    He de probar tu receta del SMB. Yo la hago distinta, más similar al Italian M.B.

    Y tengo ganas de ver tus tartas :)
    Besazos

    ResponderEliminar
  2. Que bien te ha quedado, me apunto la receta del super frosting :)

    ResponderEliminar
  3. ¡Yolanda! ¡Me ha encantado el vídeo ! :) Y el post está genial.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  4. muy bonita la decoracion, muchas gracias por compatir con todas tus trucos de decoración y el video

    ResponderEliminar
  5. Tu tambien eres de la zona de Mijas?
    Al final nos conoceremos todas ajajjja
    Este frostin pienso probarlo... yo soy intolerante a la lactosa, uso margarina de soja (vale un "güevo") esa vale?
    Saluditos
    Ahhh donde encontraré algo similar a tus flores, el fondan y esas cosas no lo he hecho nunca

    ResponderEliminar
  6. Hola Yolanda,que no conocía yo todavía tu blog,ains!! me ha encantado el post,me apunto lo de la mantequilla y la próxima vez que vaya al iceland miro si la hay tb aquí.
    besotess!! ;))

    http://laranadeazucar.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  7. Hola a todas mis niñas y muchas gracias por vuestros comentarios, significan mucho para mí.
    Dinaaaa, me alegro de que te haya gustado, la verdad es que esta manteca viene genial para esto, como tú dices aguanta mucho mejor el calor.
    Raquel, eso, anímate a hacerla que queda genial.
    Sandra, gracias por tus piropos.
    Lina, si yo he aprendido algo es porque lo he aprendido de otras personas, así que compartirlo es más un deber que otra cosa.
    Choni, soy de Málaga, pero nos gusta dar paseitos con la family por toda la costa, es que me gusta toda. No me acuerdo del precio guapa, es algo carilla, el paquete al menos es de medio kilo. Y estas cosas las encuentro de aquí y de allá, pero éstas en concreto son del Iceland del Miramar, a veces de la Casita de las Flores de Málaga y otras de cositas que me traigo de mis viajes, tenías que ver la cara de la gente del aeropuerto el verano pasado en Berlín, yo creo que pensaron que yo no andaba buena del coco cuando me abrieron la maleta...jajaja

    ResponderEliminar
  8. Isabella, qué bien que estés por aquí, a tu casa vienes. Besos.

    ResponderEliminar
  9. Bueno Choni que no te he dicho que las capsulitas y el azúcar coloreada sí que es de La Casita Dulce de las Flores, si te acercas algún día me llamas, que yo vivo muy muy cerquita y tomamos un coffe.

    ResponderEliminar
  10. Esto lo podía haber escrito yo! Sólo hago tartas de higos a brevas y para quitarme el mono, hago cupcakes, y claro, los tengo que probar!

    ResponderEliminar
  11. jijiji que bien se te oye !!!!
    me dais una envidia las que ya tenéis la thermomix....menudas cupcakes más buenas !!!!
    bss

    ResponderEliminar
  12. Pero que bonitos te han quedado los cupcakes!

    Y qué ganas tengo de preparar el swiss meringue buttercream, nunca lo he probado, pero siempre habláis tan bien de él!

    Te han quedado espectaculares, seguro que tu marido triunfó con ellos!

    Un besote

    ResponderEliminar
  13. De nuevo gracias a todas.
    María, es que el mono es mu maloooo...jajaja
    Ane, la verdad es que es una fuerte inversión, yo me lo pensé mucho, no te creas y es que no siempre se puede.
    Carrot Cake, anímate a prepararlo, que no te vas a arrepentir y la palabra que ha usado mi marido ha sido "furor", así que estoy más contentaaaaa...

    ResponderEliminar
  14. Hola conocia este frosting y es genial ,me gusta tu blog y lo vere a menudo y ahora tendre que visitar el iceland que lo tenia en pendientes aunque ire al de puerto banus que me queda mas cerca y tambien visito mucho morrisons en gibraltar que esta muy bien y por supuesto cada vez que voy a malaga la casita de las flores ,si es que es algo adictivo jeje ,encantada y besos

    http://mary505.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  15. Hola mary, encantada de tenerte por aquí. Como dices es adictivo, una vez que empiezas ya no puedes pararrrrrrrr...jajaja

    ResponderEliminar
  16. Hola Yolanda, he intentado hacer el frosting, yo no tengo thermomix,lo hago en mi batidora,he seguido todos los pasos,pero no consigo que me quede consistente, cuanto más lo bato,más se me licua. Si lo meto en la nevera se me endurecerá. Es que de sabor está genial.
    gracias por tus recetas,me encanta.
    Besitos. Desi

    ResponderEliminar
  17. Desi, también lo has metido entre nedio en la nevera? tal y como os lo describo?, es normal que cuanto más lo batas más se licue, piensa en el calor por fricción de la batidora, seguro que cuando lo metas en el frigo adquiere mejor textura.
    Si tienes más dudas pregunta lo que quieras. un beso.

    ResponderEliminar
  18. Hola, he conocido tu blog gracias a Boqueroncita que es compañera tuya y me ha encantado, yo hago este frosting exactamente como tú con nuestra maravillosa Thermomix pero la próxima vez que vaya a Iceland compraré esa mantequilla para probarlo con ella. Has probado a hacerlo con mantequilla normal? Y en caso de que hayas probado, con cual te gusta más?

    ResponderEliminar
  19. Estupendo este super-frosting y muy bien explicado

    ResponderEliminar
  20. Gracias por la receta con Thermomix, justo mañana publico una tarta en la que he usado este maravilloso buttercream pero con sabor a limón. Lo único que yo al final lo tuve que batir a velocidad 3 porque al 1, no había manera de que aquello montara.
    Ah y tienes un blog con unas recetas dulces increíbles... con tu permiso, me quedo por aquí.
    Un beso.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...